Se habla de:

Fútbol alemán

article title

BVB, ¿Qué está pasando?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No es el año del Borussia Dortmund. No es el año de Jürgen Klopp. La llegada del técnico nacido en Stuttgart a la ciudad que atraviesa el río Emscher avivó un aire fresco en la parcela deportiva que a día de hoy, perdura. Zorc en los despachos y Klopp en los banquillos, habían formado un tándem capaz de convertir a un club clínicamente muerto, en el más sano del mundo.

Pero esta temporada es diferente. El Borussia Dortmund no ha empezado con buen pie y tras 13 jornadas, es el último clasificado de la Bundesliga. Los registros negativos ya superan los de temporadas anteriores y los positivos, están a años luz de las mejores campañas aurinegras. Pero, ¿por qué?. ¿Qué está pasando para que el Borussia Dortmund esté donde está?.

Lesiones y mala suerte

Klopp ha contado con varios problemas desde el inicio de temporada. Empezar el año sin tus 2 centrales titulares, es un lastre que acarrea consecuencias. Hummels y Subotic, quizás la mejor pareja de centrales de los últimos 3 años en Bundesliga, han tenido constantes lesiones que han roto la dupla, siendo Sokratis el tercer central convertido en primero. Schmelzer tampoco está disponible y los cimientos del Borussia Dortmund tambalean sin el hormigón habitual.

En el centro del campo, más de lo mismo. Todos y cada uno de los centrocampistas han tenido problemas físicos. Mención especial a Nuri Sahin y Jakob Błaszczykowski, que aún no han disputado ningún minuto esta temporada. La única nota positiva, la recuperación de Ilkay Gündogan, que tras más de un año sin jugar, se encuentra con la difícil tarea de mover un centro del campo necesitado de fútbol.

Pero si hay alguien al que se le echa de menos, es a Marco Reus. El joven internacional alemán -jugador franquicia del Borussia Dortmund- se perdió el Mundial de Brasil suponiendo un golpe moral durísimo para el jugador. Una vez comenzada la temporada, constantes recaídas y una rotura de ligamentos del tobillo derecho que le apartará de los terrenos de juego hasta finales de enero. Un líder al que todos buscan en ataque, ausente en la mayoría de partidos de esta temporada.

Rendimiento inesperado

La marcha de Robert Lewandowski al Bayern München supuso un nuevo revés para la dirección deportiva del club aurinegro. La búsqueda de un sustituto se antojaba como primordial. Además de comprar a un delantero con proyección, había que atinar para que dicho delantero, se encargara de meter los veintitantos goles que marcaba el polaco cada temporada. Se apostó por Ciro Immobile y Adrián Ramos. Dos futbolistas de perfil diferente pero ambos, con gol. Pues bien, ninguno está funcionando como se esperaba y la ausencia de referencia arriba es un problema añadido, sobre todo en ataques posicionales.

Al igual que Immobile y Adrián Ramos, las llegadas de Ginter o Kagawa han pasado desapercibidas futbolísticamente hablando. El japonés le falta entrar en la dinámica de sus compañeros y no es aquel jugador regular cuya llegada desde segunda línea provocaba desestabilización en las defensas rivales. Ahora, los equipos esperan al Dortmund y sin espacios, el recién llegado desde Manchester es menos notable. En el caso de Ginter, el problema es diferente. Su participación en Brasil motivó la privación de pretemporada con su nuevo club. Nuevos compañeros, nuevos retos, demasiada responsabilidad y poca compenetración en sus primeros meses en Dortmund. Un defensa del que se espera mucho, pero que aún no ha mostrado el nivel que exhibió en Friburgo.

Aportación desde segunda línea

El Borussia Dortmund de años anteriores se ha caracterizado por la sorpresa de jugadores que desde segunda línea, provocaban cierto desconcierto en la defensa rival. Kagawa, Götze, Marco Reus, Kuba, Grosskreutz y en la última temporada también Aubameyang o Mkhitaryan sabían causar suficientes problemas entre líneas a sus contrincantes. Los problemas de este año llegan cuando el oponente, espera al conjunto de Klopp, que en estático encuentra más dificultades a la hora de sorprender. Problemas acentuados cuando además, una vez que se crean ocasiones, llega la ansiedad de saber que no pueden fallar. Esta temporada, exceptuando a Aubameyang -lleva 4 tantos en Bundesliga-, la aportación desde segunda línea se resume en el tanto de Shinji Kagawa ante el Friburgo. Nada más. Y se nota.

La situación de Klopp

Si hay un entrenador con crédito suficiente en Alemania, ése es Jürgen Klopp. Desde la dirección del club son conscientes que Kloppo, ha sido vital para el renacer del Borussia Dortmund a nivel nacional e internacional. Lo logrado por el técnico de Stuttgart en los últimos años le ofrece la tranquilidad de saber que la confianza de todos los estamentos del club es indudable. Tan sólo un pequeño sector de los aficionados han empezado a manifestarse en contra del entrenador, argumentando que el club, está por encima de las personas. Klopp responde ante la minoría: “A los aficionados que sólo quieren éxito, les queda como alternativa volverse fans del Bayern”.

Kloppo no abandonará el barco, “no puedo irme, soy responsable de lo que está pasando”, ni el barco abandonará a Klopp. El trabajo y el hambre han sido las bases de un Borussia Dortmund que debe volver a localizar los principios básicos que le llevaron hasta el éxito. Aún hay tiempo para repetir la hazaña, aún queda Dortmund para disfrutar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados