Ciclismo

article title

Así se presenta la última semana del Tour de Francia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – Llegó el segundo día de descanso, antesala por tanto de la semana decisiva del Tour de Francia. Las tres etapas en los Pirineos servirán para definir las batallas cara a cara cuesta arriba en puertos de peso como Balès el martes; Portillo, Peyresourde, Val Louron y Saint-Lary-Soulan el miércoles; y Tourmalet y Hautacam el jueves. No terminará allí la cosa, porque el sábado, el día antes del paseo triunfal en los Campos Elíseos, los ciclistas afrontarán la única contrarreloj de la carrera en los comprometidos 52 kilómetros entre Bergerac y Périgueux, que seguro provocarán cambios en la general.

Pero difícilmente será desbancado de su liderazgo Vincenzo Nibali. El siciliano ya tiene 4 minutos y 37 segundos de ventaja sobre el segundo clasificado, y ha ganado tiempo a todos sus rivales en los cuatro finales en montaña hasta ahora. Con semejante diferencia y con el resto de ciclistas importantes pensando más en como amarrar la posición de podio más que en batir a un Nibali hasta ahora intratable, solo una hecatombe podría separarle del maillot amarillo en París. El último italiano que venció el Tour de Francia fue Marco Pantani, en 1998 -hace poco, tras el reanálisis de las muestras de esa carrera se demostró que había consumido EPO-, y para el anterior hay que remontarse hasta 1965, con Felice Gimondi. Precisamente Gimondi forma parte, junto a Anquetil, Merckx, Hinault y Contador, del selecto grupo de ciclistas que han conseguido la conocida como Triple Corona, es decir, ganar Tour, Giro y Vuelta. Nibali, que ya venció la Vuelta a España en 2010 y el Giro de Italia en 2013, está a un paso de conseguirlo.

Alejandro Valverde ocupa la segunda posición tras superar las etapas alpinas. Pese a perder medio minuto precioso en la última etapa en Risoul con sus principales rivales, el murciano se encuentra ante la gran oportunidad de subir al podio en París, el objetivo contra el que se ha estrellado una y otra vez insistentemente desde su debut allá por 2005. Valverde está fuerte, en uno de los mejores momentos de su carrera, y si uno de sus por desgracia habituales situaciones desafortunadas o errores personales o tácticos, tiene su sueño muy cerca. Y si algo le pasa a Nibali -o lo provoca su equipo-, estará ahí para aprovecharlo.

Los franceses, que no pisan el podio desde Richard Virenque en 1997, tienen a los jóvenes Romain Bardet y Thibaut Pinot en la pomada. Tercero el de AG2R, a solo 13 segundos de Valverde, maillot blanco, en su segunda participación en el Tour con 23 años -en su debut finalizó en una meritoria 15ª posición, a pesar de que quedó descolgado en los famosos abanicos de Saint-Amand-Montrond, como Valverde- y cuarto a 16 segundos de Bardet el pupilo de Madiot, que explotó hace ya dos años como un gran escalador. Ambos son la esperanza local en la general, pero cuidado con Tejay Van Garderen, que puede darles más de una sorpresa negativa. El americano está en crecimiento en este Tour, especialmente tras su gran ascensión a Risoul, y cuenta con la contrarreloj final como gran baza. La debilidad de los franceses contra el crono puede ser clave si no aumentan el minuto que actualmente tienen de ventaja sobre Van Garderen.

Ciclistas como Peraud -compañero de Bardet-, los neerlandeses Mollema y Ten Dam, el prometedor checo König, el combativo Rolland, el clásico Van den Broeck -este año por debajo de su regularidad habitual-, el sempiterno Zubeldia o el campeón del mundo Rui Costa estarán en la lucha por las posiciones de Top-10. Richie Porte tratará de destacar en la contrarreloj, aunque el triunfo parece reservado para Tony Martin, mientras en la montaña tratarán de decir su palabra otros ciclistas como Frank Schleck, Mikel Nieve, Chris Horner, Gautier, Voeckler, Roche o Spilak, con margen en la general como para intentar el triunfo de etapa.

El maillot de la montaña lo viste Joaquím Rodríguez, este año totalmente desentendido de la lucha por la carrera. Sin embargo, las victorias de Nibali y Majka, han apretado la clasificación, hasta el punto de que el español está empatado a puntos con el polaco, con solo dos más que el líder. El verde está sentenciado para Peter Sagan, al que todavía se le atraganta la victoria. Dos etapas llanas antes de finalizar el Tour, incluida la de París, en las que Kittel -ausente en los últimos sprints-, Kristoff -vencedor de dos etapas-, Greipel -una en el saco-, el propio Sagan o los jóvenes Demaré y Coquard podrán apurar sus opciones.

Y con estos ingredientes, la última semana del Tour de Francia tratará de no decepcionar al aficionado. En una carrera que hasta ahora ha tenido de todo, positivo y negativo, desde el primer día, estas últimas etapas pueden ser la guinda a una gran edición.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados