Se habla de:

Betis

article title

Betis 2-1 Celta: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ilusión desbordante en el remozado Benito Villamarín para estrenar la temporada como local del Real Betis, fruto del trabajo bien hecho en los despachos por parte de la dirección deportiva que, por fin, carga de motivos a su hinchada para soñar con una temporada completa. Por su parte, el Celta de Vigo se presentaba en Heliópolis con la apetencia y necesidad de resarcirse de su fatal estreno liguero, con derrota ante la Real Sociedad en Balaídos.

Así, el Betis parecía presentarse al encuentro cargado de motivación para demostrar que las expectativas se ajustan a la realidad. Antes del minuto de juego, Sergio León pedía un penalti que no existió en la pugna con Jonny y durante los primeros minutos el conjunto verdiblanco daba la impresión de desear adueñarse del dominio del encuentro. Sin embargo, en el minuto siete, y tras provocar Iago Aspas una falta lateral, el lanzamiento de la misma desembocaba en un córner provocado por Wass, que lanza con maestría el golpe franco para que Maxi Gómez, libre de marca, rematase centrado un balón que Camarasa despejaría hacia su propia portería, acabando en la red.

Jarro de agua fría para los jugadores béticos, aunque no así para una afición que no dejaba de animar, inabordable pese a la momentánea derrota. El gol parecía deprimir al conjunto local, que no lograba enlazar jugadas ni encontrar la identidad en el juego que Setién pretende instalar en el equipo andaluz. Sin embargo, el aliento que llegaba de las almas verdiblancas sostenía la moral de su equipo que, finalmente, logró descifrar la presión a la que le sometía el conjunto vigués y zafarse de ella para hacerse, por fin, con el dominio del encuentro. De esta forma, y tras varios intentos frustrados de Joaquín de igualar la contienda, un centro medido desde la izquierda de Guardado encontró la cabeza de Sergio León en el segundo palo para empujar a la red el esférico y colocar las tablas en el electrónico. Corría el minuto 30 de encuentro y de ahí hasta el descanso el dominio local fue absoluto, con dos ocasiones más de Sergio León para poder haber desnivelado el marcador, una de ellas tras una jugada espectacular trenzada entre Javi García, Joaquín y Durmisi que Roncaglia, con la puntera, evitó que acabara en doblete para ‘El Trepa‘.

Tras la renaudación, el Celta pareció reengancharse al encuentro y el Betis aceptar el dominio visitante. Fueron 15 minutos de dominio vigués, con Radoja al mando de las operaciones, bien secundado por Jozabed, con Aspas y sobre todo Sisto incisivos por banda y Jonny participativo en las incorporaciones desde el lateral. Sin embargo, y pese a que por momentos el Betis pareció sufrir a balón parado, la portería de Adán, inédito durante todo el encuentro, no se vio amenazada y el equipo andaluz recobró el mando. En el minuto 69, Joaquín coloca un espectacular centro a la espalda de la defensa que Guardado remata de cabeza, de espaldas a la portería, obligando a Sergio a lucirse con una fabulosa estirada, despejando a saque de esquina.

El mexicano estaba cuajando un partido realmente completo, marcando el ritmo en la medular bética y encontrando los escasos espacios que la defensa del conjunto gallego dejaba. Fundamental en esa labor defensiva estaba siendo Roncaglia que, lesionado, dejó su puesto en el campo a Cabral. Para entonces, los locales ya mandaban y los visitantes parecían buscar el rincón del cuadrilátero, rogando clemencia. Joaquín, el capitán, olía la sangre, y volvía a colocar un centro envenenado que, con la punta de los dedos, el guardameta céltico alejaba de la cabeza de Sergio León, preparado para perforar la meta rival. Y a la salida del córner, Guardado recibe en corto para colocar un centro medido en la testa de Feddal, que hacía justicia a los méritos contraídos por uno y otro equipo, otorgando una ventaja a su equipo que sería definitiva. Y es que, aunque aún quedaron 20 minutos de encuentro por delante, el Celta fue incapaz de generar ocasiones claras que pudieran nivelar el partido.

El Villamarín sonríe, estrenando la temporada con victoria. Tres puntos vitales para reforzar un proyecto al que, sin duda, le queda camino por recorrer hasta instaurar definitivamente el método Setién. Un proyecto que ilusiona, un equipo que promete. Una afición que sueña.

 

LO MEJOR:  

Sin duda, el ambiente de gala vivido en el Villamarín. La afición bética anhela fútbol, su equipo le ha transmitido ilusión en el verano y la hinchada se dejó la voz y el alma animando a los suyos.  Además, el partidazo de Andrés Guardado, que ofreció un recital, llevando el timón de su equipo hacia la victoria y contribuyendo además con dos asistencias en ambos tantos de su equipo.

LO PEOR: 

La incapacidad del Celta para generar peligro ante la meta rival. Adán se marchó inédito, con una única parada a un disparo realmente flojo y, pese a disfrutar de momentos de dominio claro en el juego, los de Unzúe nunca dieron la sensación de tener capacidad para poner en aprietos a la defensa bética, más allá del balón parado.

JUGADOR SPHERA (MVP): Andrés Guardado

Puntos FUTMONDO

BETIS:

11 INICIAL:
Adán (5), Durmisi (6), Mandi (6), Feddal (8), Barragán (6), Javi García (5), Guardado (9), Camarasa (7), Joaquín (8), Francis Guerrero (6), Sergio León (8)
SUPLENTES: Tello (5), Sanabria (5), Narváez (s.c.)

CELTA:

11 INICIAL:
Sergio Álvarez (7), Jonny (6), Sergi Gómez (4), Roncaglia (7), Hugo Mallo (5), Radoja (7), Wass (5), Jozabed (6), Sisto (6), Aspas (5), Maxi Gómez (6)
SUPLENTES: Pablo Hernández (4), Cabral (5), Lobotka (5)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados