Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Borussia Mönchengladbach, línea por línea

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Un 14 de febrero de 2011, como si de un regalo de San Valentín se tratara, el Borussia Mönchengladbach firmó al suizo Lucien Favre como sustituto de Michael Frontzeck, cuyo bagaje en las primeras 22 jornadas de aquella temporada de Bundesliga, tan sólo había sido de 16 puntos.

El idilio entre el Glabach y Favre no tardó en producirse. Aquella misma campaña, los potros lograron 20 puntos en las últimas 12 jornadas y se salvó in-extremis jugando relegation ante el Bochum y salvados gracias a un gol de Marco Reus en el Rewirpowerstadion que dio el empate en el partido de vuelta y por tanto, la permanencia del Gladbach en 1.Bundesliga. Con la llegada de Favre, las decisiones empezaban a tomarse de manera drástica. La primera de ellas, subir a Marc-André ter Stegen al primer equipo con 18 años y darle la titularidad poco después, luchando por la salvación. Sin dudas, una apuesta del técnico suizo y un detalle que demuestra la personalidad de Favre. Valiente, con personalidad y sin temblarle la mano a la hora de apostar por la juventud y la calidad.

En aquel Gladbach militaban, además de ter Stegen, Dante, Marco Reus, Neustädter, Juan Arango o Michael Bradley, entre otros.

En la primera temporada de Favre desde el inicio, la 11/12, el Borussia Mönchengladbach consiguió meterse entre los 4 primeros de Alemania, clasificándose para la fase previa de la Champions League 12/13. Tras ser la revelación de aquel año, fue imposible retener a Dante, Neustädter y Marco Reus. Lo mejor de cada línea. Desde entonces, y con el suizo en el banquillo, los potros no han desaparecido de la zona media-alta de la clasificación y este año, vuelve a luchar por entrar entre los 4 primeros.

LÍNEA POR LÍNEA 


-PORTERÍA

Tras la inevitable salida de ter Stegen al FC Barcelona, el Gladbach decidió apostar fuerte por un portero que en la liga suiza había demostrado estar capacitado para hacer olvidar al joven guardameta alemán. Así ha sido. Yann Sommer ha llegado exhibiendo sus virtudes entre los 3 palos. Reflejos, salida aérea y manos a manos que sin dudas, no bajan el nivel de su antecesor.

-DEFENSA

A pesar de mostrarse como un equipo muy sólido, la línea defensiva sufre diferentes variantes a lo largo de la temporada. Con Martin Stranzl -34 años- como jefe de la zaga, le hemos llegado a ver acompañado de Domínguez, Jantschke o Brouwers. Sin ir más lejos, los dos primeros también han actuado como laterales, en el caso del español, en ambos. Pero quizás, hay una conjunción que es la más utilizada: Korb -o Fabian Johnson en el LD-, Álvaro Domínguez en el izquierdo y Jantschke-Sranzl en el centro de la línea más retrasada de los potros.

-CENTRO DEL CAMPO

El doble pivote es fundamental para Favre. Es donde comienza el ataque del cojunto de Mönchengladbach y para ello, es necesario disponer de jugadores completos, de sacrificio y buen primer pase. Xhaka y Kramer son las piezas idóneas. Ambos, se compenetran a la perfección. El suizo en plena madurez futbolística -a sus 22 años-, creciendo tácticamente y con una salida aseada del balón. Kramer es un trabajador capacitado para estar defendiendo en una segunda línea defensiva o para subir y llegar por sorpresa por el centro en tareas atacantes. Un box to box alemán con un físico prodigioso y repleto de energía. Neustädter es la solución más defensiva ante rivales de entidad.

-LÍNEA DE 3/4

Raffael es casi indiscutible por detrás del delantero. El brasileño de 29 años cumple a la perfección su rol de enganche entre el centro del campo y la delantera. Capaz de dar pausa o velocidad según necesidades. En las alas, la rotación es tan habitual como desapercibida. Herrmann, Hazard, Hahn o Traoré pueden jugar los mismos minutos y el nivel de las mismas no se verá afectado independientemente de quién la ocupe. Todos, eficaces y determinantes cuando están en el once.

-DELANTEROS

Max Kruse es el asiduo en la punta del ataque de los potros. El internacional alemán de 26 años es el jugador con más gol de la plantilla, secundado por Hrgota -más habitual en Europa League-. Ante ciertos rivales, cabe la posibilidad de utilizar a Raffael como hombre más adelantado y reforzar el centro del campo con Thorgan Hazard por el centro.

En definitiva, el Gladbach es un conjunto sólido y con estilo propio. Alimentado de unos conceptos inculcados por Lucien Favre y perfectamente digeridos por los futbolistas, que plasman lo que su entrendor les pide a la perfección sobre el terreno de juego. Los potros consiguen ser un equipo con automatismos frecuentes en su juego, replegados atrás e imprimiendo un ritmo vertiginoso a la hora de salir a la contra. Todo un aspirante a estar entre los 4 primeros de Alemania y un verdadero peligro en Europa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados