Se habla de:

Fórmula 1

article title

Ayrton Senna, la leyenda del más grande

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Ayrton Senna da Silva nació el 21 de marzo de 1960 en São Paulo, en el seno de una familia que le permitió desarrollar sus cualidades al volante. Su padre, Milton, le fabricó un kart, el cual sería el primer paso que daría hacia la gloria.

Entre sus más allegados, impresionaban sus dotes, como su vecino João Alberto reconoce: “Fue impresionante. Él tenía unos cuatro años y todo el mundo lo veía correr en el kart. Ya en la primera vuelta en la calle de tierra, nos quedamos impresionados con la habilidad y el conocimiento que él ya tenía”.

Tras su paso por la modalidad de karts, Ayrton aterrizó en Inglaterra en 1981, conquistando el Campeonato RAC y Townsend-Thoreson de Fórmula Ford 1600, lo que le propulsó hacia el siguiente nivel, la Fórmula Ford 2000 británica, en la que repitió la hazaña, al igual que a nivel europeo.

Todo ello le permitió promocionar al Campeonato Británico de Fórmula 3 en 1983, con mismo resultado, algo que no pasó desapercibido para Frank Williams y para la Fórmula 1 en general, realizando pruebas con McLaren, Brabham, Toleman y el propio Williams.

Finalmente firmó para Toleman, con quien hizo actuaciones míticas, como en el Gran Premio de Mónaco de 1984, subiendo a la segunda posición, tras Alain Prost, en una carrera con lluvia. Además de ello, sumó otros dos podios, en Gran Bretaña y en Portugal.

 

 

Esas espectaculares acciones, le llevaron a marchar en 1985 hacia Lotus, un conjunto que le permitió adjudicarse su primera victoria en la máxima categoría del automovilismo, en el mismo escenario en el que ya marcó una tercera plaza, Portugal, el 21 de abril.

Otras dos temporadas en Lotus, en las que se alzó con 4 victorias, 16 podios, 112 puntos y una cuarta y tercera posición, respectivamente, en la tabla de pilotos, le dieron la posibilidad de ir a McLaren.

Una vez allí, en 1988, a lomos del MP4-4, logro su sueño, ganar el campeonato mundial de Fórmula 1, compartiendo garaje con el que le arrebató la que podría haber sido su debut como ganador en Mónaco, en 1984, tras solicitar la bandera roja ante el inminente diluvio. Esa campaña la cerró con 8 victorias, 11 podios y 90 puntos.

El año siguiente, continuó con los de Woking, pero 1989 se saldó con muchas críticas hacia la decisión de la maniobra en Japón con Alain Prost. Dicha acción dio el título al francés en detrimento del paulista, en una de las imágenes más famosas de este deporte.

Ayrton regresó a la senda de la victoria, conquistando las dos temporadas siguientes el título que le acreditaba como campeón del mundo, continuando en la escudería inglesa, con 13 victorias, 23 podios y 173 puntos en total. Además, le pudo devolver la jugada en 1990 en la misma ubicación al que fue su compañero, ya que Prost fichó por Ferrari.

El Gran Premio de Brasil de 1991 quedará en los anales de la historia, debido a que Senna tuvo que manejar su monoplaza en sexta marcha durante los últimos giros por una avería, demostrando así su enorme capacidad física, bañándose en champán con la bandera de su país.

En 1992, los Williams se mostraron intratables, siendo el inglés Nigel Mansell y su recordado número 5 rojo en su morro delantero, los que sucedieron al brasileño como campeones.

De nuevo, los de Grove, idearon la suspensión activa que les ofreció un rendimiento superior, pero Senna dio una lección de pilotaje sobre lluvia a todo el mundo en el Gran Premio de Europa de 1993, sacando una ventaja a sus rivales de más de un minuto, e incluso doblando a todos ellos salvo a Damon Hill.

Ayrton necesitaba ganar, por lo que decidió firmar por Williams en 1994, en la que fue su última campaña en la Fórmula 1, debido al fatal accidente que sufrió en Imola el 1 de mayo, formando así el negro fin de semana del Gran Premio de San Marino, tras sufrir la pérdida de Roland Ratzenberger el día anterior.

El brasileño falleció horas después en el hospital, pero su leyenda quedará viva en todos los aficionados a esta categoría, los cuales rinden homenaje al más grande de todos los tiempos cada vez que les es posible.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies