Polideportivo

article title

Blanca Manchón, campeona del mundo sin patrocinio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuando naces campeona, nunca dejas de serlo. A pesar de los obstáculos que te encuentres a lo largo de la vida, a pesar de las piedras que te encuentras en la senda. En Sevilla encontramos el caso de una auténtica ganadora que a pesar de quedarse sin patrocinios tras quedarse embarazada, ha logrado esta semana convertirse en la nueva campeona del mundo de Windsurf (sexto campeonato del mundo personal) en la clase Raceboard.

La protagonista es Blanca Manchón, una deportista que se quedó sin ayudas tras quedarse embarazada de Noah, su primera bebé. Su caso reabre el debate del papel de la mujer como profesional en el deporte en particular y en cualquier ámbito de la vida en general. Una campeona huérfana por ‘cometer el delito de quedarse embarazada’.

“Llevo cuatro meses entrenando en serio y casi 4.000 euros gastados de mi bolsillo. Me enteré de que estaba embarazada justo al volver del Mundial del año pasado y pensé que era perfecto, porque así volvería justo para preparar el ciclo de Tokio 2020. Dos días antes de dar a luz, mi principal patrocinador no me renovó el contrato y el resto de marcas dejaron de apoyarme también. Con el embarazo me quedé sin patrocinadores. Ahora mismo no tengo ni económico ni de material. Estoy buscando nuevos patrocinadores pero cuesta que te apoyen si practicas un deporte minoritario y más aún si eres mujer”, expresó Blanca Manchón a los compañeros de MARCA.

“Basicamente, la ayuda que he tenido ha sido de mi familia. Me han dejado material para competir. Una marca me ha dejado la vela que después he tenido que devolver. Me fui en coche a competir y he vencido incluso a una medallista olímpica”, comentó Blanca en una entrevista concedida a Canal Sur, donde también mandó un mensaje a las instituciones: “Cuando una mujer deportista se queda embarazada no es el final de su carrera, es lo que tarde un futbolista en recuperarse de un ligamento cruzado. Soy el ejemplo de que 7 meses después, he logrado un nuevo campeonato del mundo. Mis patrocinadores no confiaron y espero que los que vengan puedan contar conmigo y yo con ellos.”

“El problema no es que una empresa “X” retire un patrocinio por una ausencia de competición por embarazo. Hay que profundizar más y concienciar de las peculiaridades del deporte femenino. Y entender que en esos momentos es cuando más ayuda necesita un deportista que vive de su profesión con un sueldo normal”, demanda la deportista.

“Puedo entender que una empresa no vea rentabilidad en esa circunstancia y retire y no renueve un apoyo. Por eso creo que el problema es más profundo. Sobre cómo se entiende el deporte femenino. No se puede equiparar al masculino. Ni mejor ni peor. Diferentes. Por eso el trato tiene que ser diferente. No favorecer, en absoluto, pero si entender que es una profesión donde tus mejores años deportivos coinciden con los mejores para ser madre. Hay que buscar que sea compatible. La especie humana depende de ello”, sostiene Blanca Manchón en su perfil de Twitter.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados