Champions League

article title

Capdevila, las pasiones y el nunca rendirse

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Todos nos movemos por pasiones. Intentamos dedicarnos el máximo tiempo posible a lo que nos gusta, suponga los sacrificios que suponga, y si además podemos hacerlo como profesionales mejor que mejor. El hombre del que hablaremos a continuación, Joan Capdevila, ama el fútbol, lo ha ganado todo con la selección y pese a superar una grave lesión sigue adelante día a día con una sonrisa disfrutando de lo que hace.

Él solo dejará esto el día que el cuerpo no aguante más. Una grave lesión de rodilla con el Lierse belga pudo suponerle el final de su carrera. Para más inri, sucedió en su último partido oficial en Bélgica y era la primera vez que sufría una lesión de gravedad. Pero el esfuerzo siempre tiene su recompensa, o eso suele decirse, y poco más de un año después, recomendado por Fernando Roig, le llegó la oportunidad en el FC Santa Coloma, equipo en el que milita actualmente para disputar solo la fase previa de la Liga de Campeones.

 


Capdevila y sus compañeros, no obstante, no lo tendrán fácil. Compiten contra el Alashkert armenio por un puesto en la segunda ronda de la Liga de Campeones. El 0-0 de la ida en Andorra dificulta la misión pero pone en alza el mérito de los jugadores: no hay que olvidar que son amateurs y juegan contra profesionales. En los últimos 9 años, el FC Santa Coloma ha disputado seis primeras ronda de Liga de Campeones (a falta de saber el desenlace de esta, solo se ha clasificado en una ocasión para la segunda) y 3 de Europa League (también solo ha pasado una vez).

Pese a haber firmado para competir única y exclusivamente en las rondas clasificatorias para la Liga de Campeones, Capdevila no descarta disputar también la liga andorrana. Al fin y al cabo, su objetivo es recuperar sensaciones: si lo consigue y se siente con fuerzas, ¿por qué no seguir? El fútbol es su pasión.

 

 

Tal es su amor por el deporte que lo ha aprovechado para descubrir mundo. Tras pasar por el Espanyol, Atlético, Deportivo, Villarreal y Benfica, en 2014 el lateral catalán emigró a la India para jugar en el North East United FC, antes de regresar a Europa y, en concreto, al Lierse Belga. La experiencia en India, más allá de lo futbolístico, a buen seguro, le aportó otra visión humana del mundo: le aportó en lo personal.

Pase lo que pase en su futuro, una cosa está clara: Capdevila todavía está ilusionado y, por tanto, seguirá jugando hasta que esta motivación se evapore. Si lo hará en la liga andorrana, con los veteranos del Tàrrega o con sus amigos, eso ya lo decidirá el futuro.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados