Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. XVIII)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 18ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen la primera jornada del año 2016, en la que solo la Roma pinchó entre los equipos punteros, el Milan cayó en casa y Genoa y Sampdoria dejaron un derby emocionante. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

CIELO

Derby della Lanterna. Ya es junto al Napoli-Inter el mejor partido de esta temporada. Hubo de todo en uno de los derbis más bonitos de Italia: goles, ocasiones, errores, bengalas, emoción hasta el final, tensión… Y tres nombres destacados: Roberto Soriano, Leo Pavoletti -con sus dobletes- y Antonio Cassano. Calcio.

Sadiq Umar. Llegó a Italia procedente de Nigeria en 2013, con 16 años. Empezó en Serie D con la Lavagnese, le captó el Spezia y luego la Roma para su cantera. Ya anotó un gol contra el Genoa y en su primer partido de titular en Serie A tardó siete minutos en anotar contra el Chievo. Iluminado.

 

PURGATORIO

Arlind Ajeti. Fichado desde noviembre, el joven defensa internacional albanés, nacido y crecido futbolísticamente en Basilea, tuvo un debut de absoluto protagonista con el Frosinone. Primero, desgraciado al desviar un balón a su propia portería; luego, agraciado por anotar uno de los goles del empate en Reggio Emilia. Bienvenido.

Udinese. Ni frío ni calor. Ni sufrir ni luchar por cotas más altas. El equipo friulano se mantiene en la zona tranquila de la tabla sin grandes alardes ni actuaciones sobresalientes, sin sumar más de dos triunfos seguidos pero sin hundirse. En el último partido, dos goles de Thereau y Perica bastaron para ganar a Atalanta. Calma.

 

INFIERNO

Palermo. Vuelve a la isla un caos que nunca se irá mientras Zamparini siga al mando del club. Tras la derrota en casa frente a la Fiorentina, se filtró el despido de Ballardini (un triunfo en seis partidos) y el retorno de Iachini. Al final no se concretaron las negociaciones y Ballardini seguirá una semana más. Vulcanismo.

Andrea Bertolacci. El Milan comenzó el 2016 siguiendo el rumbo de su irregularidad: con una derrota en casa frente al Bologna. Y Bertolacci, hundido en el mediocampo, es uno de los símbolos de la falta de cohesión del equipo: costó 20 millones y lleva medio año lejos de su mejor nivel, prácticamente un lastre para el equipo. Depresión.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados