Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Calcio Dantesco (cap. III)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La 3ª jornada de Serie A dejó como siempre protagonistas, individuales y colectivos. Nombres propios que describen una jornada en la que la Juventus sigue arrasando, la Roma venció en remontada de la mano de Totti, Icardi es el sostén del Inter y Marassi quedó inundado por la lluvia. Cielo, purgatorio o infierno, allí llega el alma de los protagonistas de esta semana en la Divina Comedia del Calcio. Una jornada vista por Dante.

CIELO

Juventus. El campeón de Italia está simplemente imparable. Sobre el papel es, con diferencia, el equipo más fuerte del Calcio y en estas tres jornadas lo está demostrando. Nueve puntos de nueve, pocos atisbos de sufrimiento e integración inmejorable de sus dos nuevas estrellas: Pjanic e Higuaín, que anotaron los tres goles. Apisonadora.

Francesco Totti. El capitano siempre está ahí para la Roma. Cerca de cumplir los 40 años, Totti entró en la segunda parte contra la Sampdoria y fue el hombre decisivo en la remontada giallorossa: una asistencia y un gol de penalti en el descuento para dar rienda suelta al delirio entre sus aficionados. Eterno.

 

PURGATORIO

Mauro Icardi. Su estilo como delantero centro es inconfundible: tocar tres balones por partido, pero enchufa dos a la red, como hizo contra el Pescara. Por muchos refuerzos que realice el Inter de De Boer, en constante crecimiento con el paso de los minutos, el hombre determinante seguirá siendo un año más el argentino. Killer.

Keita Baldé. Su caso fue uno de los culebrones del verano en Italia, intentando durante un mes forzar su salida del club. Al final se quedó, Inzaghi le ha devuelto la confianza y su entrada contra el Chievo le dio un nuevo aire al ataque de la Lazio, además de asistir a De Vrij en el gol. Ya le han ofrecido la renovación. Oportunidad.

 

INFIERNO

Milan. Los fantasmas más oscuros del equipo rossonero vuelven a sobrevolar San Siro. La escasa luz aportada por Sosa y Suso no fue suficiente para dar garantías: cuando Bacca no tiene el día bueno, faltan soluciones. La rabia de Montella tras el partido, otro síntoma evidente de que algo sin funcionar dentro del Milan. Oscuridad.

Tormenta. El típico tormentón de verano mediterráneo se llevó por delante un partido. Mientras en muchos campos hacían el ya habitual parón para beber agua, en Génova la lluvia y el granizo inundaron Marassi, un clásico de cada año. El Genoa-Fiorentina se recuperará en invierno, aunque posiblemente se podría haber reanudado dos horas después. También el Roma-Sampdoria tuvo que ser parado una hora por la lluvia. Agua.

 

EL MVP: Gonzalo Higuaín 

mvp-calcio

 

EL XI DE LA JORNADA

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados