Se habla de:

Atlético

article title

Atlético: sin gol no hay paraíso

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Llegó la Copa del Rey para mostrar, y ante un equipo de la tercera categoría del fútbol español, cuál es el mayor problema que tiene hoy el Atlético de Madrid: la falta de un “nueve” que haga goles.

El conjunto rojiblanco no pasó el miércoles del empate 1-1 ante el modesto Elche en un encuentro en el que volvió a evidenciar que juega con pólvora mojada. Con Antoine Griezmann de descanso y sin Kevin Gameiro, tanto Fernando Torres como Luciano Vietto vivieron una noche aciaga. Una más. 

En total fueron 18 remates para un solo gol y un balón al palo. Y el tanto llegó a través del centro de un central, José María Giménez, y el remate de un centrocampista defensivo, Thomas.

La estadística es esclarecedora: el Atlético necesita 3,69 remates para hacer un gol. Su peor promedio con Diego Simeone como entrenador, un técnico que siempre hizo de la eficacia una valiosa virtud.

Fuera de Griezmann, autor de tres tantos esta temporada, el único delantero rojiblanco que ha aportado algo hasta la fecha es Gameiro. Pero un solo gol. Lo hizo la última jornada de la Liga española en el campo del Celta de Vigo para darle el triunfo a su equipo.

Ni Torres ni Vietto se estrenaron todavía en la presente campaña. Ninguno de los dos está contando demasiado para Simeone y lo cierto es que ante el Elche le llenaron de argumentos. Torres tuvo un cabezazo franco que entregó al arquero y Vietto erró dos mano a mano.

“No estuvimos finos de cara a portería pero hay que insistir. Lo importante es que las tengan. Hemos tenido situaciones y eso es lo bueno. Por situaciones de gol siempre estuvimos cerca de ganar“, analizó Simeone.

Pero como su equipo no marcó lo que generó, dejó abierta la eliminatoria ante un equipo de la Segunda División B. Y esa falta de concreción le pudo suponer un problema mayor, pues el Elche también disfrutó de ocasiones para ganar en la segunda parte.

Hay que tener paciencia para que aparezca la confianza y el gol se dé como una situación natural“, deseó Simeone.

En la recámara permanece Diego Costa, quien se incorporará al equipo rojiblanco en enero, una vez que finalice la sanción de FIFA de no poder inscribir jugadores por irregularidades en la contratación de menores de edad. Y, visto lo que hay, los hinchas cuentan los días para su llegada.

Hasta entonces, el Atlético de Madrid deberá intentar sobrevivir. Y eso pasa inevitablemente por mejorar notablemente su disposición ante el gol. En la Liga española es cuarto a seis puntos del Barcelona, en la Liga de Campeones está ahora fuera de los octavos y en la Copa del Rey todavía deberá esforzarse para evitar un serio disgusto. Sin gol, sin un “nueve”, no hay éxitos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados