Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Banquillos con cambio de inquilino

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ley de vida. En el deporte de equipo en general y en el fútbol en particular, la carrera de los entrenadores pende siempre de un hilo. Los resultados o el hastío de la afición o la directiva y el afán por conseguir nuevos retos acaban, la mayoría de las veces, con los entrenadores fuera de los equipos. En este artículo les hablaremos de los seis entrenadores que, iniciada la temporada, dejaron su cargo en la 1.Bundesliga 2014-15, que son: Mirko Slomka, Jens Keller, Robín Dutt, Armin Veh, Jos Luhukay y Kasper Hjulmand. De éstos, solo uno abandonó el puesto por decisión propia.

Mirko Slomka (Cesado, 3ª jornada)

Fue el que abrió la veda. Un empate y dos derrotas claras frente a Paderborn (0-3) y Hannover 96 (2-0) fueron los causantes de la destitución. La falta de gol del equipo y el juego pobre fueron otros detonantes del despido. Con Josef Zinnbauer el equipo ha tardado en reaccionar, pero parece que en las últimas jornadas (quitando el 8-0 frente al Bayern) algo mejora la situación.

Slomka llegó al Hamburgo SV la temporada anterior y será recordado por ser el entrenador que salvó al club hanseático de su primer descenso en 1.Bundesliga tras superar la Relegation por goles en campo contrario (gol en este caso) frente al Greuther Fürth. Otra particularidad de Slomka es que la temporada pasada la inició en el Hannover 96 (el club que con su victoria frente al HSV provocó su despido).

Jens Keller (Cesado, 7ª jornada)

Se supone que el Schalke 04 es uno de los equipos importantes alemanes, sobre todo en la última década. Keller, muy discutido, esta temporada tuvo un empate frente al Bayern Múnich en el Allianz y una victoria en el derbi frente al Dortmund como resultados más destacados pero, por lo demás, una actuación muy irregular, lo que provocó su salida a mitad de la primera vuelta.

Su sustituto fue el campeón de Europa Roberto Di Matteo que desde la 12ª jornada no ha sacado a los mineros de los puestos europeos. Y todo eso a pesar de las lesiones, que ha sufrido muchas.

Robin Dutt (Cesado, 9ª jornada)

A Dutt le tocó el difícil papel de relevar a Thomas Schaaf en el Werder Bremen y eso se nota. El ex de Leverkusen dejó al club como colista después de un inicio flojo y eso provocó su destitución.

No obstante, su recambio ha sido el que ha experimentado mayor mejoría. Con Skripnik, el Bremen ha sumando cinco victorias consecutivas, lo que les ha dejado a pocos puntos de la zona europea y algo mas lejos del descenso. La filosofía del Schaafismo en Bremen ya es historia. Ahora Skripnik y gente como Junuzovic o Franco Di Santo llevan al equipo a otro nivel.

Armin Veh (Dimitido, 12ª jornada)

Es el único de los seis que abandonó su puesto por decisión propia. Como Dutt, Veh dejó su cargo siendo colista y por la irregularidad palpable de su equipo.

Pasan las jornadas y el equipo no mejora, puesto que, a día de hoy, sigue siendo el último de la tabla, de la mano de Huub Stevens. Y eso que Veh venía de ascender con el Eintracht Frankfurt y clasificarlo para Europa en tiempo récord. Pero como ya se sabe, no todos los vestuarios, equipos y partidos son iguales.

Jos Luhukay (Cesado, 19ª jornada)

Devolver al equipo capitalino del Hertha BSC a la máxima categoría no es suficiente. En esta liga han coqueteado demasiado con la zona media-baja y con la mejoría de clubes como Hamburgo SV, Dortmund y Werder Bremen han sido los perjudicados, cayendo al descenso.

Y eso que solo han ocupado la zona baja en dos jornadas, pero claro, ya se sabe que una vez caigas ahí, los nervios afloran y es más difícil jugar, por miedo a seguir cayendo. Llegó el húngaro Pár Dárdai para intentar mantener a un club histórico que no quiere volver a caer a la 2ª División.

Kasper Hjulmand (Cesado, 21ª jornada)

El danés ha sido el último en caer. Este fin de semanacdebuta el alemán Martin Schmidt en un Mainz 05 que podría acabar la jornada en descenso. Y sí, la destitución de uno de los clubes más humildes de la categoría ha llegado sin haber caído a la zona de peligro.

Hjulmand hizo historia en su país al llevar al FC Nordsjaelland a conquistar el título de liga y clasificarlo para Champions League. Schmidt tiene el reto ahora de mantener a un club que, de milagro y creciendo poco a poco, sigue en la 1.Bundesliga sacando, año a año, a jugadores jóvenes interesantes.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados