Fútbol alemán

article title

August Starek, bicampeón en Baviera

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

‘El negro Gusti” nació en Viena en 1945. Comenzó profesionalmente en el Simmeringer SC, un club que actualmente juega en la 4ª división austriaca y que, durante los años años 60 formó parte de la máxima categoría del fútbol del país centroeuropeo. Debutó en 1963, el año en el que el equipo quedó en penúltima posición. Descendió y, una temporada después, regresó a la máxima categoría. Aunque no tuviera mucho protagonismo durante esos primeros años, el Rapid Viena, uno de los clubes más importantes de la capital y del país. Allí, en los dos años que estuvo, no tuvo un gran protagonismo, pero en la competición liguera promedió casi un gol por partido en esas dos temporadas.

El primer contacto de Starek con el fútbol alemán se produjo en febrero de 1967. Disputaba el Rapid la Recopa de Europa y, tras eliminar al Galatasaray, les tocó en frentarse en cuartos al Bayern Múnich de Maier, Beckenbauer y ‘Torpedo’ Müller. Cerca estuvieron de dar la sorpresa. El Rapid ganó en la ida gracias a un gol de Starek, precisamente. Para la vuelta, el conjunto bávaro empató la eliminatoria y, en la prórroga, se llevó la victoria y, tiempo después, el título de campeón, ante el Rangers, en la ciudad bávara de Núremberg, curiosamente, la sede del equipo con el que August Starek aterrizó en el fútbol germano.

El FC Nürnberg celebrando el título de la temporada 67-68.

‘Gusti’ fue el máximo goleador del Rapid en aquella segunda temporada. El Nürnberg había finalizado la temporada en media tabla, con el austriaco Maximilian Merkel en el banquillo y con la confianza de estar para la siguiente, se trajo a Starek, para luchar por algo mayor. Era el FC Nürnberg, uno de los grandes clubes del campeonato alemán durante las décadas de los años 20 y los 30. Un equipo que, tras la II Guerra Mundial solo pudo conquistar dos campeonatos alemanes, previos a la etapa de la Bundesliga. Con la llegada de August Starek y con Merkel al mando, Der Ruhmreiche hizo un inicio de campeonato muy bueno, ganando ocho partidos y empatando cuatro. Pasaron el primer tercio de la temporada sin perder ningún partido. Aunque Starek seguía sin ser importante, ahí estaba, aportando algunos goles en su participación. En aquella época, la responsabilidad goleadora del equipo cayó en Franz Brungs, Heinz Stehl y Georg Volkert.

El FC Nürnberg fue líder de la competición durante treinta y una de las treinta y cuatro jornadas de liga. ‘Gusti’ no había conseguido un gran título en el fútbol profesional hasta esa liga. El campeonato que devolvió el carácter ganador del equipo de la Franconia Central. Su estancia en aquel club solamente duró un año. El Bayern lo fichó tras una decepcionante 5ª plaza, con Zlatko Cajkovski en el banquillo. Llegó Branko Zebec y, cuando finalizó la 1ª vuelta, el equipo era líder en solitario, con cuatro puntos de ventaja sobre Borussia Mönchengladbach, Eintracht Braunschweig y HSV. El Nürnberg, por su parte, ocupaba la 13ª plaza, habiendo sumado la mitad de los puntos que hizo la temporada anterior. A los de Merkel le faltaba Brungs, que había aportado unos veinticinco goles la temporada anterior.

Starek (a la izquierda) junto a Branko Zebec y otros jugadores del Bayern.

El Bayern ganó la Bundesliga y la DFB Pokal aquel año y el Nürnberg descendió tras haber quedado penúltimo, por encima del Kicker Offenbach. Al año siguiente Starek pasó a un segundo plano, jugando solamente cuatro de los cinco primeros partidos de liga. Pasada la media hora del duelo ante el Borussia Dortmund, August tuvo que ser sustituido por Klaus Klein y ya no pudo volver a jugar más en el equipo bávaro que, a final de aquella liga se tuvo que conformar con el subcampeonato. El retorno a su país no tardó en llegar. En 1970 volvió a jugar en las filas del Rapid Viena, para volver al FC Nürnberg en Segunda División al año siguiente.

La carrera de August ‘El Negro Gusti’ Starek no fue muy prolífica. No quedó nunca entre los mejores goleadores ni destacó por algo inportante, pero estuvo ahí. Ganó dos Bundesligas consecutivas, con dos equipos diferentes. Dos equipos de una misma región. Tampoco fue un futbolista muy destacado a nivel internacional, puesto que jugó para su país desde 1968 hasta 1974, no habiendo participado Austria en ningún gran evento en aquella etapa. No fue remarcable su etapa en Alemania por su actuación personal, pero sí se convirtió en el bicampeón de Baviera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies