Sudamérica

article title

Boca y River a la conquista del fútbol argentino

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El torneo de Primera División del fútbol argentino comenzará a disputarse desde mañana bajo el nombre de Superliga Profesional, una figura con la que la dirigencia procura mejorar la organización de la competición y la situación económica de los clubes, muchos de ellos en crisis.

Boca Juniors, último campeón, y River Plate, los dos equipos más importantes del país, concretaron varias incorporaciones de renombre y saldrán a la cancha este domingo para enfrentar, respectivamente, a Olimpo de Bahía Blanca y Temperley, que en la pasada temporada estuvieron cerca de caer a la Segunda División.

No será el único cambio que se implementará con el inicio de la Superliga: tras ocho años el Gobierno y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) pusieron fin al programa oficial “Fútbol Para Todos“, que financiaba con fondos públicos la televisación gratuita de los partidos del certamen de Primera División.

A partir del 1 de octubre próximo, los aficionados deberán pagar en un principio un abono mensual de 300 pesos (17€) para acceder a las transmisiones de los partidos, que serán emitidas solo por medio de la televisión por cable tras un acuerdo entre la AFA y las empresas Fox y Turner.

La Superliga argentina fue conformada bajo la figura legal de una asociación civil, que será presidida por Mariano Elizondo, que tiene estudios de posgrado en Administración de Empresas y llegó apadrinado por el animador televisivo y vicepresidente del club San Lorenzo, Marcelo Tinelli.

“El fútbol va a seguir siendo el mismo, pero muchas cosas alrededor van a modificarse. Esto no es un invento argentino. Es similar a lo que ocurre en Inglaterra, Italia, España o Alemania”, dijo al portal de noticias “Infobae“.

Uno de los principales objetivos de la Superliga, que funcionará en forma autónoma a la AFA, será monitorear la economía en crisis de los clubes. Para eso, los que tengan deudas con sus futbolistas sufrirán la pérdida de puntos.

Pese a esto, la mayoría de los equipos, fundamentalmente los denominados “grandes”, realizaron varias incorporaciones aunque sus finanzas no se encuentran completamente normalizadas.

El campeón Boca Juniors sumó a su plantel al volante colombiano Edwin Cardona (Monterrey, México), al defensor Paolo Goltz (América, México) y a los delanteros Nahitan Nández (Peñarol, Uruguay) y Cristian Espinoza (Villarreal, España).

River, uno de los clasificados para jugar los cuartos de final de la Copa Libertadores, incorporó al arquero Germán Lux (Deportivo La Coruña, España), el defensor Javier Pinola (Rosario Central, Argentina), los volantes Enzo Pérez (Valencia, España) y Nicolás de la Cruz (Liverpool, Uruguay) y los delanteros Ignacio Scocco (Newell’s, Argentina) y Rafael Santos Borré (Atlético, España).

La Superliga argentina comenzará este viernes con los partidos Tigre-Vélez Sarsfield y Banfield-Belgrano de Córdoba.

El sábado se enfrentarán Defensa y Justicia-Gimnasia La Plata, Colón de Santa Fe-Rosario Central, Talleres de Córdoba-Lanús e Independiente-Huracán.

El domingo, en tanto, jugarán San Martín de San Juan-Patronato de Paraná, Atlético Tucumán-Godoy Cruz de Mendoza, San Lorenzo-Racing, Boca-Olimpo y Temperley-River.

La primera fecha culminará el lunes con los duelos Newell’s-Unión de Santa Fe y Estudiantes de La Plata-Arsenal.

Por su parte, el partido entre Argentinos Juniors y Chacarita, los dos equipos ascendidos desde la Segunda División, fue postergado hasta el 8 de octubre próximo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados