Fútbol Español

article title

Así sería el reparto televisivo que quiere Javier Tebas en España

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol español vive en medio de un clima tenso entre los dos máximos organismos que controlan todo aquel encuentro profesional que se dispute en territorio nacional. La Liga de Fútbol Profesional sigue adelante en su discurso por igualar el rendimiento de los 20 clubes que forman parte de la Liga BBVA, con el único y gran objetivo de que todos partan de las mismas bases, y en consecuencia el aficionado encuentre un torneo de mayor competitividad.

La comparación con la Premier League parece eterna, infinita, omnipresente. No hay detalle del fútbol español que no acabe siendo señalado al fútbol inglés como ejemplo, como espejo en el que fijarse. Una situación que el Presidente de la LFP ya no deja de lado, y se encuentra luchando para que, al menos, las diferencias sean menores, ya que por mínimas que sean se verán beneficiados muchos clubes en España.

Javier Tebas trabaja para que la propuesta acabe siendo oficial. Durante los últimos días ha sido noticia por su seguridad y seriedad frente al Gobierno, a quien urge que mueva los hilos necesarios para legislar el nuevo reparto conjunto de los omnipresentes derechos televisivos. El resultado buscado sería un nuevo Real Decreto de venta centralizada de los derechos aprobado por el consejo de Ministros. De no ser así, afirma, el fútbol español acabaría siendo la “peor” de las 5 ligas más potentes.

¿Qué aportaría el nuevo reparto televisivo al fútbol español?


-1000 millones a repartir entre los clubes españoles que militen en la Liga BBVA
. Más dinero que el actual, sumado a un reparto más equitativo, más proporcionado, menos desigual. No llegaría al nivel de la Premier League, donde actualmente se ingresa el doble aproximadamente de la propuesta, pero sería un primer paso en la búsqueda de la optimización deseada.

-La LFP sería la vía central que poseería el control para ser la encargada del reparto equitativo. Es decir, la mano objetiva que otorgue a cada club la cantidad necesaria y justa, según sus dimensiones. Seguirían existiendo diferencias, pero no tan acentuadas como en la actualidad, que es donde reside todo el problema

-La idea principal que sostenta todo se basa en el cambio de la negociación. Pasar de una negociación individual, por clubes, a una conjunta, haciendo fuerza de forma colectiva.

-El reparto de ingresos sería de la siguiente forma: El 50% sería repartido de forma equitativa entre todos los clubes. Esos 500 millones de euros serían repartidos en partes de 25 millones por equipo. Un 25% sería orientado según la tabla clasificatoria de la temporada anterior. Es decir, 250 millones de euros, en el que el primero cobraría más que el segundo, y así proporcionalmente, de manera justa por méritos deportivos. El otro 25% restante se repartiría por dimensión de los clubes, en datos como número de abonados, dinero recaudado en taquilla o notoriedad social.

Es decir, medidas justas, equitativas, que igualarían la competitividad entre clubes. Los ‘grandes’ seguirían cobrando más dinero, pero por su dimensión. Evidentemente, Real Madrid o Barcelona seguirían firmando contratos mayores con marcas, seguirían vendiendo más camisetas, pero sería por valor propio, no por un mal reparto de derechos.

Esta medida que quiere imponer Javier Tebas haría que los clubes que ahora se encuentran en el grupo de las “víctimas” cobren de media entre 10 y 15 millones de euros más respecto al actual. No se trata del paso definitivo, puesto que no alcanzaría el estatus del fútbol inglés, donde las cifras y la explotación comercial adquiere mayor dimensión, pero sí mejoraría e igualaría la situación actual que, según la propia LFP, podría llevar a complicar aún más el futuro del fútbol español.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados