Chile

article title

Arturo Vidal y el enésimo problema con el juego

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El volante de la selección chilena de fútbol Arturo Vidal negó hoy tajantemente haber estado involucrado en incidentes en un casino cercano a Santiago de Chile.

“No sé de qué me hablan (…) Vengo de mi casa. Lo descarto completamente. Dejen de ensuciar mi nombre“, declaró Vidal esta mañana a la entrada del complejo Juan Pinto Durán, el centro de entrenamiento de la “Roja”, que se prepara para el partido del jueves ante Paraguay y el martes contra Bolivia por las eliminatorias sudamericanas rumbo a Rusia 2018.

Según versiones periodísticas, el deportista llegó la noche del lunes acompañado de familiares y amigos hasta un hotel-casino, ubicado a unos 60 kilómetros al sur de Santiago, donde alquiló unas habitaciones.

En medio de los festejos, algunos de los invitados habrían provocado desórdenes y daños en el lugar, por lo que acudió la policía y los conminó a retirarse del recinto.

Vidal, al igual que los integrantes de la selección, tenía permiso del técnico Juan Antonio Pizzi para tomarse la noche del lunes libre y reintegrarse hoy a las 11:00 hora local a los entrenamientos.

El futbolista, que reiteró haber llegado desde su casa a Pinto Durán, se presentó a las prácticas más de una hora antes de lo establecido por el técnico.

Hace dos años, el volante chileno, una de las piezas clave en el funcionamiento de la “Roja”, estuvo involucrado en un grave incidente cuando se disputaba en Chile la Copa América 2015. En esa oportunidad, chocó el automóvil que conducía en estado de ebriedad en una autopista cercana a la capital, según estableció la policía.

Su técnico de entonces, el argentino Jorge Sampaoli le perdonó, y Vidal, que admitió su falta, pudo seguir en el combinado que conquistaría el certamen continental por primera vez en su historia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados