Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. XXI)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 21ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen una jornada en la que el Napoli y la Juventus continúan imparables en cabeza, el Inter y la Roma volvieron a pinchar y la Fiorentina se reencontró con el triunfo. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

 

CIELO

Juventus. 11 victorias consecutivas han dado completamente la vuelta a una situación que hace unas semanas era desastrosa. Tras el duelo directo, el equipo bianconero ya saca 10 puntos a la Roma, gracias a sus cracks Dybala -ya 12 goles- y Pogba, en plena forma, y su excepcional nivel defensivo. Imparable.

Kevin Lasagna. Día de gloria para un delantero que, más allá de su divertido nombre, aporta muchas cosas buenas al Carpi cuando salta al campo. Jugó 20 minutos en San Siro y anotó el gol del precioso empate contra el Inter en el descuento. Y mientras, el Carpi continúa invicto en el 2016. Aparición.

 

PURGATORIO

Antonio Candreva. Es uno de los mejores jugadores de Italia en la actualidad pero su temporada estaba siendo nefasta. Ahora, aunque la Lazio no consigue remontar el vuelo, al menos Candreva está recuperando su mejor versión. La Lazio goleó al Chievo con algo de fortuna -expulsión y piscinazo- y Candreva vuelve a ser su líder. Potencia.

Suso Fernández. Como tantos otros jugadores, la tormenta continua que se vive en el Milan no le ayudó a encontrar oportunidades ni aprovecharlas. Cedido al Genoa, en tres partidos como titular ya ha anotado dos goles -el último en Verona con algo de suerte- y es uno de los futbolistas más activos del Grifone. Relanzado.

 

INFIERNO

Luciano Spalletti. De momento su retorno al banquillo de la Roma aun no ha cumplido las expectativas: un empate contra el colista Verona y la derrota contra la Juve. Lo peor en el Stadium no fue el resultado, sino la sensación de no poder rascar nada ante los bianconeri por su nula iniciativa. Pesimismo.

Edgar Barreto. Uno de esos días para olvidar. Aunque el Napoli fue netamente superior en Marassi, gran parte de la derrota de la Sampdoria se fraguó en la horrenda actuación de Barreto. El medio falló estrepitosamente en el primer gol y cometió un estúpido penalti sobre Albiol en el segundo, facilitando la victoria partenopea. Apagón.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados