Balonmano

article title

Balonmano, una nefasta segunda parte condena a España

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

España cae 20-22 ante Rumania y ya no depende de sí misma. Necesita un triunfo de Dinamarca sobre Hungría para seguir optando a las semifinales.

JOTA MATEO | España ya no depende de sí misma y necesita un triunfo de Dinamarca sobre Hungría para seguir optando a las semifinales. Tras una primera parte en la que se pudo haber incluso sentenciado el partido – 14-9 al descanso – ha llegado la peor versión de las Guerreras justo en el peor momento, ese en el que había que dar la puntilla a Rumanía y sellar la primera victoria en la Main Round, encarrilando de ese modo el pase a las semifinales. Pero no ha podido ser, más por demérito de las hispanas que se mostraron incapaces de anotar en la segunda mitad ante la impresionante Ungureanu que se erigió en una figura infranqueable en la portería rumana.

Una vez más, al igual que ocurrió frente a Noruega, los errores condenaron a las Guerreras y eso que en los primeros treinta minutos se pudo ver que eran netamente superiores a su rival. Pero no sentenció cuando pudo y lo acabó pagando en la reanudación, haciendo inútil la fantástica actuación de Ana Temprano en la portería hispana que fue capaz ella sola de mantener en el partido a las suyas. Al final un 20-22 favorable a Rumanía que complica seriamente las opciones de las Guerreras de acceder a la lucha por los metales, dejando además de depender de sí mismas para pasar a semifinales, necesitando un triunfo de Dinamarca frente a la anfitriona Hungría para seguir con vida en este Europeo. Complicado, si, pero no imposible.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados