Miscelánea

article title

Burak Yilmaz, la evolución del goleador centenario

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Manuel TRONCOSO Burak Yilmaz, delantero turco nacido en Antalya en 1985. A buen seguro una de las ciudades más atractivas del país otomano a la han convertido hoy día no sólo en reclamo turístico para ser visitada por numerosas familias en busca de buenas playas, paisajes y monumentos históricos, sino que también es el lugar idóneo para muchos equipos que realizan allí sus pre-temporadas o inclusos sus ‘stages’ de invierno en busca de un buen clima mientras se preparan para la segunda mitad del campeonato.

No fue casualidad su nacimiento en tan maravillosa ciudad sino que estuvo motivado porque su padre por entonces era el portero del equipo local, el Antalyaspor. En ese mismo equipo comenzaría su andadura el goleador turco llegando a jugar en las categorías inferiores hasta que en 2002 firmaría su primer contrato profesional con el club por dos temporadas de duración.

Burak Yilmaz comenzó desde la base y fue acumulando minutos hasta que en 2004 jugó la EURO U19 en la que Turquía perdería la final ante España. Antalyaspor confió en él y le renovó el contrato por tres temporadas más, además, a partir de ese verano comenzaría a ser muy importante para el club. Marcaría su primer gol ante el Karsiyaka en la segunda división turca el 29 de agosto de 2004, aunque por desgracia para él no fue su único aquel día ya que también mandó un balón a las redes de su propia portería.

Para la siguiente temporada el equipo conseguiría el ascenso a la máxima categoría turca y Burak Yilmaz no cumpliría la totalidad de su contrato ya que con 21 años llegó al Besiktas de Tigana firmando por tres temporadas. No tuvo malos números pese a apenas jugar partidos completos. Para el recuerdo queda la fecha del 25 de agosto de 2006, cuando ante el Konyaspor estrenó el contador de goles en la máxima categoría con un doblete. La temporada siguiente no contó demasiado para Saglam y se marchó cedido al Manisaspor, en donde consiguió nada menos que nueve goles en dieciséis partidos.


Burak Yilmaz (izquierda) durante su paso por el Besiktas | Getty Images

Restándole aún un año de contrato con el Besiktas, al finalizar esa temporada Burak Yilmaz firmó con el Fenerbahçe por cuatro años, a demostración de la gran confianza que habían depositado en él; algo que no se correspondería después con sus minutos sobre el campo ya que el recién llegado Luis Aragonés iba a preferir a otros delanteros como Guiza, Deivid o Senturk. La siguiente temporada con Daum en el banquillo y sin contar con él, volvió a irse cedido, esta vez al  Eskisehirspor. Entonces, sus cifras no fueron tan buenas como en su anterior cesión y a mitad de temporada era traspasado al Trabzonspor, quienes le ofrecerían nada menos que un contrato de cinco temporadas. En aquella media temporada acumuló los minutos que pudo y ponía sus miradas en lo que por fin sería su paso estable por un club.

Fue Senol Gunes quien lo fichó y el que por fin le dio confianza. Con 16 goles marcados en la máxima categoría en cuatro temporadas y media, explotaría definitivamente en el Trabzonspor anotando 55 goles en dos campañas y media, destacando sobre todo en la 2011-2012 logrando 33 tantos en 34 encuentros llamando la atención de grandes equipos europeos.

Aquel verano fue bastante convulso para Burak Yilmaz, ya que era evidente que abandonaría el equipo, además su clausula de rescisión era de tan sólo 5 millones de euros, prácticamente un regalo. Mucho se habló de que lo tenía hecho con Lazio o Lokomotiv de Moscú pero los siempre polémicos modos de pagos no dejaron que el jugador abandonara suelo turco ya que finalmente, Galatasaray dio un golpe en la mesa y se hizo con sus servicios con un contrato de cinco temporadas. Con este fichaje, el delantero turco se convertía en el segundo jugador en militar en los cuatro equipos grandes de la Superlig (Besiktas, Fenerbahçe, Trabzonspor y Galatasaray) tras Sergen Yalçin.

En el Galatasaray y de la mano de Fatih Terim completó una gran temporada y su nombre volvió a aparecer en los principales rumores de fichajes del mercado veraniego, algo que ya se ha convertido en costumbre cada vez que se abre el plazo de inscripciones. Pero de momento Burak Yilmaz no se mueve de Turquía y el 23 de noviembre de 2013 su nombre quedó grabado en la historia cuando ante el Sivasspor, se convertía en goleador centenario en la máxima categoría del fútbol turco.

No es desde luego ninguna joven promesa a sus 28 años, pero a Burak Yilmaz, un delantero que siempre ha vivido para el gol, aún le quedan muchas temporadas en las que seguir haciendo vibrar a su afición.

[Sigue toda la actualidad del fútbol turco en @TurquiaSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados