article title

Bien sabía el diablo dónde encontrar al Ángel

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Mijail LÓPEZ  – En el día de ayer se confirmó la llegada de Ángel Di María (Rosario, 26 años) al Manchester United, por una cifra récord en el fútbol inglés (59.7 millones de libras). El futbolista argentino se mostró encantado de llegar al United y expresó que solo dejaría el Madrid por los red devils, bien es conocido que rechazó ir a PSG y Mónaco a pesar de que le ofrecían el plus de jugar competición europea esta temporada 2014/15, algo que el United no podrá hacer como consecuencia de su delirante temporada pasada.

Di María es uno de los jugadores más desequilibrantes que tiene el fútbol actual, marca la diferencia porque a ese desequilibrio le añade inteligencia y trabajo, factores esenciales en cualquier esquema de van Gaal. Muchos se preguntan, considerando las fallas evidentes que tiene el Manchester United (mediocampo y defensa), si la compra de un extremo (y por una cifra elevada), es mero capricho de la directiva para alimentar a la maquinaria financiera del United, pues es una cara famosa que le pueden vender a los patrocinadores actuales y a los del futuro, o si de verdad es una necesidad de la plantilla actual del United.

Al analizar, se descubre que es un poco de ambas, en principio, la llegada de Di Maria, es un golpe al mercado, Los Glazers diciéndole al mundo: “Aquí estamos y tenemos dinero para comprar jugadores top”, y por ende, dando seguridad a los patrocinadores de que la actividad comercial a través de la compra de acciones en la bolsa de Nueva York seguirá subiendo, y por otro lado, es un jugador de clase mundial que aporta vértigo, calidad, goles y asistencias a una plantilla que tiene poco de eso, solo destacar que Di María logró 17 asistencias la temporada pasada, mientras que Nani, Young y Valencia combinados, solo lograron 4, números contundentes que dejan claro, que Ángel es más que un fichaje comercial.

Evidentemente, el Manchester United necesita más que lo puede aportar el ex-Rosario Central, si el club fuera un edificio, con Mata, Januzaj, Rooney, van Persie y Di María, las luces de neón y el salón de fiestas estarían listos, pero todavía falta acomodar el lobby, los elevadores y varios de los pisos. Más allá de esto, Ángel Di Maria es aire fresco para los red devils y puede ser EL FICHAJE para catapultar el proyecto a largo plazo de Louis van Gaal y ser el salvador que tanto ha esperado Old Trafford desde la salida de Cristiano Ronaldo, un antiguo diablo que ahora le cede su “7” a un Ángel.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados