Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. XXXIV)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 34ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen una jornada en la que la Juventus conquistó el Scudetto, la Roma recuperó el segundo puesto y Fiorentina y Napoli volvieron a vencer. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

CIELO

Juventus. El triunfo contra la Sampdoria certificó lo que era un hecho desde el mes de febrero. Con una amplia ventaja sobre sus perseguidores, la Juventus se proclamó campeona de Serie A por cuarta vez consecutiva. Sin competidores a su altura un año más, ya pueden pensar en otros retos. Scudetto.

Antonio Di Natale. Saltó al campo en el minuto 58 y dos minutos después ya había anotado el gol del triunfo del Udinese en Verona. Totò, de tacón, realizó así su 13º gol esta temporada el número 206 en su carrera en Serie A. Una cifra con la que supera a uno de los mejores futbolistas italianos de siempre: Roberto Baggio. Leyenda.

 

PURGATORIO

Josip Ilicic. Sus casi dos temporadas en Florencia todavía no han justificado la apuesta que hizo la Fiorentina por él tras destacar en Palermo. Sin embargo, al más puro estilo de su irregularidad, su brillantez apareció en Cesena, con un doblete y un gran partido para devolver a su equipo al quinto puesto tras cuatro derrotas seguidas. Guadiana.

Seydou Doumbia. Prácticamente desaparecido desde su llegada por más de 14 millones en enero, la afición la ha tomado con él lo poco que ha jugado… hasta ahora. En los dos últimos partidos, sus dos primeros goles con la Roma y dos victorias que aúpan al equipo giallorosso de nuevo a la segunda posición. Destape.

 

INFIERNO

Mattia De Sciglio. El joven lateral del Milan lleva, como su equipo, una temporada para olvidar. El De Sciglio actual, lesiones mediante, poco se parece a aquel que se ganó un puesto en el Mundial 2010. Contra el Napoli fue expulsado ingenuamente a los 42 segundos, récord histórico en Serie A, y su equipo cayó goleado. Calamidad.

Sassuolo-Palermo. Un infierno justificado, en este caso: ambos equipos ya han cumplido con sus objetivos en Serie A desde hace tiempo. Eso sí, el encuentro que les enfrentó el sábado fue para olvidar. Ni ritmo, ni intensidad, ni ocasiones, ni actitud. A ambos simplemente les queda esperar a que acabe el curso. Desidia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados