La Liga

article title

Bale resuelve cualquier duda a base de goles

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Christian DÍEZ –  Ya no hay dudas. Gareth Bale ha llegado para quedarse. El partido contra el Valladolid sirvió para comprobar que el Real Madrid parece haber acertado de pleno con uno de sus fichajes más caros de toda su historia. El extremo blanco realizó un partido para enmarcar. Anotando un hat trick perfecto (cabeza, pierna izquierda y derecha) y haciendo olvidar la ausencia del gran ídolo de la afición madridista, Cristiano Ronaldo.

Gareth Bale ha pasado del infierno al olimpo en apenas dos meses. Las dudas que generaron sus problemas musculares a su llegada a la capital de España tras no haber realizado una correcta pretemporada se han resuelto a base del trabajo constante y la respuesta sobre el terreno de juego. Ya no hay rumores de hernias, de lesiones crónicas. Se ha pasado de ver sombría la imagen del galés a intuir la figura de la grandeza que ya se pudo ver en Londres defendiendo la camiseta de los Spurs.

El encuentro ante el Real Valladolid fue una gran prueba de fuego para Gareth Bale. El galés cubría con su figura al astro rey del equipo blanco, Cristiano Ronaldo, su gran ídolo, una situación que para nada vino grande al ex del Tottenham. Bale asumió un rol vital en el equipo, destacando por encima del resto desde el pitido inicial. Un gol con la testa, una asistencia a Benzema, un tanto con la derecha y otro al contragolpe, con la izquierda. La perfección hecha realidad. Bale comenzaba a cumplir su sueño, ese que desde niño le hacía verse con la camiseta del Real Madrid, celebrando goles y victorias en el Santiago Bernabéu. 

Bale se llevó su primer balón a casa tras su hat trick | Getty Images

Tras despejar dudas sobre el césped, Bale fue claro con la prensa, esa que no se lo puso fácil desde su llegada a Madrid: "Ahora me siento parte del equipo y estoy disfrutando, Los compañeros me lo han puesto más fácil. Todos me han apoyado. Estoy ya cerca del 100%, pero tengo que seguir trabajando". Algunos lanzaron globos sonda con su adaptación al equipo, se habló de una lesión crónica que podría poner en jaque su estancia en el Real Madrid. Se dudó de él y del servicio médico blanco. Una circunstancia que en dos meses ha dado un giro de 180º. Ya no se habla de la famosa hernia de Bale, eso es el pasado. Ahora la sonrisa de este joven galés ya se encuentra entre la de los grandes elegidos de Ancelotti.

Con unos números de aúpa, Bale ya es el tercer máximo goleador del Real Madrid con nueve goles esta temporada, sólo uno menos que Benzema, quien ha jugado cinco partidos más que el '11' blanco. Con un gol de media cada 94 minutos, Bale encadena tres encuentros consecutivos marcando (Almería, Galatasaray y Valladolid), sumando además seis asistencias en sus 13 partidos con la camiseta madridista. Unos números que sirven para desterrar todas las dudas que algunos quisieron verter sobre su figura. Bale ha llegado a Madrid para quedarse. Su estrella ya brilla con luz propia dentro del olimpo blanco.

[Sigue la actualidad madridista en @RMSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados