NFL

article title

Banderas y guacamole en la Super Bowl

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

México, uno de los países más atacados por el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, dará regalos en la Super Bowl LI: Desde hinchas a guacamole, los mexicanos serán protagonistas el domingo en Houston, donde se jugará gran la final entre New England Patriots y Atlanta Falcons.

De acuerdo a lo que estimó Arturo Olivé, director de la NFL en México, unos 30.000 mexicanos se trasladarán el fin de semana a Houston con motivo de la Super Bowl.

En declaraciones a Radio Fórmula, Olivé confió que “cifras del gobierno de la ciudad que nos han compartido, se esperan 30.000 mexicanos visitando Houston este fin de semana”.

Incluso en las redes sociales hubo una propuesta para que los aficionados mexicanos que estén presentes en la Super Bowl lleven su bandera de México, para festejar la diversidad del país norteamericano.

Frente a las preocupaciones de los ciudadanos mexicanos presentes en Houston, el jefe de policía de la ciudad texana, Art Acevedo, fue contundente. “Habrá seguridad para todos. No importa de donde vengan”, dijo en conferencia de prensa.

Acevedo explicó que están preparados para cualquier situación. “Tenemos personas hispanohablantes preparados para contestar llamadas del 911“, explicó.

No todos asistirán al estadio, pero la gran presencia del público mexicano en la ciudad es uno de los indicadores de que, a pesar de que el presidente Trump desea construir un muro, la NFL considera a México un gran mercado con el cual pueden estrechar relaciones.

Según la empresa HR, tan solo en la capital mexicana y el área metropolitana, más de cinco millones y medio de personas vieron la Super Bowl en 2016. Más del doble de los que sintonizaron el Gran Premio de México de la Fórmula Uno, que tenía a dos participantes mexicanos.

No es casualidad que en la semana previa al Super Bowl, el espectáculo deportivo por excelencia del país norteamericano, Roger Goodell, comisionado de la NFL, haya anunciado un partido de temporada regular a realizarse en el Estado Azteca este año.

“Tenemos una gran base de aficionados en México”, dijo en la rueda de prensa previa al partido del domingo. “Su pasión por este deporte es inspiradora, esperamos un partido memorable”, añadió.

Los Oakland Raiders volverán a hacer de locales en la Ciudad de México, como lo hicieron en noviembre pasado ante los Houston Texans. Esta vez, todavía sin fecha confirmada, harán lo propio contra los Patriots, que podrían llegar a la capital mexicana como ganadores de la Super Bowl.

Es imposible determinar si fue una casualidad o un mensaje cifrado de la NFL que fueran precisamente los Patriots, el equipo al que apoya Trump, quienes jueguen contra los Raiders.

Pero, más allá del ámbito deportivo, México también tendrá un rol protagónico en las mesas de los aficionados estadounidenses. Uno de los platillos favoritos para disfrutar de los partidos de fútbol americano es el guacamole, cuyo componente principal es el aguacate, que se consume con totopos de maíz.

México es el primer exportador mundial de aguacate. Según el Ministerio de Agricultura, tan solo durante la Super Bowl se consumirán 35 mil toneladas de aguacate. En esta semana se enviaron cerca de 100 mil toneladas para abastecer la demanda.

Este producto tendrá su propio comercial durante el partido del domingo. La empresa “Avocados from México”, en español “Aguacates de México”, que distribuye más de la mitad de las importaciones de aguacate en Estados Unidos, emitirá un anuncio de 30 segundos con el actor Jon Lovitz como protagonista.

La cervecera estadounidense Budweiser, por su parte, emitirá un comercial de un minuto donde cuenta las dificultades que su fundador, un inmigrante alemán, pasó para poder crear su empresa.

La compañía negó que se trate de un anuncio político, pero la temática del comercial y la defensa implícita de los inmigrantes ha sido tomada como una declaración contra las recientes posturas migratorias tomadas en Estados Unidos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados