Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Borussia Dortmund: 105 años de historia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alemania es el país más poblado de Europa, Nordrhein-Westfalen es el Lander alemán con mayor población de los dieciséis que lo componen. En dicho Lander se encuentra la Ruhrgebiet, la mayor área metropolitana de toda Alemania cuya ciudad más poblada es Dortmund. Allí es donde juega uno de tantos Borussias que hay por el país teutón, un equipo que fue fundado hace ya 105 años: el Ballspielverein Borussia 09 e. V. Dortmund, el equipo con el estadio más grande de Alemania y donde se lleva registrando la mayor afluencia de público en estos últimos años en las ligas europeas.

Orígenes del fútbol en Dortmund

La Cuenca del Ruhr es una región minera y profundamente protestante. En dicha región habían muchos emigrantes polacos y de otras regiones del Sur de Alemania que fueron a trabajar a las minas de carbón y a la industria del acero y del hierro, dicho núcleo de población que emigró a aquella zona era mayoritariamente católica dando paso con el paso de los años a la fundación de un club católico dentro del corazón de la Alemania protestante.

Aunque el BVB sea uno de los equipos más conocidos de la Región, el fútbol en la ciudad del Ruhr Oriental empezó 14 años antes en el Sur de la ciudad con el Dortmunder FC 95 como consecuencia de la fusión entre el Dortmunder SC 95 y el TSC Eintracht 48-95. Aquel DFC 95 fue uno de los primeros clubes de fútbol de la Alemania Occidental y sus fundadores eran estudiantes de un Instituto situado en la Luisenstraße en el patio de colegio de aquel instituto fue donde se empezó a jugar al fútbol en la ciudad de Dortmund. El primer rival del DFC 95 fue el VfB Dortmund 1897 que surgió también en el Sur de la ciudad, el VfB permaneció siempre a la sombra del DFC

El surgir del BVB empezó en el año 1901 con la fundación de la Asociación Juvenil de la Santísima Trinidad donde se dedicaban al fútbol, la gimnasia y el atletismo. Pero la llegada en 1906 del capellán Hubert Dewald que estaba en contra del fútbol hizo que los futbolistas de la Asociación se opusieran a él. Tras el enfrentamiento con el capellán, alrededor de cuarenta miembros se reunieron un 19 de diciembre de 1909 en el restaurante “Zum Wildschütz” (el cazador furtivo) en el cuarto domingo de Adviento donde el Ballspielverein Borussia 09 Dortmund sería fundado por unos 18 miembros siendo Heinrich Unger su primer presidente y Franz Jacobi su primer gerente. El nombre Borussia vendría de una cervecería próxima al restaurante de reunión allí en Borsigplatz y el equipo luciría una camiseta blanquiazul con una raya roja y pantalones negros que posteriormente cambiarían un 14 de febrero de 1913 bajo aprobación de la WSV a la camiseta amarilla-limón con la B oscura.

El BVB jugó su primer partido oficial en 1911 ante el VfB Dortmund | Bundesliga.deEl BVB jugó su primer partido oficial en 1911 ante el VfB Dortmund | Bundesliga.de

 

El 15.01.1911 tuvo lugar el primer partido oficial del nuevo equipo de la ciudad de Dortmund, el BVB que se midió al VfB Dortmund en el Wieße Weste, allí donde el BVB jugaría sus partidos hasta 1937, con un resultado de 9-3 para el equipo que ahora presidía Franz Jacobi. En ese mismo año el Borussia iniciaría su andadura en el balompié alemán, concretamente en la tercera división (C-Klasse), un 10-09-1911 en Rauxel ante el Spielabteilung des Turnerbundes Rauxel con victoria por 0-1. El club conseguiría dos ascensos en tres años permitieron al equipo alcanzar la A-Klasse (Primera división).  Tras la finalización de la I Guerra Mundial solo nueve de los dieciocho fundadores del club lograron sobrevivir para así celebrar el décimo aniversario del BVB.

Después de la I Guerra Mundial se fundó la Kreisliga donde el BVB iba a jugar allí durante cuatro temporadas. Pese a que el BVB ganó la 1. Kreisliga a mediados de los años veinte donde se produjo su primer enfrentamiento contra el S04 un 3 de mayo de 1925, el equipo fue asignado a jugar la 2. Berzirksklasse ý fue un equipo “ascensor” hasta la llegada de los nazis al poder.

Tras el ascenso de los nazis al poder en 1933 surgió una nueva dirección en el equipo debido a la oposición de los dirigentes a firmar con el Partido Nacionalsocialista. Algunos de estos dirigentes serían ejecutados por la Gestapo acusados de hacer propaganda antinazi. En lo deportivo, durante la oscura etapa de los nazis el BVB jugó en la Gauliga Westfalen bajo la sombra de su archienemigo, el Schalke 04. Durante esta época, concretamente un 28 de abril de 1935 el jugador August Lenz se convertiría en el primer jugador del BVB en lucir la camiseta de la Mannschaft tras jugar un amistoso en Bruselas que acabaría con victoria para la selección teutona por 6-1, el jugador Borusser anotaría dos goles en dicho partido. August Lenz fue el autor del gol que le dio el primer derbi del Ruhr al BVB en la 43-44. Además el BVB empezaría a jugar sus partidos en el Kampfbahn Rote Erde.

Después de la II Guerra Mundial

Tras el fin de la II Guerra Mundial, los aliados desmantelaron todas las asociaciones alemanas, entre ellas la del Borussia, tratando de purgar cualquier atisbo de nazismo. El BVB jugó en la Oberliga-West y por primera vez llegó a la final del Campeonato Nacional en 1949 donde perdió en la prórroga por 3-2 ante el VfR Mannheim en el Neckarstadion de Stuttgart.

Pero unos años más tarde llegaría la primera Liga para el cuadro Borusser, concretamente en la 55-56 tras ganar en Berlín al Karlsruher SC por 4-2. Aquel equipo estuvo formado por Kwiatkowski, Burgsmüller, Sandmann, Schlebrowski, Michallek, Bracht, Peters, Preißler, Kelbassa, Niepieklo y Kapitulski. De este once el portero Heinrich Kwiatkowski fue el primer jugador del BVB  campeón del Mundo con la Mannschaft en el Mundial disputado en Suiza en 1954. Esto significó que el BVB jugaría la segunda edición de la Copa de Europa donde iba a debutar ante el CA Spora Luxembourg donde aquel partido disputado en el Rote Erde iba a terminar con un resultado de 4-3 siendo Helmut Bracht el autor del primer gol del BVB en Europa.

Un año más tarde, el BVB iba a revalidar el título de campeón tras golear en Hannover al HSV en la final por 4-1 donde Alfred Preißler, Alfred Kelbassa y Alfred Niepieklo (“los tres Alfredos”) fueron las referencias de aquel equipo bicampeón.

Un año antes de la fundación de la Bundesliga, el BVB ganaría un nuevo campeonato de Liga tras superar por 3-1 al 1. FC Köln. En su primer año en la Bundesliga, el BVB acabaría en cuarta posición y Friedhelm Konietzka sería el autor del primer gol del BVB y de la historia del torneo tras anotar a los 51 segundos su gol en un partido donde el BVB acabaría perdiendo por 3-2 ante el Werder Bremen. Además en aquella temporada el BVB estuvo a punto de llegar a su primera final continental pero el Inter de Milán de Luis Suárez y Helenio Herrera que a la postre serían campeones impidieron en semifinales de aquella Copa de Europa que los de Herrmann Eppenhoff llegaran a aquella final que se disputó en Viena.

En la 64-65 el Borussia ganaría su primera DFB-Pokal lo que le daría derecho a jugar la Recopa de Europa. En aquella edición de la Recopa y tras superar al FC Floriana, CSKA Sofía, Atlético de Madrid y West Ham United, el cuadro alemán se plantaría en la final que se disputó en Glasgow ante el Liverpool de Bill Shankly, en aquella final disputada en Hampden Park un gol de Reinhard Libuda en la prórroga que rompió el 1-1 que se daba en el marcador dando así al BVB su primer título continental que fue el primer título que ganó un club alemán en Europa.

 

Tras el éxito cosechado en Glasgow, el Borussia Dortmund tuvo unas temporadas que estuvo cerca del descenso a la Fußball Regionalliga que finalmente se certificó tras descender en la 71-72. Tras cuatro años en la 2. Bundesliga, el BVB de Otto Rehhagel logró el ascenso en la 75-76 tras superar una promoción de ascenso al 1. FC Nürnberg, en esta época el BVB ya había cambiado de sede abandonado el Kampfbahn Rote Erde por el nuevo Westfalenstadion. Dos temporadas después de su ascenso a la Bundesliga, el cuadro de Otto Rehhagel iba a firmar una de sus tardes más negras en el fútbol en la última jornada de la temporada 77-78 cuando el Borussia Mönchengladbach le endosó un humillante 12-0 en Düsseldorf. El equipo iba a estar deambulando por la zona media de la tabla y estuvo a punto de volver a descender a la 2. Bundesliga en la 85-86 tras ganar en el partido de desempate una promoción de descenso al Fortuna Köln por 8-0.

En 1986 llegaría a la presidencia del club Gerd Niebaum y con él, el equipo volvería a disputar competiciones europeas y a ganar títulos (en la 88-89 lograrían su segunda DFB-Pokal tras golear al Werder Bremen por 4-1 y en la 89-90 su primera DFL-Cup).

Llegaron los noventa al club del Este de la Ruhrpott y con él, el entrenador que les haría grandes Ottmar Hitzfeld y con él jugadores que llegarían a lo largo de la década de los noventa de la talla de Chapuisat, Sammer, Reuter, Tretschok, Riedle, Möller, Julio César, Patrik Berger, Herrlich, Kohler y Paulo Sousa ente otros con el que el BVB volvería a ganar la Bundesliga en la 94-95 y volver a revalidarla un año más tarde. Además el equipo volvía a la competiciones europeas donde se encontró con la Juventus de Trapattoni, de los hermanos Baggio, Viali, Möller que le privó de ganar su primera UEFA tras superarle en aquella final a doble partido de la 92-93 por un global de 6-1, después en Inter en cuartos y nuevamente la Juventus en semifinales de la UEFA harían esfumarse las ilusiones del cuadro de Hitzfeld de ganar un título continental, un título que llegaría en la 96-97 en aquella final de la Champions League diputada en el Olímpico de Múnich ante la que fue su bestia negra en Europa, la Juventus de Turín. Un doblete anotado por Karl-Heinz Riedle y un gol nada más salir al terreno de juego de Lars Ricken coronaron al BVB como nuevo Rey de Europa. Aquel once formado por Klos, Kohler, Sammer, Kree, Reuter, Lambert, Paulo Sousa (Zorc, 89′), Riedle (Herrlich, 67′) y Chapuisat (Ricken, 71′).

Tras la consecución del título, se llegó al final de la era Hitzfeld. El italiano Nevio Scala llegaría al banquillo del Westfalen pero pese a ganar la Intercontinental al Cruzeiro, el equipo no pudo revalidar su título en Europa tras ser eliminado en semifinales por el Real Madrid en aquella eliminatoria recordada por la portería del Bernabéu además de quedar en un decepcionante décimo lugar. En aquella edición de la Champions se produjo el primer enfrentamiento entre dos clubes del mismo país (BVB y Bayern).

La etapa de Scala resultó efímera y tras la salida del italiano llegaría Michael Skibbe que volvería a meter al equipo en Europa pero un año después volverían los malos resultados que hicieron asomar los fantasmas del descenso sobre el club aurinegro hasta la llegada del mítico Udo Lattek que logró la permanencia del equipo.

Nuevo milenio

Con la entrada del nuevo milenio y bajo el mando de Matthias Sammer el BVB volvería a ganar la Bundesliga en 2002 y sería subcampeón de la Copa de la UEFA de 01-02 tras caer ante el Feyenoord en De Kuip por 3-2 (en lo que fue una amarga despedida para el central del equipo Jürgen Kohler tras su temprana expulsión). Pero el paso del equipo por Europa resultaría efímero tanto en Champions como en UEFA y a principios del año 2005 el Dortmund, el único equipo alemán que cotizaba en bolsa, vio como sus acciones se desplomaban un 80% destapando un pozo negro que venía fraguándose varios años atrás debido a las malas inversiones realizadas.

El BVB estuvo al borde de la desaparición con una deuda superior a los 170 millones de euros tuvo que vender algunas de sus estrellas y además se llegó a traspasar su “templo” el Westfalenstadion a la sociedad de inversores Molsiris con el acuerdo de pagar un alquiler anual hasta 2017, año que volverían a comprar las instalaciones deportivas. Tras la dimisión del presidente Gerd Niebaum, el actual manager general  del club Hans-Joachim Watzke trazó un plan de urgencia para salvar el club para hacer sostenible al club. Watzke logró un acuerdo con los nuevos  propietarios del estadio para evitar la quiebra gracias a la adquisición del 42% del estadio y además con el paso del tiempo ir reduciendo la deuda y consiguiendo inversores que apoyaran al club como Signal Iduna Park.

En lo deportivo el BVB no lograba clasificarse para competiciones europeas, el equipo en la 07-08 bordeó el descenso y Jürgen Röber fue relevado por Thomas Doll que logró salvar al equipo y clasificarlo para la Final de la DFB-Pokal que perdería ante el Bayern en la prórroga por 2-1 permitiendo el retorno del BVB a la Copa de la UEFA.

 

Y después de esta etapa oscura llegaría Jürgen Klopp, un técnico que logró ascender al modesto Mainz 05 a la élite del fútbol alemán y llevarlo a jugar la Copa de la UEFA, la principal apuesta de Watzke donde tras dos temporadas en las que casi se logra meter al equipo en Europa se volvería a ganar la Bundesliga nueve temporadas después y al año siguiente un histórico doblete rompiendo el record de puntos de la Bundesliga (con 81, aunque el Bayern lo rompió la temporada siguiente con 91), así como del subcampeonato de la Champions League en la 12-13 donde Robben privó al BVB de conseguir su segunda “orejona” donde lo más recordado sin duda sería el póker del Lewandowski en aquella semifinal al Real Madrid.

Pese a comenzar esta temporada ganando la DFL-Cup al Bayern München (2-0) actualmente corren tiempos difíciles para el BVB que sufre una grave crisis de resultados situándolo lejos de las posiciones que les da derecho a jugar competiciones europeas las próxima temporada bordeando la zona de descenso a la 2. Bundesliga, el club ha cosechado nueve derrotas en lo que llevamos de primera vuelta (como en la 71-72, 83-84 y 87-88, solo superados por la de la campaña 84-85 con once) donde las lesiones y la falta de gol están haciendo mella en el conjunto dirigido por Jürgen Klopp.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados