Villarreal

article title

Villarreal, viento en popa a toda vela

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Villarreal sigue a flote. Dos semanas convulsas, con la sorprendente destitución de Marcelino y la eliminación en la previa de Champions League (frente a un Mónaco que acabó siendo semifinalista) presagiaban una temporada complicada y enturbiaban un proyecto en notable crecimiento. No en vano, el Submarino se había clasificado para Europa en las tres temporadas anteriores, y se avecinaba más competencia que nunca por esos puestos de privilegio.

Regresar a la Champions iba a resultar casi imposible. El arreón inicial del Sevilla y la recuperación estelar del Atlético puso el objetivo en nada menos que 72 puntos. El Villarreal, eso sí, logró seis puntos ante rojiblancos y dos empates ante nervionenses. Nadie puede reprochar al cuadro amarillo de no competir. También empató ante Real Madrid en el Bernabéu y ante el Barça en el Estadio de la Cerámica en el día de la inauguración del nuevo nombre.

Las últimas jornadas se iban a convertir en una lucha encarnizada con Athletic y Real Sociedad por el quinto puesto. El triunfo ante los de Valverde en casa (3-1) fue un impulso de moral que lanzó al Submarino a un mes y medio del final. Tenía el gol average ganado con sus dos rivales y marchaba por delante en la clasificación. El calendario no era fácil, pero el Villarreal ganó en el Calderón y en Mestalla, donde aseguró su clasificación europea por cuarta campaña consecutiva tras el ascenso. El proyecto continúa.

 

– Fran Escribá (7)

Llegó Escribá con una misión difícil: igualar o mejorar lo conseguido por Marcelino sin que se notaran cambios abultados. No modificó mucho el sistema, si bien dotó al equipo de una solidez defensiva inimaginable tiempo atrás. Hasta la lesión de Asenjo, el Villarreal era el equipo menos goleado del campeonato. Las veloces transiciones ofensivas fueron el arma preferida del técnico valenciano, que tuvo en los problemas físicos de sus futbolistas su mayor obstáculo. Se le pide más, eso sí, en Copa y Europa League.

Fran Escribá (Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

 

Lo mejor de la temporada: La recuperación del equipo. El curso empezó de la peor forma posible, con nueve lesionados y Marcelino destituido por un conflicto con la directiva y/o la plantilla. Se avecinaba tempestad, pero el Villarreal despertó a tiempo, recuperó efectivos y volvió a demostrar que es capaz de ganar a cualquier rival. La estadística no miente: 67 puntos, segundo mejor registro de la historia amarilla (tres menos que la temporada pasada, cuando fue cuarto).

Lo peor de la temporada: La cuarta lesión de Sergio Asenjo. En el mejor momento de su carrera, rozando el premio Zamora y con la confianza de Julen Lopetegui en la selección, el meta palentino volvió a romperse el cruzado. Por suerte, el sacrificio y la capacidad de lucha de Sergio son insuperables. Volver

MVP de la temporada: Manu Trigueros. Ha dado por fin el salto definitivo que presagiaba hacec tres temporadas. Motor del Villarreal, el mejor complemento posible a Bruno. Calidad con el balón, trabajo sin él. Visión de juego, excelente golpeo y mejor distribución de balón. Uno de los centrocampistas más técnicos y completos de la Liga. Llamando a gritos a la selección.

Nota general al equipo: (7)

 

 

EL ESCÁNER

SERGIO ASENJO: Muro. Hasta la lesión, el meta amarillo disputó 24 partidos y solo encajó 15 goles. La defensa tuvo algo que ver, pero sus actuaciones, milagrosas en algunos casos, recordaban a las del mismísimo Iker Casillas. Nota: 9


ANDRÉS FERNÁNDEZ:
Garantía. Había dudas sobre su respuesta, sobre todo porque la comparación con Asenjo podía pesarle. Su tramo final de temporada ha sido realmente espectacular, incluidas sus dos grandes paradas en Mestalla. Nota: 7

MARIO GASPAR: Solvencia. Otra gran temporada del lateral amarillo, el jugador con más minutos en Liga de toda la plantilla. A sus 26 años se ha consolidado como uno de los mejores carrileros diestros de nuestro país. Nota: 8

ANTONIO RUKAVINA: Residual. Para Marcelino era un comodín que jugaba en cualquier lateral y banda, pero con Escribá no ha tenido muchos minutos (la temporada pasada jugó 1300, este curso poco más de 200). Nota: s.c

MATEO MUSACCHIO: Despedida. Las lesiones siguen machacándole, pero se ha mostrado más seguro que la temporada pasada, aunque todavía lejos de ese central que prometía ser. A un paso de marcharse al Milan. Nota: 6

VÍCTOR RUIZ: Líder. Es el baluarte defensivo del Submarino un año más. Apenas comete errores y muchos le piden para la selección. Una lesión le dejó fuera en el último mes y medio de competición. Nota: 7

ÁLVARO GONZÁLEZ: Cumplidor. Las lesiones de sus compañeros le han hecho jugar más de lo esperado y casi nunca ha desentonado. Llamado a ser importante con la marcha de Musacchio. Nota: 6

DANIELE BONERA: Servicial. Solo ha jugado seis partidos, pero ha aportado el triple que en su primer año en el Villarreal. Brilló en plazas imponentes como el Pizjuán o Mestalla. Nota: 6

JAUME COSTA: Carácter. En su línea. Parecía que sufriría con la competencia de José Ángel, pero ha sido amo y señor del lateral izquierdo siendo peligroso en ataque y contundente en defensa. Nota: 7

JOSÉ ÁNGEL: Incisivo. Ha tenido pocas oportunidades con Jaume por delante, pero ha sido un buen desatascador de partidos por su profundidad en banda. Nota: 6

BRUNO SORIANO: Eterno. La experiencia es un grado, y a sus 32 años el de Artana sigue siendo una pieza indispensable en el esquema amarillo, aunque parte de sus galones en el centro del campo han sido cedidos a Trigueros. Nota: 7

MANU TRIGUEROS: Cerebro. El MVP del Villarreal y candidato a uno de los mejores centrocampistas del torneo. Junto a Bruno ha formado un centro del campo que muchos envidian. Nota: 8

Manu Trigueros (JOSE JORDAN/AFP/Getty Images)


ALFRED N’DIAYE:
Desconocido. Nunca fue ese poderoso futbolista que se veía en el Betis, más bien todo lo contrario. Fuera de lugar en el centro de la defensa, nunca aprovechó su fuerza ni su zancada. Se marchó en verano al Hull. Nota: 3

RODRI: Aparición. 20 años y un futuro prometedor avalan a este centrocampista que tiene cositas de Bruno y que ha dejado su sello siempre que Escribá le ha dado la oportunidad. Nota: 6

JONATHAN DOS SANTOS: Infalible. Se ha convertido en importante en el Villarreal tras una temporada pasada en la que se dudaba de su rendimiento. Lo hace casi todo bien y juega en casi cualquier posición del campo. Nota: 7

ROBERTO SORIANO: Efectivo. Las estadísticas no mienten. Ha sido el mejor fichaje del Submarino con diferencia y el que más ha participado de forma directa en los goles amarillos este curso (10 goles y 7 asistencias). Su carácter le dejó fuera del equipo en un tramo de la temporada, pero volvió mejor que nunca. Nota: 8

SAMU CASTILLEJO: Ascenso. Su aportación ha crecido de forma exponencial desde la temporada pasada, siendo el futbolista más desequilibrante del Villarreal en ciertos partidos. Todavía le falta ‘punch’ para ser más resolutivo. Nota: 7

DENIS CHERYSHEV: Ausente. Fue quizás el fichaje más ilusionante por lo que había demostrado en su primer año en el Villarreal, pero las lesiones le han maltratado de tal manera que se ha perdido nada menos que 25 partidos. Nota: 4

CÉDRIC BAKAMBU: Puntual. El regusto de los 20 goles anotados la pasada temporada le obligaba a repetir actuación, pero las lesiones y la falta de puntería se lo impidieron. No obstante, en la recta final ha sido clave con siete tantos en las últimas ocho jornadas y una asistencia, nada menos que el Calderón, en el gol que dio la victoria. Nota: 7

Bakambu (Getty)

 

ROBERTO SOLDADO: Guerrero. Tal es su importancia en el Villarreal que, tras seis meses lesionado, recuperó la titularidad con rapidez y se volvió a convertir en el líder del ataque amarillo. Su golazo en Mestalla fue la guinda a un mes verdaderamente asombroso. Nota: 7

NICOLA SANSONE: Decreciente. Empezó como un bólido, pero se fue apagando poco a poco al tiempo que la pareja Bakambu-Soldado recuperaba su sitio. En Mestalla rompió una sequía de más de cuatro meses. Nota: 6

ALEXANDRE PATO: Negocio. Justo cuando se empezaba a ver una de las mejores versiones del brasileño, decidió marcharse a China. El Villarreal logró 15 millones de beneficio con su venta. Nota: 6

ADRIÁN LÓPEZ: Querido. En Oporto no juega, pero en Villarreal, pese a que no logra hacerse con un puesto de titular, siempre aporta y se ha ganado el cariño de la afición grogueta por su trabajo y actitud. Solo dos goles, pero ambos decisivos ante Betis y Athletic. Nota: 6

SANTOS BORRÉ: Inadaptado. Ni teniendo competencia ni siendo uno de los pocos jugadores disponibles en ataque ha estado a la altura de lo que apunta. Talento tiene. Nota: 4

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados