Fútbol inglés

article title

Britannia Stadium, la pureza y el dinero

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Uno de los estadios más complicados de la Premier League. O eso se decía por Stoke-on-Trent. Un estadio donde los grandes debían luchar para no caer, para no tropezar, donde los amantes de Harry Potter sentían conexión por el apodo especial de los Potters.

El Britannia Stadium. Uno de los estadios que ha quebrado ante el negocio. Inglaterra es el país de la tradición futbolística. Allí nació todo. Alejados, separados por mar. En las Islas Británicas, mirando desde la costa del Sur del país hacia el viejo continente. Ellos son Inglaterra, parte de Gran Bretaña y del Reino Unido. Allí, en esa famosa taberna londinense tan famosa nacería el deporte que se convertiría en universal, y ahora en negocio.

Es un hecho. Inglaterra lleva años en los que la Historia, todavía latente en decenas de detalles, dejó paso, cedió metros al negocio. Un negocio que genera miles de millones de libras, euros, anualmente y que ya maneja la situación. Nos seguirá enamorando ver Craven Cottage, respirando historia viva. Nos seguirá gustando ese respeto por el fútbol, con sus tradiciones populares que son cultura pura, con sus rivalidades centenarias, pero el dinero manda. El negocio se ha apoderado, y los estadios ingleses son cada vez menos ingleses. El último caso, en las Midlands del Oeste de Inglaterra. En Stoke-on-Trent, el Stoke City hacía oficial mediante un comunicado que el siempre romántico Britannia Stadium pasaría a llamarse Bet365 Stadium a partir del inicio de la próxima temporada 2016/17, en un contrato por 6 años. Sí. Un estadio con nombre de casa de apuestas. Para el aficionado de la ciudad seguirá siendo el mítico Britannia, pero a nivel oficial la marca será la nota predominante.

 


La clave reside en la figura de Peter Coates, propietario de los Potters, quien además forma parte de Bet365, propiedad de la familia. Es decir. Todo quedará en intimidad. La casa de apuestas, de su propio dominio, patrocinará a su propio equipo, invertirá dinero en sí mismo. Curioso, tal vez, pero ha dejado paso a un nuevo nombre oficial que sigue abriendo camino en la globalización de un fútbol inglés que, poco a poco, se ha convertido en uno de los grandes negocios del planeta.

Veinte estadios engloban los recintos deportivos de los 20 clubes ingleses que militan en el primer nivel mediático. La Premier League cuenta con un romanticismo que se resiste a huir, se resiste a desaparecer, pero patrocinios como el vivido por el Stoke City son la consecuencia de que el escaparate se mantiene perdiendo esencias. En negrita estadios de la Premier League con patrocinio en sus nombres:

  • Etihad Stadium
  • Old Trafford
  • White Hart Lane
  • Emirates Stadium
  • Britannia Stadium (a partir de la temporada que viene Bet365 Stadium)
  • Stamford Bridge
  • Vicarage Road
  • Upton Park* (también conocido como Boleyn Ground)
  • Anfield
  • Goodison Park
  • Carrow Road
  • Villa Park
  • Vitality Stadium
  • Stadium of Light
  • James’ Park
  • Mary’s Stadium
  • Selhurst Park
  • King Power Stadium
  • The Hawthorns
  • Liberty Stadium

De momento, la cifra no es alarmante. En materia de números, son 5 de 20. Pueden parecer pocos, pero sin analizamos el porcentaje ya supone el 25% del total. El último caso se localiza en el Stoke City, con los Potters como protagonistas de una relación deporte-negocio en la que la segunda parte gana a la primera, y la tendencia presenta claramente un aumento todavía más acentuado.

Evidentemente, decisiones, acuerdos como el cerrado por el club inglés hace que el show de la Premier League siga adelante, permite que clubes que no pelean por títulos, como es el caso del conjunto dirigido por Mark Hughes pueda permitirse fichajes de nivel, con sueldos altos, con caramelos dulces para los futbolistas que juegan en el extranjero. La liga más mediática del planeta, la del mayor show, la de los mejores planos televisivos, la que dicen trata mejor al aficionado, pero con un precio cada vez más elevado.

¿De verdad los aficionados llamarán Bet365 Stadium al Britannia Stadium? Quizás sea cuestión de acostumbrarse, como ocurre con el Etihad Stadium (nombre original City of Manchester), King Power Stadium (nombre original Leicester City Stadium), Emirates Stadium (nombre original Ashburton Grove) o el Vitality Stadium (nombre original Dean Court), y dentro de unos años será algo común y asimilado llamarlo por su nuevo nombre, pero el fútbol inglés sigue cediendo terreno a la globalización, damas y caballeros.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados