article title

Artistas sobre el hielo: historia, datos y récords

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

David FERNÁNDEZ – Es año olímpico para los deportes invernales pero esto no influye en el patinaje artístico sobre hielo y, como cada año desde 1947 (y no es desde antes por la interrupción que provocó la Segunda Guerra Mundial), se disputa el Europeo.

El escenario elegido es Budapest, sede de la competición por séptima ocasión y que lo albergó por primera vez hace 119 años, cuando la ciudad formaba parte del imperio austrohúngaro. Solo Davos (10) y Viena (9) han vivido más ediciones.

Tripletes
El primer campeonato de Europa se hizo en Hamburgo en 1891, solo con competición masculina. Las mujeres y las parejas debutaron en 1930, en Viena, y la danza en 1954 en Bolzano. Y en esa edición de hace 123 años Alemania consiguió un triplete liderado por Oskar Uhlig. Solo se han producido siete tripletes más en categoría masculina, tres de Austria, dos de la Unión Soviética y dos de Rusia, el último en 1999.

En mujeres ha habido seis, el primero de Gran Bretaña en 1939  y el último de Rusia en 2002. En el de 1939 fue tercera Daphne Walker que repitió puesto en la siguiente edición de 1947 convirtiéndose en la única persona medallista antes y después de la Segunda Guerra Mundial.
En parejas hubo doce, todos entre URSS y Rusia; y en danza once pero es la categoría que lleva más tiempo sin verlo, porque se produjo por última vez en 1992 con los rusos.

Un sueco de Dinamarca
La primera gran estrella fue el sueco, nacido en la actual capital de Dinamarca, Ulrich Salchow, que hoy día da nombre a una de las piruetas más ejecutadas. Salchow se proclamó nueve veces campeón europeo, lo que ningún otro hombre ha podido hacer, y fue diez veces medallistas (esto sí lo igualaron hasta cuatro patinadores), y eso que se vio muy perjudicado por dos ediciones no disputadas (1902 y 1903) y por la interrupción de siete años que causó la Gran Guerra (tras el conflicto fue cuarto en los Juegos de Amberes en 1920).

El Wunderteam
En el periodo de entreguerras destacó el equipo austriaco liderado por Karl Schäfer. Austria ganó 19 ediciones seguidas (1922-1938) a lo que solo se acerca la URSS en parejas con 17 (1965-1981), por su parte Schäfer llegó a encadenar ocho títulos consecutivos, record histórico para un hombre.

Pentacampeonas
Seis mujeres se han proclamado campeonas de Europa en al menos cinco ocasiones y cuatro de ellas lo han hecho de manera consecutiva. La primera fue la noruega Sonja Henie, campeona en las seis ediciones en las que compitió (1931-1936), la siguieron Sjouke Dijkstra (5 seguidos), la alemana de la RDA Katarina Witt (6 seguidos), la francesa Surya Bonaly (5 seguidos) y más recientemente, y no de manera consecutiva, la rusa Irina Slutskaya (7 títulos) y la italiana Carolina Kostner (5).

Los invitados
La historia del campeonato es tan extensa que incluso ha habido campeones no europeos. En 1934 la estadounidense Maribel Vinsen fue bronce, en 1947 la canadiense Barbara Ann Scott ganó el título superando a la estadounidense Gretchen Merrill y en 1948 se vieron los triunfos de Dick Button (USA) y la mencionada Scott (Canadá).


Irina Rodnina y Alexander Zaitsev en Mundial Goteborg 1976 | Getty Images

La zarina Irina
Schäfer no tiene el record absoluto de títulos seguidos y Salchow de títulos en total porque son superados por Irina Rodnina. La moscovita ganó 11 oros por parejas (4 junto a Ulanov y 7 junto a Zaitsev), 10 de ellos de manera consecutiva (1969-1978). Además tiene otros dos records porque todas sus medallas fueron de oro y es la única mujer en ganar oros seguidos con compañeros distintos (en parejas o danza), algo hecho por dos hombres, Paul Falk en parejas y Courtney Jones en danza.

Pleno al ruso
Lo que no pudo conseguir la Unión Soviética, Gran Bretaña, la RDA, Alemania, Austria y ninguna otra potencia anterior, sí lo hizo Rusia, ganar los cuatro títulos en juego. Y lo hizo seis veces: 1997, 1998, 1999 (consiguiendo 9 de las 12 medallas posibles), 2003, 2005 y 2006.

La era moderna
Desde que en Turín 2005 se estrenase el nuevo código de puntuación es mucho más sencillo comparar notas. Si bien es cierto que éstas cada vez son mejores porque se añade más dificultad a unos programas cada vez mejor ejecutados. Por eso la mejor nota es de los campeones en 2013. En parejas eso no sucede y la nota record la tienen los rusos Kavaguti/Smirnov desde 2010.
Así que donde mejor se puede comprobar la superioridad de un campeón es en la diferencia obtenida. En 2013 Javier Fernández sacó 24,34 puntos a la plata; en 2012 Kostner aventajó en 16,61 puntos a la finlandesa Korpi; en 2008 los alemanes Savchenko/Szolkowy lograron en parejas la mayor ventaja en cualquier modalidad, 32,98 puntos; y en 2007 los galos Delobel/Schönfelder consiguieron 23,71 puntos de renta en danza.

El reto del anfitrión
A los organizadores se les da bien la competición femenina. En ella lograron sus tres últimos oros (Hungría en 2004, Finlandia en 2009 y Suiza en 2011). El oro masculino y de danza se les resiste desde 1990 (Viktor Petrenko y el dúo Klimova/Ponomarenko en Leningrado) y el de parejas desde 1995 (Wötzel/Steuer en Dortmund).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados