Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. XIV)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 13ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen un fin de semana en el que Fiorentina y Juventus empataron sin goles, la Roma no aprovechó la oportunidad de acercarse al liderato, los equipos de Génova siguen ganando y los de Milán… perdiendo. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

 

CIELO

Maurizio Sarri. El experimentado técnico del Empoli continúa haciendo maravillas con su equipo. Un club lógicamente limitado para la élite pero del que está explotando al máximo sus virtudes. Su potencia al contragolpe y su precisión a balón parado están dando muchos puntos. Pese a la desatención en la segunda parte, el partido planteado ante el Napoli fue admirable. Estratega.

Paulo Dybala. El jugador argentino ha explotado definitivamente en Palermo. Su comienzo de temporada es absolutamente excepcional, ha anotado en los últimos cinco partidos y su equipo solo ha perdido uno de los últimos ocho, contra la Juventus. Su influencia en el juego rosanero es absoluta, sus movimientos, determinantes y sus actuaciones, claves. Desprende magia. Joya.

 

 

PURGATORIO

Chievo Verona. El equipo clivense aprovechó la debilidad del Cagliari en casa para conseguir su tercera victoria de la temporada. Con la ley del mínimo esfuerzo, el Chievo ya suma un mes sin perder, con Rolando Maran en el banquillo, que les permite salir del descenso. Como cada año, sufrirán hasta el final bordeando el abismo. Equilibrismo.

Simone Zaza. El debut con la selección no le sentó bien a Zaza, que entre una lesión y momentos de baja forma, no estaba cuajando sus mejores partidos pese a la buena marcha del Sassuolo. Sin embargo, aparece en los momentos clave. Ya anotó contra la Juventus y el sábado realizó un doblete en 20 minutos contra la Roma que le vuelve a sacar a la palestra. Oportunismo.

 

INFIERNO

Rodrigo Palacio. La pasada temporada siguió siendo uno de los jugadores más decisivos de su equipo, pero desde hace ya unos meses la gasolina no le da para más. Su situación como único atacante externo del equipo le ha dado minutos con la llegada de Mancini, pero su rendimiento ha sido decepcionante. El pase atrás que provocó la derrota contra Udinese es la gota que colma el vaso. Paupérrimo.

Napoli. El conjunto partenopeo continúa teniendo una asignatura pendiente contra equipos menores. Este año ya ha perdido puntos contra Chievo, Udinese, Palermo, Atalanta, Cagliari y Empoli. Una tendencia que lejos de arreglarse, se acrecenta jornada a jornada. Este domingo consiguió un punto de milagro, con goles de dos suplentes y jugando mal. El descontento aumenta. Preocupante.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados