Se habla de:

EURO 2016

article title

Bélgica, asalto al trono

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Bélgica es un país situado en el noroeste europeo con una superficie de 30,528 km2 y una población de 11,250,659 habitantes.  Destaca por ser el epicentro político de la Unión Europea y ser uno de los países que la fundó. Sus deportes rey son el fútbol, el ciclismo, el tenis y el automovilismo.

Futbolísticamente hablando, Bélgica nunca ha llegado a ser una referente. De hecho, ha disputado 12 campeonatos mundiales y 4 Eurocopas sin grandes éxitos; finalista en la Eurocopa de 1980 y semifinalista en el mundial de 1986 cayendo contra Argentina han sido hasta el momento sus mejores resultados. Paradójicamente, pero, los Diablos Rojos, apodados así por el periodista Pierre Walckiers después de la victoria contra Holanda en 1906, han juntado un grupo de jugadores que han logrado unir al conjunto del país y que desprenden ilusión y ambición; desde que Mark Wilmots se hizo con el liderazgo del equipo, Bélgica ha evolucionado hasta tal punto de ser la número 1 del Ranking FIFA de selecciones, por delante de Argentina y España. En la Eurocopa de Francia 2016, los Diablos Rojos partirán como uno de los favoritos.

 

El paso del tiempo, un cambio de estilo y la llegada de Mark Wilmots son algunos de los factores que hicieron que Bélgica sea lo que es hoy en día: una selección que, si trabaja y se lo cree, puede conseguir lo que se proponga. El camino, como no podía ser de otra manera, estará lleno de obstáculos, pero recursos le sobran: cuentan con el que es considerado el mejor guardameta del mundo (Courtois), con una de las defensas más sólidas (Kompany-Alderweireld, especialmente), con hombres desequilibrantes como Carrasco, De Bruyne o Hazard, y con dos delanteros (Lukaku/Benteke) que, si están en forma, la pueden armar en cualquier momento y de cualquier manera. Por otro lado, Bélgica suele competir con un 4-3-3 en el que los laterales están abiertos y son ofensivos, con un trivote en el mediocampo, dos extremos hábiles y un delantero referente.

Si bien es cierto que el Mundial quizá le llegaba demasiado pronto, por falta de experiencia, también lo es que tanto la Eurocopa de Francia 2016 como el Mundial de Rusia 2018 lo hacen en el momento idóneo: es una selección experimentada, llena de recursos y con la ambición de hacer cosas grandes. Sin ir más lejos, en 2015 disputó nueve encuentros – siete clasificatorios para la Eurocopa y dos amistosos (3-4 vs Francia y 3-1 contra Italia) – con un balance de ocho triunfos y una única derrota, frente a Gales y por la mínima: 1-0. En otras palabras, estadísticas prácticamente inmejorables.

Las lesiones, el estado de forma de determinados futbolistas, la fuerza psicológica y la suerte dictarán sentencia en el camino de Bélgica. Pase lo que pase, la selección de Mark Wilmots promete vender su piel muy cara.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados