Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. XXXI)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 31ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen una jornada en la que la Juventus ya roza el Scudetto y la lucha por Europa se vuelve a igualar mientras el descenso parece definido, amén de la lástima vista en San Siro. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

CIELO

Juventus. El tropiezo en Parma se quedó en eso. Por si alguien tenía alguna duda, los bianconeri no levantan el pie del acelerador y el Scudetto ya está en las manos de la Signora. La inapelable victoria ante la Lazio, segunda clasificada, pone la ventaja en 15 puntos, a solo ocho de la certeza matemática del cuarto título seguido. Dominio.

Iago Falque. Aunque esta vez no pudo evitar la derrota del Genoa, la temporada de Falque con el Grifone está siendo para enmarcar. Recortó distancias ante el Palermo y sumó su noveno gol esta temporada, que le destaca como máximo goleador de su equipo. En el Calcio donde ya fracasó, parece haber encontrado su sitio. Resurrección.

 

PURGATORIO

Ivailo Čočev. La cómoda temporada del Palermo y la paciencia, tantas veces ausente en el Barbera, está dando sus frutos. Además de los ya conocidos -Dybala, Vázquez- los fichajes también destacan: es el caso de Quaison y sobre todo del volante búlgaro Čočev. En el último encuentro, gol y asistencia. Descubrimiento.

Fiorentina. La irregularidad ha sido la tónica esta temporada y el final de curso no va a cambiarlo. Tras el reciente buen momento de la mano del efecto Salah, las dolorosas derrotas ante el Napoli -goleada- y el Verona -en el último minuto- la devuelven al sexto puesto, aunque sigue habiendo igualdad por Europa. Frenazo.

 

INFIERNO

Derby della Madonnina. Se podía pensar que no se podía ver algo mucho peor tras el Milan-Inter de la primera vuelta. Craso error. El derby de Milán fue un duelo entre dos equipos que no levantan cabeza y que volvieron a presumir ante el mundo de absoluta pobreza futbolística, técnica y táctica. Horror.

Ultras. Más días aciagos en el Calcio en este sentido. El viernes, un grupo de radicales del Cagliari entró al hotel de concentración, amenazó y agredió a varios futbolistas. Esa misma noche, ultras del Varese destrozaron su propio campo -césped, gradas, banquillos, porterías- provocando el aplazamiento de un partido. Lacra.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados