Miscelánea

article title

Bundesliga, el FC Nuremberg debe renovarse o morir

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Juan Manuel PERERA – Si miramos la clasificación de la 1.Bundesliga de la temporada 2013-14, podemos observar que el penúltimo clasificado y uno de los equipos finalmente descendidos es el FC Núremberg, un club que contaba en su plantilla con el máximo goleador terrenal de la competición, por detrás de los gigantes Lewandowski y Mandzukic. Pero la primera mitad de la temporada no fue nada bien. Al inicio de la segunda vuelta el casillero de victorias estaba a cero, lo que les lastró para la parte final de la competición. Este lastre les llevó a optar en la última jornada por la Relegation, cayendo al descenso finalmente.

Ahora, con un equipo en 2.Bundesliga, la remodelación de la entidad en l plano deportivo se hace más que necesaria. Hasta tres entrenadores cogieron las riendas del conjunto bávaro la pasada campaña. Comenzó Michael Wiesinger, que tan solo estuvo en el banquillo durante ocho jornadas. El nerlandés Gertjan Verbeek le sustituyó desde la 10ª fecha, dejando al interino Roger Prinzen para sólo un partido. El propio Prinzen volvió para los tres últimos partidos, tras la destitución de Verbeek, cuando el equipo tenía toda la pinta de caer a Segunda División, sin que nadie lo pudiera remediar.

Pero eso ya es pasado. Una vez descendido el equipo, el puesto de entrenador se le ha dado al franco-togolés Valérien Ismaël, ex jugador de Werder Bremen, Bayern Múnich y Hannover 96 (en Alemania), que colgó las botas en 2009 y ha entrenado desde esa fecha a los filiales de Wolfsburgo y Hannover 96. Con la llegada del nuevo entrenador, lo que se movió en los días siguientes ha sido, como no, la plantilla. A día de hoy, han confirmado su llegada a la primera plantilla el canterano del Wolfsburgo Willi Evseev y su compañero en los Lobos, Jan Polak; Mike Ott (1860 Múnich), Danny Blum (Sandhausen) y Jakub Sylvestr (Erzgebirge Aue). De la cantera se ha subido al germano-turco Sinan Tekerci, internacional Sub20 por Turquía, jugador de banda izquierda. No son los únicos que llegarán al equipo del Grundig Stadion, ya que el verano acaba de empezar.

Por otra parte están las salidas, o mejor dicho, la espantada de jugadores de nivel de la plantilla que no aceptan jugar en una división inferior. Algunos como el español José Campaña, regresan al equipo que les cedió a Núremberg, el Crystal Palace. El Eintracht Frankfurt pesca a los mundialistas Timothy Chandler y Makoto Hasebe para reforzar la defensa y el centro del campo. Otro de los convocados del Núremberg para Brasil 20º4 y una de las grandes revelaciones de la pasada liga, el suizo Josip Drmic, abandonará el club descendido para disputar la previa de la Champions League con el Bayer 04 Leverkusen. También se llevó el VfB Stuttgart, por valor de 3.70 millones de euros, a dos jugadores: Adam Hlousek y Daniel Ginczek. Marvin Plattenhardt jugará como local en el Olímpico de Berlín en unos meses y Markus Feulner será jugador del Augsburgo. Fuera de Alemania se marcharán el sueco Per Nilsson (FC Copenhague) y el turco-germano Berkay Dabanli (Ekisehirspor). Además, hay futbolistas que podrían seguir los pasos de los anteriores. El nipón Hiroshi Kiyotake, ha sido, junto a Drmic, el mejor jugador de la plantilla del Nüremberg en la última temporada y a sus 24 años y con el Mundial como escaparate para lucir su calidad, no tardarán en llegarle ofertas jugosas para abandonar el conjunto bávaro.

Es ley de vida. Todo jugador quiere progresar y, si tiene y su equipo baja de categoría, lo normal es que cambien de aires. El Núremberg afronta una nueva etapa e intentará volver en 2015 para luchar por la permanencia. El descenso provoca cosas como ésta. Una desbandada de estrellas y una regeneración de imagen. Renovarse o morir.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados