Se habla de:

FC Barcelona

article title

Cantera, renovaciones y cedidos: los remedios del nuevo Barça

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El TAS ha hablado. El FC Barcelona no podrá fichar hasta el próximo año 2016. Una decisión esperada por la entidad catalana, pero que en realidad ha sentado como un jarro de agua fría. A estas horas, el club culé estudia llevar el caso hasta la justicia suiza, pero mientras se resuelve el suceso al completo, el Barça ya busca remedios para continuar siendo un equipo competitivo capaz de rendir al más alto nivel, aunque con el hándicap de no poder traer ni un sólo refuerzo más a su actual plantilla.

Para ello, el FC Barcelona activa a partir del día de hoy el llamado ‘Plan B’ en materia de fichajes. Confiar en la cantera, hacer regresar a los cedidos y renovar a aquellos jugadores que cumplen contrato próximamente, son las tres alternativas que tiene el conjunto azulgrana ante la prohibición de no poder rastrear el mercado de fichajes y reforzar su plantilla con los jugadores más codiciados del panorama deportivo.

La primera estrategia a seguir será recuperar, de cara a los próximas temporadas, a los jugadores que el Barça tiene cedidos y repartidos por todo el continente europeo. Alex Song, Afellay, Cristian Tello, Denis Suárez y Deulofeu son los jugadores que aún pertenecen al club azulgrana y que podrían regresar en el caso de que fuera necesario. Y seguramente lo sea, dado el duro castigo al que se tiene que someter el club en los próximos años.

La segunda estrategia es sencilla: confiar en la cantera. Potencial no le falta. Y ganas tampoco. Ya se han vislumbrado muestras de la competitividad que pueden llegar a tener los jóvenes futbolistas que continúan su formación en las categorías inferiores del Barça. Munir, Adama Traoré, Sandro, Halilovic o Edgar Ié -entre otros- gozan de la plena confianza de Luis Enrique. El técnico asturiano ya ha demostrado no tener problemas en configurar su once titular con jugadores canteranos y, en esta ocasión, no será distinto. El club culé es experto en críar a buenos futbolistas, con el talento suficiente para aportar el nivel que requiere un equipo como el azulgrana.

Por último, el FC Barcelona tendrá que impedir la salida de alguno de sus jugadores. Para ello, tendrá que acelerar las renovaciones de aquellos contratos que expiren próximamente. Es el caso de Dani Alves y Afellay, los dos jugadores que terminan contrato el próximo año y a los que el club tendrá que retener con el objetivo de no seguir perdiendo efectivos en su plantilla.

Además de todo esto, el Barça tendrá la difícil misión de solventar el problema que se le presente en el lateral derecho. Éste es el principal quebradero de cabeza que existe en el conjunto azulgrana, después de quedar demostrado que aún no  existe una zaga fija. Luis Enrique no tiene recambios con garantías para ocupar satisfactoriamente esta posición, sobre todo pensando en la lesión de Vermaelen, la posible salida de Dani Alves y el ostracismo que atraviesa Martín Montoya en estos momentos. Adriano y Douglas son las únicas alternativas con las que cuenta el FC Barcelona para ocupar esta conflictiva posición o, en su defecto, someter al equipo a extraños experimentos (como ya hizo el técnico asturiano alineando a Pedro como lateral derecho).

A fin de cuentas, el Barça confía en sus tres opciones: cantera, renovaciones y cedidos. El futuro del nuevo Barça pasa por ellos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados