Se habla de:

Fútbol del Egeo

article title

El equipo del gobierno y el líder del país

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Algo está cambiando en Turquía. En un fútbol en el que solo el Trabzonspor durante los años setenta y ochenta y el Bursaspor en 2010 se han atrevido a romper la triple hegemonía de los grandes clubes de Estambul, un equipo de reciente creación, también de la gran ciudad turca y con una hinchada que pasa por ser la menos cuantiosa del fútbol turco, está dominando la presente Superliga desde su inicio, sin conocer todavía la derrota. Ese equipo es el Istanbul Basaksehir.

Fundado en 1990 por los trabajadores de la empresa del servicio de aguas municipales de Estambul como puro entrenemiento amateur bajo la nomenclatura de ISKI SK, el modesto equipo de la ciudad fue escalando categorías hasta la segunda división turca gracias al apoyo de la propia empresa municipal y del que era por entonces el alcalde de la ciudad, el actual presidente Erdogan.

istanbul-basaksehir-1

Además, el nombre del club cambió a Istanbul Buyuksehir Belediyespor, acortado de forma general a Istanbul BB. Belediye significa ayuntamiento en turco. Esto es, el equipo de fútbol del ayuntamiento de Estambul. Propiedad, por tanto, en términos teóricos, de todos los ciudadanos de Estambul. Hinchas del Galatasaray, Fenerbahçe y Besiktas incluidos, claro está.

Bajo esa denominación, el equipo consiguió el hito del primer ascenso a Primera División de cara a la temporada 2007/08 y pasó a jugar en el gigantesco Estadio Atatürk, sede de la mítica final de Champions que enfrentó al Liverpool y al Milan de 2005. Una afición de unos pocos centenares de hinchas en un estadio con capacidad para más de 75.000 espectadores. No es difícil imaginar que el eco se hacía sentir más que los cánticos.

El Istanbul BB llegó a recolectar un sexto puesto en la clasificación en la temporada 2009/10 y fue subcampeón de copa al curso siguiente, perdiendo la final ante el Besiktas en los penaltis, sin embargo, no pudo evitar el descenso en la 2012/13. Solamente pasó un año en la división de plata del fútbol turco y con el nuevo ascenso a la élite, llegó una nueva refundación. Clave para el presente estatus del que es el actual líder invicto de la Superliga turca.

El club estrenó un nuevo estadio un poco más acorde a su dimensión, con capacidad para más de 17.000 espectadores, a no demasiada distancia del Atatürk, también en el barrio periférico de Basaksehir, el nuevo nombre que pasaría a adoptar la sociedad. Fue inaugurado en 2014 con un partido amistoso entre antiguos futbolistas, famosos y autoridades en el que incluso tomó parte el mismísimo presidente Erdogan, primer impulsor del equipo.

Los gastos de la construcción corrieron, obviamente, a cargo de la propiedad del club: el ayuntamiento, a cargo entonces del regidor Kadir Topbas, quien, curiosamente, es miembro del AKP, el partido de Erdogan, y fue consejero del actual presidente cuando entre 1994 y 1998 éste ejerció la alcaldía de la gran ciudad del país.

El flamante estadio del club lleva el nombre de Fatih Terim, el gran técnico histórico del país y el seleccionador actual, pero que no guarda ningún tipo de relación con el equipo de Estambul de reciente creación. Se da la curiosidad paradójica de que el Galatasary, el club de siempre de Fatih Terim, fue el primer gran club de Estambul que visitó en liga el estadio en la temporada 2014/15 y se llevó puesto un 4-0 sonrojante con Cesare Prandelli como entrenador.

istanbul-basaksehir-3

Cuarto en las dos últimas campañas y clasificado para la Europa League aunque sin poder superar las rondas previas ni el año pasado ni este, el Istanbul Basaksehir se confirmó como el cuarto poder creciente del fútbol turco en apenas dos temporadas y ahora, quiere dar un paso más de la mano del entrenador Abdullah Avci, técnico de la sub-17 turca campeona de Europa en 2005, y que lleva desde 2006 en el cargo, a excepción del paréntesis entre 2011 y 2013 en el que asumió la selección absoluta.

Con una idea de orden defensivo, líneas juntas, jugadores muy activos en la presión tras pérdida y con una gran habilidad para salir con velocidad al contragolpe, Avci le ha dado al equipo un cariz altamente compacto y competitivo, organizado en un 4-4-1-1, al que está costando muchísimo descabalgar del liderato de la liga. No es casualidad, que hayan ganan ganado ya en esta liga al Fenerbahçe como locales y al Galatasaray en el Ali Sami Yen y empatado fuera con su perseguidor, el Besiktas.

istanbul-basaksehir-2

Además del ya mencionado técnico y de su serio estilo de juego, el Istanbul Basaksehir tiene una plantilla conformada en buena parte por cedidos y exjugadores de los tres grandes del país, aunque los combina con nombres de cierta celebridad. El bloque principal lo conforman Volkan Babacan, portero titular de Turquía, el extremo bosnio Edin Visca, el mediapunta brasileño Mossoró, excampeón de la Libertadores con Internacional en 2007 y de copa portuguesa con el Braga en 2013 y Mehmet Batdal, nueve gigantón que pasó por el Galatasaray.

Sin olvidar, por supuesto, al conocido como el Maradona del Bósforo. Un Emre Belözoglu, que es el líder y el jugador más reconocible de todos ellos y que, a sus 36 años, ejerce de capitán del equipo tras haber pasado por grandes clubes europeos como Inter de Milán, Newcastle y Atlético de Madrid, y haber jugado además en los dos gigantes del país, el Fenerbahçe y el Galatasaray, donde es pitado a cada partido en el que se enfrenta a su antigua afición.

istanbul-basaksehir-5

Huérfano de una historia ni mucho menos secular, pero con capital, buena gestión y ambiciones, el Istanbul Basaksehir se suma a la estela de equipos europeos de reciente creación pero de gran impacto contemporáneo como pueden ser el Sassuolo y el Red Bull Leipzig, compartiendo con ellos el odio general que provocan en las hinchadas más clásicas de sus respectivos países, pero con un diferenciación básica: aquí no hay detrás una empresa privada, sino el apoyo institucional del ayuntamiento de la ciudad más grande y poblada de la Europa futbolística.

Una situación compleja y atípica que alcanza hasta el punto de que la oposición manifiesta y latente de una buena parte de la población a las políticas de Erdogan, también se refleja en el desprecio hacia el club por parte del resto de aficiones como uno de los motivos principales, además de por su escasa e impostada popularidad.

istanbul-basaksehir-4

En cualquier caso, el Istanbul Basaksehir es la auténtica revelación de los líderes de las diferentes ligas europeas y está dispuesto a hacer historia, por mucho que les pese a algunos… o a muchos, incluyendo a las enormes masas sociales que tienen detrás sus vecinos del Galatasaray, del Fenerbahçe y del Besiktas. Tras vencer a los dos primeros y empatar con el Besiktas, es ya el favorito número uno para dar la campanada y alzarse con el título en Turquía, en lo que sería todo un hito sin precedentes para el equipo de más reciente fundación de los dos primeros escalafones del fútbol otomano.

 

Fotografías | Istanbul Basaksehir / Getty Images

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados