Fútbol alemán

article title

Bundesliga, el Rhein Derby casi tres años después

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Para cualquier aficionado al fútbol, sobre todo si hablamos de seguidores de equipos de ciudades como Sevilla, Madrid, Manchester, Hamburgo, Milán o de la mismísima Buenos Aires, tener que estar más de dos temporadas sin derbis debe ser una auténtica decepción. Sobre todo, si esos partidos no se juegan por el descenso de uno de los dos equipos. Eso es lo que ha pasado en Colonia, o, por lo menos, en parte, ya que la región de Renania es una zona con bastante presencia en las primeras categorías del fútbol alemán y es usual que haya equipos con más de una rivalidad regional. Tras una decepcionante temporada 2011-2012, culminando en la penúltima posición y con el árbitro suspendiendo el partido por el denso humo que dejaron las bengalas, el Köln ha estado dos años en la segunda división, teniendo que prescindir de unos partidos que todo seguidor de “las cabras” espera impaciente a lo largo del año. No es otro que el derbi ante el Bayer Leverkusen.

El Rhein Derby más joven

Como comento en el párrafo anterior, no es el único partido especial que podemos encontrar en la zona de Renania. Por eso, hay que tener cuidado al hablar de Rhein Derby, ya que no nos estaremos refiriendo a uno en concreto, como sí lo hacemos al nombrar el Revier Derby (Borussia Dortmund y Schalke 04) o el Nord Derby (Hamburger SV y Werder Bremen), por poner ejemplos.

El más antiguo de ellos es el que enfrenta a Köln y Borussia Mönchengladbach, cuyo primer enfrentamiento data de 1965, con un total de 84 partidos disputados. En el siguiente video se puede observar la feroz rivalidad entre dos históricos del fútbol alemán.

En segundo lugar, está el Fortuna Düsseldorf – Köln. Se enfrentaron por primera vez en 1966 y acumulan 48 enfrentamientos, repartidos entre la segunda y primera Bundesliga. El mismo año, los de Düsseldorf también inauguraron otro derbi más ante el MSV Duisburg, con 36 enfrentamientos totales entre ambos.

En último lugar, y el que más nos interesa esta vez, está el que enfrenta a las aspirinas y a “die Geissbocke” (cabras). Su rivalidad empezó en 1979 tras el ascenso de los entrenados ahora por Roger Schimdt. Han disputado 54 partidos y el balance es favorable a “Die Werkself”: 20 triunfos para el Bayer, 21 empates y 13 victorias para el Köln. La última temporada en la que se vieron, los recién ascendidos le endosaron en la primera vuelta un doloroso 1-4 a sus rivales a domicilio. En la segunda vuelta en Colonia, volvió a ganar la visita por 0-2 (doblete de Lars Bender).

¿Cómo llegan?

El Bayer Leverkusen no atraviesa su mejor racha de resultados. Pese a su victoria fuera de casa ante el Hannover, uno de los campos más difíciles de la Bundesliga, el equipo perdió en Champions ante el AS Monaco por 0:1 en un partido que debieron cerrar mucho antes de ponerse en desventaja (19 tiros a puerta en total frente a 4 de los franceses). Son, Bellarabi y Kiessling forman un tridente ofensivo de muy buen nivel, que es precisamente el que falta en la línea defensiva conformada por hombres como Spahic o Hilbert. En ese sentido, Schmidt todavía no ha dado con la tecla.

Por otro lado, el Köln viene de perder en casa ante el Hertha Berlin por 1:2 de forma sorpresiva, más que nada porque los capitalinos no son un equipo extremadamente potente, aunque también hay que recordar que los entrenados por Stöger son el mejor equipo como visitante y que les cuesta cuando tienen que tomar la iniciativa. No es un equipo que practique un juego muy vistososo. Les cuesta horrores anotar (solo llevan 12 goles en 12 partidos), aunque no es fácil competir con ellos por su buen trabajo defensivo (13 goles encajados frente a los 12 de un equipo en puestos UCL como el Wolfsburg). No hay mejor definición para ellos que “el dentista de la Bundesliga”, como bien los definen @SharkGutierrez y @JoanBarriach. Un equipo que no juega demasiado y que tampoco deja lucirse al rival.

Parte con cierto favoritismo el Bayer Leverkusen, primero por el factor campo, por la superioridad en términos de calidad de sus jugadores y por la oportunidad de dar caza a Wolfsburg y Gladbach, que se enfrentan entre ellos el domingo. Tampoco habría que descartar que el guión del partido sea parecido al del pasado miércoles con el AS Monaco, porque los errores, comunes en este equipo con Spahic a la cabeza, sí que saben aprovecharlos en Colonia. Se espera un partido igualado que podría resolverse por detalles o por quién comete menos errores.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados