Fórmula 1

article title

Cambios en la normativa para las salidas en mojado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Una de las situaciones que más críticas ha recibido en las últimas temporadas ha sido las salidas en condiciones de lluvia. Más de una carrera ha comenzado detrás del coche de seguridad, sin tener una salida como en seco, con todos los coches en parrilla arrancando a la vez. Tras una serie de debates, se llegó a la decisión de que a partir de esta temporada, los pilotos darán algunas vueltas detrás del coche de seguridad. Posteriormente, si las condiciones son favorables, se volverán a colocar en parrilla para realizar una salida como se realiza en condiciones de seco.

El Consejo Mundial del Motor se ha reunido previamente a la primera cita del calendario para determinar toda la normativa para las salidas en mojado. En este consejo se llegó a una decisión unánime por parte de los equipos. En este acuerdo se priorizó el espectáculo en caso de que se tuviera una situación de mojado al comienzo de la carrera.

La normativa que se definió fue la siguiente:

-En caso de situación de lluvia en la que se tenga que comenzar detrás del safety car, todos los monoplazas tienen que empezar la carrera con neumáticos de lluvia extrema.

-La primera vuelta que se realice detrás del coche de seguridad no se tendrá en cuenta para el cómputo total de carrera, contándose como una vuelta de instalación.

-Mientras esté el safety car, no se podrá entrar en boxes para cambiar neumáticos. Además, no se podrá ir al pit lane en la misma vuelta en la que entra el coche de seguridad. En el caso de querer cambiar neumáticos, los pilotos tendrán que dar una vuelta más. El incumplimiento de esta norma conlleva la sanción de comenzar la carrera, una vez se vaya el coche de seguridad, desde el pit lane.

-Los pilotos que salgan desde la calle de boxes tendrán dos opciones: permanecer en ella o salir para rodar detrás del safety car. Al volver al pit lane para realizar la salida de forma normal no podrán cambiar los neumáticos. De cambiarlos, tendrán que realizar un Stop&Go de 10 segundos de duración.

-Si las condiciones de la pista no mejoran, el director de carrera puede suspender la celebración del Gran Premio, teniendo que colocarse todos los monoplazas a la calle de boxes. De darse esta situación, los coches no se volverían a colocar en la parrilla de la recta de meta.

Con esta nueva normativa, sumada a la decisión de realizar la salida de forma normal en parrilla tras unas vueltas detrás del coche de seguridad, se espera devolverle la emoción a las carreras de lluvia. Una carrera en mojado siempre ha sido un aliciente para el espectáculo, pero en las últimas ocasiones que hemos tenido estas condiciones, no han sido tan interesantes como se puede esperar debido a las decisiones que se tomaron. Parece que para este año la cosa cambia, esperemos que estén en la dirección correcta y volvamos a disfrutar de carreras espectaculares bajo la lluvia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados