Otros

article title

Capital One Cup, al City le basta con dos minutos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ilie OLEART El Sunderland vendió cara su piel y logró incluso adelantarse en el marcador por mediación de Fabio Borini. Sin embargo, dos minutos de locura permitieron a los Citizens darle la vuelta al marcador en la segunda parte. Manuel Pellegrini logra su primer título con el Manchester City.

El Manchester City conquistó el primer trofeo de la era Manuel Pellegrini en una final que será recordada durante lustros gracias a los cuatro magníficos goles que nos deparó, como reconocieron los aficionados de ambos equipos, que se unieron en una sonora ovación en cuanto finalizó el encuentro.

Durante 45 minutos, el Sunderland parecía destinado a revivir la sorpresa de 1973 frente al Leeds. Gus Poyet atrincheró a los suyos en torno a Vito Mannone y dispuso a Fabio Borini en punta con la intención de aprovechar su velocidad al contraataque. Y su plan funcionó a la perfección.

En el minuto 10, Borini persiguió un balón largo a la espalda de los centrales del City, interceptó el intento de despeje de Vincent Kompany y se plantó solo aunque muy escorado ante Costel Pantilimon. El italiano envió el balón cruzado al palo lejano con el exterior de su pierna derecha. Una brillante definición para adelantar a los Black Cats.

El gol legitimó el planteamiento de Poyet, que pudo irse al descanso con 0-2. De nuevo Borini se plantó solo ante Pantilimon pero en esta ocasión Kompany rectificó rápidamente y bloqueó su disparo llegando desde atrás.

El City se transformó en el descanso. Aumentó la velocidad de circulación del balón y sus mejores jugadores hicieron acto de presencia, comenzando por Yaya Touré, que marcó el mejor de los cuatro goles y acabando por Samir Nasri, votado jugador del partido.

Tras la reanudación, el City solo tardó once minutos en darle la vuelta al encuentro. Y lo hizo a lo grande. Yaya Touré intercambió pases con Zabaleta fuera del área hasta que decidió golpear a portería de primeras. Su disparo con efecto se coló por la escuadra derecha de Mannone, que nada pudo hacer.

El Sunderland quedó grogui. Mientras todavía estaba acumulando fuerzas para levantarse de la lona, llegó el 2-1. Pantilimon envió un balón largo hacia a Agüero. El argentino cedió el balón a Aleksandar Kolarov, cuyo centro raso fue golpeado por Nasri entrando desde segunda línea. El balón entró ajustado al palo, llevando el delirio a la zona azul cielo de Wembley.

Ambos entrenadores movieron sus piezas en función del resultado. Pellegrini blindó a su zaga con Javi García y retiró al desgastado Agüero, que volvía tras su lesión. Poyet, por su parte, introdujo a Steven Fletcher y Emanuele Giaccherini para buscar el empate. El primero tuvo la mejor ocasión para igualar la contienda pero la desperdició por no chutar a la primera.

Y ese ahínco acabó costándole al Sunderland el 3-1 cuando languidecía el choque.  Fernandinho cortó un balón y lanzó un contraataque del City. Touré aprovechó la situación cuatro contra dos para ceder a Jesús Navas, que sentenció la mejor final de los últimos tiempos.


Negredo y Navas ganan su primer trofeo en Inglaterra, igual que Pellegrini | Getty

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados