Se habla de:

Athletic

article title

Athletic de Madrid; Atlético de Bilbao

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En estos últimos días se han revuelto las aguas sobre la fundación y comienzos de la historia del Atlético de Madrid. Un club que como muchos saben fue creado por estudiantes vascos afincados en la capital que extrañaban su ciudad natal y sobre todo su equipo de toda la vida.

Todo comenzó tras la victoria por tres goles a dos en el encuentro disputado por el Athletic de Bilbao  y el Madrid Football Club. Tras él, los mencionados estudiantes comentaban lo bonito que sería tener un equipo como el de la ciudad vasca, pero en Madrid.

Eduardo Acha, uno de los fundadores, viajo a Bilbao para presentar la idea, que fue tomada con mucho agrado, y finalmente oficializada el 26 de abril de 1903. Lo fundaron con el nombre Athletic Club de Madrid. Sería una sucursal del equipo vasco y la cuota mensual sería de 2,50 pesetas. Todo sería como el club original.

Como si de un filial actualmente se tratara, no podían jugar partidos oficiales uno frente al otro, de hecho el club bilbaíno podía coger prestados futbolistas del otro club como si fuera su conjunto “B” .

Sin embargo en 1921 el club madrileño se desvinculó del vizcaíno. Anecdoticamente, el Athletic de Bilbao tras la guerra Civil tuvo que castellanizarse y llamarse Atlético de Bilbao, mientras que el Athletic de Madrid, al tener que fusionarse con el Aviación por temas económicos , y llamarse Athletic Aviación antes de la afrenta, también lo cambió por Atlético Aviación.

A pesar de que el club de Bilbao no pudo cambiar su nombre, el de Madrid si lo hizo en 1947, poniéndose el nombre que hoy tiene. Atlético de Madrid.

Sin embargo y aunque no tienen nada que ver, actualmente, un club con el otro en lo que a fuera del terreno de juego se refiere especialmente a la filosofía; además de compartir el color de la camiseta, ambos comparten algo que no todos los equipos pueden decir y es la  buena afición que ambos clubes tienen. Esa afición que no les ha dejado ni a sol ni a sombra y que para lo bueno y lo malo ha mostrado lealtad a sus futbolistas. Algo similar a una afición “a la inglesa”.

Pero si hay algo más que han compartido son un número de futbolistas que tanto en un equipo como en otro han sido importantes la mayoria y han sudado la camiseta como el que más. Algunos ejemplos son los siguientes:

 

  • Lafuente

Uno de los primeros futbolistas que pasaron del Athletic de Bilbao al Atlético de Madrid, además que posteriormente fue entrenador del Atlético Aviación (realizada ya la fusión entre los dos equipos madrileños). Ramón de la Fuente, criado en la cantera del Barakaldo,  es fichado tras unas buenas campañas en su club por el Athletic donde jugará nueve ganando tres Ligas y Cuatro Copas. En 1934 el equipo rojiblanco de la capital le ficha. Un año después una fractura de tibia y peroné en un partido entre el Sevilla y su equipo, hace que no pueda jugar la temporada siguiente y a la postre causar su retiro. Sin embargo, tras la Guerra Civil, dirige durante diez jornadas, a causa de una inhabilitación sufrida por el mítico portero ya retirado Ricardo Zamora. Después entrenó durante dos campañas al Deportivo de la Coruña.

Ramon de la Fuente. Fuente:bdfutbol.com

Ramon de la Fuente. Fuente:bdfutbol.com

  • Jose María Maguregui

Histórico jugador del Athletic de Bilbao en los años 50, donde consiguió tres Copas del Generalísimo. Tras casi diez campañas en el primer equipo bilbaíno salío del País Vasco para jugar dos años en Sevilla, otro en el Espanyol y acabar en el Recreativo de Huelva, donde casualmente compartió vestuario con el padre del actual míster del PSG Unai Emery. Tras colgar las botas, se hizo entrenador, trabajo que realizó en Santander, Almería, Vigo, Espanyol, antes de hacerlo durante varios partidos de la 88-89 al Atlético de Madrid. Fue destituido y contratado por el Murcia a las pocas jornadas.

Maguregui en el Athletic. fuente:miathletic.com

Maguregui en el Athletic. fuente:miathletic.com

  • Irureta

Javier Irureta formó parte del Atlético que hizo historia llegando por primera vez a una final de la Copa de Europa, y que estuvo a punto de lograr de no haber sido por ese gol realizado por el Bayer de Munich casi al final del encuentro, empatandoy haciendo que se tuviera que jugar un encuentro de desempate que terminó ganando el club alemán y así el torneo europeo. Ocho años vistiendo la elástica rojiblanca del Manzanares antes de salir al Athletic de Bilbao, donde estuvo cinco años demostrando su clase y calidad. Tras colgar las botas, entrenó al Sestao, Logroñés, Oviedo, Racing de Santander, antes de ser el míster un año de su Athletic, y posteriomente hacer historia durante siete en el Deportivo.

Irureta como colchonero. fuente: colchonero.com

Irureta como colchonero. fuente: colchonero.com

  • Javier Clemente

Javier Clemente es uno de los nombres del fútbol que más controversia ha creado en los últimos años. Nacido en Barakaldo,en su época de jugador pasó de juvenil a ser llamado por el primer equipo.Pero tras jugar una campaña con el Athletic, en 1969 una entrada de Marañón del Sabadell jugándose la Copa del Generalisimo, le truncó la carrera como futbolista. Le fueron realizadas varias operaciones, pero ninguna con el resultado esperado. En 1975 se le realizó un partido homenaje. Seis años después comenzó su andadura en los banquillos de forma profesional. El Athletic de Bilbao era el club. Cinco años donde el vizcaino regaló a su club una época que no pudo de jugador. Dos Ligas, una Copa del Rey y una Supercopa. Tras acabar su primera etapa en el Athletic, estuvo tres años en el Espanyol donde desgraciadamente en su último año el club descendió. El curso siguiente es entrenador del Atlético durante gran parte de él. Es destituido y en dos años vuelve a entrenar a sus dos anteriores equipos. En 1992 es contratado como seleccionador, debutando ante Inglaterra. En 1994 está a punto de tocar la gloria que un codazo, un gol que no pudo realizarse y un tanto italiano impidió que pudiera realizarse. En 1998 el Mundial de Francia es tal vez la gota que colma el vaso y en 1998, deja de ser seleccionador español. Ficha por el Betis, pasa por distintos clubes entre ellos el Espanyol durante dos temporadas, el Athletic una y termina en el Sporting de Gijón.

Javier Clemente. Fuente:miathletic.com

Javier Clemente. Fuente: miathletic.com

  • Julio Salinas

Hablar de Julio Salinas es hablar de uno de los goleadores de los 80 y 90. Futbolista criado en la cantera del Athletic,  pichichi de segunda con el equipo B de la disciplina bilbaina, Tras formar parte muy joven de la campaña más importante de la historia reciente del Athletic consiguiendo Liga y Copa en 1983, fichó en 1986 por el Atlético de Madrid dos campañas consiguiendo mayor número de goles que las anteriores con el primer equipo del club bilbaíno. A pesar de no conseguir ningún titulo, fue contratado por el Barcelona para jugar seis campañas y formar parte de la “Época Cruyff”. Ligas, Copas y la primera Copa de Europa del club la ganó con el vizcaino en sus filas. En 1994 salió hacia la Coruña para jugar una temporada y posteriormente dos en Gijón y dos en Vitoria, con una campaña entre medias jugando en Japón.

Salinas en el Atlético. Fuente: uliosalinas19.blogspot.com.es

Salinas en el Atlético. Fuente: uliosalinas19.blogspot.com.es

 

  • Andoni Goikoetxea

El exfutbolista de Alonsotegi, estuvo trece temporadas en el Athletic, con luces como las dos Ligas de las temporadas 82-83 y 83-84, La Copa del Rey 1984 y la Supercopa de 1984, además de sombras como la entrada que lesionó de gravedad a Maradona. Defensa de los de antes, duro pero noble, a pesar de la mencionada jugada que le ha acarreado ser recordado en gran parte por esa acción. Entrenado por personas que han formado parte del Athletic como Iribar, Iñaki Saéz o con el que logró los éxitos, Javier Clemente. Disputó tres campañas en el equipo rojiblanco de Madrid donde fue entrenado entre otros por Ufarte, Menotti y los históricos vizcaínos Maguregui y el mencionado Clemente.

Goikoetxea salta con Santillana. Fuente: eldesmarque.com

Goikoetxea salta con Santillana. Fuente: eldesmarque.com

  • Uralde

Pedro Uralde. Nacido en Vitoria y futbolista que perteneció a la época dorada de los 80 del máximo rival del Athletic (Dos Ligas y Supercopa de España), fichó por el club colchonero en 1986 donde jugó ese año antes de hacerlo tres en el Atletic y posteriormente ser contratado por el Deportivo en Segunda para jugar la temporada de ascenso y la primera que estuvo el club gallego en la división de Oro española.

Uralde en el Atlético. Fuente: colchonero.com

Uralde en el Atlético. Fuente: colchonero.com

  • Patxi Ferreira

Patxi Ferreira es tal vez uno de los jugadores que mejor recuerdo han dejado en los equipos en los que ha estado. Nacido en Saucelle, Salamanca pero criado en Lezama tuvo su debut en la jornada dos ante un equipo que en el futuro sería suyo durante una campaña el Sevilla. Tenía el futbolista 17 años. Formó parte del primer club de forma continuada en la temporada 1986-87. Tres temporadas después salió en dirección a Madrid. El Atlético sería su equipo durante cinco campañas, cuatro seguidas y tras una cesión en el club hispalense de un curso, volvería al club rojiblanco. Allí formó parte de la plantilla que fue bicampeona de la Copa del Rey. Con Schuster, Futre, Alfredo, Donato, Sabas, Abel Resino, Toni, Aguilera…En el verano de 1995 fue contratado por el Valencia donde jugó dos temporadas antes de volver al club donde se hizo para jugar de nuevo durante un trienio, antes de despedirse del fútbol en activo en el Rayo Vallecano en la 2000-01.

Ferreira en el Athletic. Fuente; alchetron.com

Ferreira en el Athletic. Fuente; alchetron.com

 

  • Pizo Gómez

El eibarrés criado en Lezama, comenzó su andadura en el primer equipo en 1983, durante la Supercopa de España ante el Barcelona. Un partido y una victoria. En 1985 volvió a ser convocado por el primer equipo y jugó la siguiente completa con el “A”, antes de ser contratado por el Osasuna jugar dos campañas, y fichar por el Atlético de Madrid, compartiendo vestuario con Bustingorri, compañero suyo en el Osasuna y por parte del Athletic, Goikoetxea y Ferreira además de ser entrenado parte de su primera campaña por Javier Clemente. De las cinco campañas que estuvo en el club madrileño tres las hizo de forma continuada y las dos restantes intercalandolas con el Espanyol y el Rayo Vallecano.

Pizo Gómez, con Alfredo, Aguilera y Abel Resino. Fuente:colchonero.com

Pizo Gómez, con Alfredo, Aguilera y Abel Resino. Fuente:colchonero.com

  • Ezquerro

El jugador navarro formado en las categorías del Osasuna fue contratado por el Atlético de Madrid para jugar con su “B” en 1996. La buena campaña que estaba realizando le valió para debutar con el primer equipo y jugar varios partidos, algunos de ellos formando parte del once titular. Sin embargo la siguiente no tuvo mucha suerte y salió a Mallorca, de donde salió para jugar siete campañas en el Athletic, con unos buenos números entre goles y partidos disputados. Tras esto al igual que Julio Salinas, fue contratado por el Barcelona donde formó parte del año del “triplete“. Tras el trienio en el club catalán se despidió del fútbol en activo en el Osasuna, aunque no tuvo muchas oportunidades.

 

Santi Ezquerro en el Athletic. Fuente:20minutos.es

Santi Ezquerro en el Athletic. Fuente:20minutos.es

 

  • Aranzubia

Formado en Lezama, el logroñés debutó con el primer equipo en la temporada 2000-01, tras formar parte del combinado nacional sub 20 que fue proclamado Campeón del Mundo y que fue el germen de la Selección que tantos títulos nos ha regalado. Anecdóticamente Casillas era suplente y el joven riojano titular.   Dos años después de su debut consiguió ser el portero titular del equipo bilbaíno. Cinco años siendo el portero que defendía de forma inicial la meta rojiblanca, la 2007-08 con Caparrós como entrenador dejó de ser imprescindible, hasta el punto que una grave lesión del entonces portero titular Iraízoz no le hizo ser su recambio, sino fue Armando, contratado del Cádiz en el mercado invernal. Terminada este curso, salió del Athletic en dirección A Coruña jugar cinco campañas. Todas ellas imprescindible. Sin embargo, ahí vivió los sinsabores de dos descensos y un ascenso entre medias. En el verano de 2013 fue contratado por el Atlético de Madrid en la 2013-14, jugando esa campaña que fue campeón el club colchonero. Fue el segundo portero tras el belga Thibaut Courtois.  Tras una campaña sin jugar, colgó los guantes

Aranzubia en el Atlético. Fuente:balóndeplata

Aranzubia en el Atlético. Fuente:balóndeplata

  • Raúl García

Futbolista del Athletic en activo. Criado en el Atlético Osasuna, con 21 años fue contratado por el Atlético de Madrid. En su primera etapa imprescindible durante cuatro de los cinco años que estuvo consiguiendo la Copa de la UEFA y la Supercopa de Europa. En 2011 salió cedido al club navarro, antes de volver y ser durante tres años amo y señor del centro del campo colchonero. Una nueva Supercopa de Europa, además de una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España. En 2015 se desvincula del club madrileño para fichar por el club de Lezama. Su despedida fue sentida y con un futbolista emocionado. Esta es su segunda campaña en el club bilbaíno como no podía ser de otra manera, dando clases de fútbol y no dando ningún balón ni partido por perdido.

 

Presentación Raúl García. Fuente:forum.koora.com

Presentación Raúl García. Fuente:forum.koora.com

Beitia y Nagore son otros de los ejemplos que jugaron en ambos equipos. Beitia a finales de los 50, pasó del Barakaldo al Athletic donde no tuvo grandes oportunidades a pesar de ser contratado durante dos campañas por el Barcelona y otras dos por el Tenerife antes de jugar varios partido en el club colchonero. Por parte del futbolista criado en el Osasuna, tampoco tuvo muchas oportunidades en Lezama aunque si tuvo una campaña de las dos que estuvo en el Atlético de Madrid como imprescindible y además importante para el Club. El año del retorno a Primera.

En definitiva una serie de futbolistas que dejaron huella en ambos clubes y que demuestran que hay más cosas que unen a dos equipos, que separan. Esa necesidad de tener a un club cerca, en un momento en el que las distancias eran mucho más amplias que ahora y el hecho de jugar con los colores de tu club, hacen feliz a mucha gente, a pesar de llamarse de otra manera pero con el corazón siendo del club origen.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados