Se habla de:

Fútbol femenino

article title

Campeonas de invierno en el Calderón

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Histórica mañana de fútbol la que se vivió en el Vicente Calderón el pasado domingo. Emociones a flor de piel que salieron a relucir nada más terminar el encuentro en zona mixta. Caras de alegría y a la vez de decepción por un partido en el que hubo un único denominador común en los 90 minutos: el Atleti de Ángel Villacampa. El Barcelona estuvo irreconocible, no apareció en todo el encuentro salvo en un remate de cabeza que salió por encima del larguero y un tiro entre los tres palos que paró Lola Gallardo, además del gol de Andressa Alves en el 61. El resto lo hizo todo el conjunto local, con el aliento del público y con dos exblaugranas goleadoras, Marta Corredera (27’) y Sonia Bermúdez (38’).

Cerca de 14.000 espectadores pudieron disfrutar el ‘clasicazo’ de la Jornada 14 de la Liga Iberdrola. Aun habiendo empezado el encuentro había colas kilométricas para entrar al estadio. Unos con entrada, otros gratis por ser socios y algunos que fueron a sacar el ticket en ese momento. Acumulación de gente en un partido en el que el Club Atlético de Madrid esperaba que acudieran cerca de 10.000 personas, por lo que se vieron desbordados. Solo abrieron tres de las 55 puertas del recinto (estuvieron accesibles la 26, 27 y 28, un lateral, al lado del fondo sur). Al verse sobrepasados, los miembros de la organización tuvieron que habilitar la 13 y la 14, en este caso por el fondo opuesto prácticamente. Hasta pasados los 30 primeros minutos, los aficionados siguieron entrando para presenciar, al menos, la segunda mitad.

Histórico día para el Atlético Féminas y para el fútbol femenino en general. Por primera vez las rojiblancas jugaban en el estadio Vicente Calderón, algo que habían esperado mucho tiempo con ilusión, esfuerzo, sacrificio y empeño para que se viera reconocido de alguna manera. Y qué mejor forma que disputar uno de los últimos partidos del año en este estadio. Hay que destacar también que este encuentro fue un momento reivindicativo para la afición por el cambio de nombre del estadio ‘Wanda Metropolitano’ y del escudo. De ahí que sonase un cántico muy repetido, refiriéndose a este último símbolo, durante algunos tramos del partido: “¡El escudo no se toca!”.

Pero volviendo al encuentro, para las chicas esto fue lo mejor que le podía pasar a una futbolista, pisar el césped del Calderón vestidas de corto y contra su máximo rival en la competición, el Barcelona. Por ello, tras el pitido final todos los aficionados estallaron de alegría. Las rojiblancas agradecieron a los casi 14.000 espectadores con un rodeo al campo y aplaudiéndoles a la vez.

Emotiva zona mixta

Caras de desilusión: “Estos partidos no son los que te hacen ganar o perder la liga. Queda una vuelta entera y a veces los partidos que aparentemente parecen ser menos importantes son donde te dejas puntos que son valiosos. Importante el gol de cara al golaveraje”, tranquilizó Vicky Losada a la afición azulgrana. O facciones que esbozaron una sonrisa, como la pichichi de la Liga Iberdrola, Sonia Bermúdez:La victoria es merecida. A la afición darle las gracias por haber venido hasta aquí, por apoyarnos y por habernos llevado en volandas todo el partido”. La delantera, con 16 goles esta temporada, fue contundente con sus palabras: “Somos aspirantes al título. Desde que se formó este equipo teníamos en mente meternos en Champions y ahora, por qué no, llevarnos este título”.

Incluso, perfiles empañados por las lágrimas al hablar de seres queridos, como por ejemplo Amanda Sampedro cuando le preguntaron que de quién se acordaba tras el partido: “Cumplir uno de los sueños siempre es importante y hay veces que por desgracia hay gente que no está aquí contigo y que seguramente le hubiese gustado verlo, pero seguro que desde ahí arriba lo ha podido ver muy orgulloso”. Pero siempre, las atléticas que pasaron por los micrófonos de la prensa, con una palabra en la boca para los seguidores, ‘gracias’: “Ha sido una pasada. Por mucho que nosotras quisiéramos imaginar este escenario, no lo imaginábamos así. Hay que dar las gracias. Para nosotras era un sueño apenas hace unas semanas y se ha convertido en realidad”, dijo una Marta Corredera muy ilusionada tras el partido.

Acorde con las declaraciones de sus jugadoras, el técnico rojiblanco, Ángel Villacampa, afirmó en rueda de prensa estar “progresando en la línea adecuada”. Estas navidades se comerán el turrón a gusto encabezando la Liga Iberdrola: “Nos vamos a Navidad con los deberes hechos y como líderes, pero nos queda toda una segunda vuelta“. También tuvo unas palabras la presidenta del Atlético de Madrid Féminas, Lola Romero, en este caso sobre la organización de la entrada al campo y las críticas recibidas por ello: “Nos ha desbordado porque evidentemente nunca sabes hasta dónde puedes llenar”.

En definitiva, una zona mixta muy emotiva para unas y no tanto para otras. A pesar del disgusto culé, el conjunto rival salió satisfecho del Calderón por el mero hecho de haber disputado un encuentro en un estadio como ese y así hizo referencia la número 16 del Barcelona, Losada: “La verdad que contenta de ver cómo el fútbol femenino va creciendo en España”. Y razón no le falta, porque este encuentro superó en afición a dos partidos, que se estaban disputando a la misma hora, de la Liga 1,2,3, el Eibar-Alavés con a penas 8.000 espectadores y el Almería-Mallorca, donde fueron 7.000. Como bien dijo Marta Corredera: “Una pasada”. El 11 de diciembre quedará en la retina de todos los atléticos y pasará a la historia del club: Campeonas de invierno en el Vicente Calderón.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados