Fútbol alemán

article title

Bundesliga, derbi bávaro en la cima

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Otro fin de semana más llega un derbi más a la Bundesliga. Si hace dos semanas se enfrentaban Bayer Leverkusen y Köln en uno de los Rhein Derby y hace una hicieron lo propio Hannover y Wolfsburg en el Niedersachsen-Derby, esta penúltima jornada de Bundesliga no iba a ser menos para el espectador. El próximo sábado se verán las caras Bayern München y el FC Augsburg, dos equipos pertenecientes a la región de más al sur de Alemania, que no es otra que la archiconocida Baviera. Pese a lo grande que es la región, no son dos ciudades demasiado alejadas: ambas se encuentran en el sur y solo distan 70 kilómetros entre ellas. Si viajáramos en coche desde Múnich, tardaríamos algo mas de una hora, si el tráfico es generoso, que no siempre lo es, en llegar y alrededor de media hora si hiciéramos el viaje en tren. Pese a la cercanía de ambas ciudades, la rivalidad entre los clubes no es tan significativa como si lo son los enfrentamientos entre Bayern y 1860 Müunchen y entre el FC Nürnberg. Por el devenir de los clubes implicados, sería perfectamente factible que esto cambie muy pronto: El Augsburg volvió y lleva en la primera categoría desde la temporada 2011/2012, mejorando año tras año sus registros. Mientras tanto, Nürnberg y 1860 München pelean por no descender a la tercera división cuando sus objetivos eran totalmente los contrarios.


“Boarisches Derby”

 

Como ocurre en las regiones de Renania y Westfalia, los derbis abundan en estas regiones, mas en unas que en otras. En la región de baviera encontramos algunos muy históricos, llenos de tensión y una rivalidad, sobre todo entre aficiones, que a veces supera los límites.

Uno de los enfrentamientos más antiguos que deben existir es el que enfrenta a los dos equipos de Múnich. El primero data del 21 de septiembre de 1902, con victoria del Bayern por 3-0 al 1860 München. Se han podido contabilizar un total de 204 partidos entre los dos equipos, aunque ese recuento está incompleto, ya que algunos archivos de partidos del 1860 fueron destruidos durante la segunda guerra mundial. Las estadísticas hablan muy a favor del Bayern con 105 victorias, frente a las 49 de “los leones”. Empataron un total de 50 veces.

No se queda atrás el derbi entre francos y bávaros. Se calcula que han debido de jugar unas 180 veces, aunque solo hay constancia de los disputados desde 1945. “Die Bullen”, como se llamó al Bayern durante la década de los 70, se han alzado 44 veces con la victoria, mientras que el Nürnberg con 29. Solo 21 veces empataron ambos clubes.

Das Boarisches Derby, escrito en dialecto bávaro, es el que cuenta con menos enfrentamientos: De los 15 partidos, 13 se saldaron con victoria para el Bayern y solo 2 para el Augsburg. La 2ª victoria para los entrenados por Weinzierl tuvo lugar hace escasos meses. En la jornada 29 pusieron fin a la racha de 53 partidos consecutivos invictos que llevaba el Bayern en la Bundesliga.

 

El Augsburg, el equipo de moda

 

No será coser y cantar  para el Rekordmeister de Alemania. Jugar fuera del Allianz Arena no le está resultando demasiado fácil al equipo entrenado por Guardiola, ya que han ganado tres partidos, pero también han empatado otros tres, aunque cabe mencionar que fueron 3 campos (Gladbach, Schalke y HSV) donde resulta difícil sacar los tres puntos. El SGL Arena podría ser otro quebradero de cabeza y por eso Pep Guardiola reservó varios de sus hombres importantes en el partido intersemanal ante el CSKA. El buen momento que atraviesa Rode podría verse recompensado con otra titularidad el sábado.

Si a principio de temporada nos dicen que un equipo, cuyo valor de mercado supera ligeramente los 40 millones de euros, puede terminar la primera vuelta en puestos de Liga de Campeones, pensaríamos que sería algo utópico. El Augsburg, comandado por Weinzierl, uno de los técnicos mas prometedores de Alemania, ha creado un equipo muy sólido a partir de jugadores de cartel casi desconocido. No es que practique un juego muy vistoso, pero su seguridad defensiva y su gran velocidad al contragolpe lo hacen un equipo muy incómodo. Cuenta con las bajas sensibles de su portero titular Marvin Hitz y del prometedor Matavz.

La victoria del Bayern parece probable por la calidad de sus jugadores, pero no sería extraño ver al Augsburg dar la sorpresa. Ya lo hicieron una vez. ¿ Por qué no otra?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados