Atlético

article title

Atracción por la pelota. Atlético 2.0

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No es sólo un sólido líder de la Liga española, sino que ahora el Atlético de Madrid se hizo más atrevido para insinuar un gusto por el balón que antes no tenía.

“Pasión y ambición”, reclamó su técnico, Diego Simeone, como la clave de la goleada 7-1 lograda el sábado ante el Granada que llenó de fiesta las gradas del Vicente Calderón.

Nadie tiene mejor coeficiente que el Atlético en la Liga española, la señal de que además de defender tan bien como siempre añadió tanques de gasolina a su delantera. Así, lleva 21 goles a favor y apenas tres en contra, un balance de +18 que nadie más propone en el torneo español.

Hace semanas que el conjunto rojiblanco insinúa que quiere ir un paso más allá de la versión de equipo sólido que todo el mundo reconoce. Comenzó la temporada con la herida abierta de la última final de la Liga de Campeones, cuando muchos analistas acusaron a Simeone de echar demasiado atrás al equipo cuando tenía al Real Madrid contra las cuerdas. Y este inicio de campaña tampoco pareció demasiado prometedor.

Así, comenzó la Liga española con dos empates -ante los recién ascendidos Alavés y Leganés- que sembraron la inquietud entre los suyos. De nuevo volvieron los viejos diagnósticos: dificultades extremas en el juego ofensivo y poca ambición.

Fue entonces cuando Antoine Griezmann, la gran estrella del equipo, dejó helados a sus seguidores al asegurar: “Si seguimos así vamos a pelear por el descenso“.

Estos dos partidos parecieron contradecir la propuesta de la dirección deportiva, que para la nueva temporada mejoró el ataque con las contrataciones de Kevin Gameiro y Nico Gaitán, quienes se añadieron a una nómina de delanteros reluciente con los nombres de Griezmann, Yannick Carrasco, Ángel Correa y el renovado Fernando Torres.

Pero la reacción del actual subcampeón de Europa fue fulminante con cinco victorias y un empate ante el Barcelona en la Liga española, además de dos triunfos en la Liga de Campeones, uno de ellos ante el poderosísimo Bayern Múnich.

Yannick Carrasco, un paso adelante | Getty

Yannick Carrasco, un paso adelante | Getty

El Atlético de Madrid fundamentó su racha no sólo en su conocida capacidad para competir y levantarse, sino también en la creación de fútbol ofensivo. Simeone hizo titular a Carrasco y puso definitivamente a Koke, un jugador en gran forma, como eje del conjunto. Con ello el equipo rojiblanco pasó a jugar prácticamente con un 4-3-3 y a tener mucho tiempo la pelota porque siempre recupera pronto.

Sus hinchas parecen encantados con esta versión y comienzan a vivir cada partido no sólo con la fiesta del resultado, sino también del juego.

El domingo el club celebró en el Vicente Calderón el 50º aniversario del estadio y la grada se llenó de niños, un acontecimiento que no pudo obviar Simeone, como él mismo reconoció tras el encuentro.

Lo que se me pasó por la cabeza antes del partido sobre todo, y en el andar, es la cantidad de chicos que había en las tribunas. Y a esos chicos hay que transmitirles pasión y ambición porque, después, jugar a la pelota juegan todos bien, talento tienen muchos, pero pasión y ambición no. Transmitirles a los chicos de la tribuna pasión y ambición, que es lo que necesita el mundo hoy“, relató en uno de sus habituales discursos “mesiánicos“.

El Atlético marcó 20 goles en los últimos seis partidos, una muestra de que el equipo no se conforma con ponerse por delante y refugiarse atrás, sino que añadió ambición goleadora y voluntad de ser protagonista.

El próximo encuentro de la Liga española, en el campo de un Sevilla que es tercero, pondrá a prueba si lo que alumbra Simeone se convierte en una tendencia indiscutible. De momento, lo que deja es un líder con autoridad en las dos áreas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados