Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. XXIV)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 24ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen una jornada en la que el Napoli y la Juventus siguen en cabeza de cara al duelo directo de la próxima jornada, la Roma ha encontrado una buena racha con Spalletti y los nuevos fichajes y Fiorentina e Inter volvieron a pinchar. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

CIELO

Luca Marrone. El Verona, tras su primera victoria en el campeonato, completó un meritorio empate contra el Inter. El equipo scaligiero llegó a situarse 3-1 a balón parado, con tres asistencias de Marrone, recién fichado del Carpi,. La permanencia sigue pareciendo una utopía, pero suman cinco partidos sin perder. Respiro.

Napoli-Juventus. Los líderes partenopeos sumaron su 8º triunfo consecutiva. Los perseguidores bianconeri, su 14ª victoria seguida. El siguiente equipo, la Fiorentina, ya está a 10 puntos del primer puesto. Y el próximo sábado, Napoli y Juventus se enfrentan por el liderato. Cumbre.

 

PURGATORIO

Fiorentina. El equipo viola no consigue encontrar continuidad en este 2016, en el que aun no han sumado dos victorias seguidas. La baja de Badelj y el mal momento de Kalinic, claves para entender este bajón. Aun así, la Fiorentina no pierde la cara al campeonato, ya que mantiene la tercera posición. Bache.

Juan Cuadrado. Sus inicios como bianconero no fueron los mejores y su posición en el equipo no es indiscutible. Pero Cuadrado cada vez tiene más confianza y en los minutos que tiene ya responde con buenas actuaciones y goles… siempre decisivos. Torino, Fiorentina, Genoa y ahora Frosinone: solo tantos importantes. Determinante.

 

INFIERNO

Sampdoria. La llegada de Montella no solo no ha supuesto un revulsivo para la Samp -pese al espejismo del derby- sino que el equipo va a peor. Desde su llegada, solo dos triunfos y hasta ocho derrotas, que colocan al equipo solo un puesto -y cinco puntos- por encima del descenso. Fuego.

Felipe Melo. El brasileño es un habitual de esta sección por deméritos propios. Solo jugó 45 minutos pero fueron un auténtico despropósito de errores y patadas y en los que pudo ser expulsado un par de veces. El equipo mejoró cuando Mancini le cambió en el descanso y Melo… volverá a estar sancionado la próxima jornada. Desastre.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados