article title

Arsenal y Manchester City empataron 1-1 en el Emirates

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN El Emirates Stadium acogía el gran duelo del fin de semana en Inglaterra y uno de los más destacados del fútbol europeo. El Arsenal recibía al Manchester City en un partido que, hace un mes, supondría haber enfrentado a dos candidatos al título, pero que, por la dinámica Gunner, presentaba como vital la cita para los Citizens.

Si la visita a Londres era importante en la previa para los de Manuel Pellegrini todavía lo sería más cuando el Chelsea perdía su partido frente al Crystal Palace, que en caso de victoria les colocaría líderes del torneo, con dos partidos aplazados y por disputar.

El encuentro pronto comenzaría a dejar claro el guión final. Un Manchester City fiel a su potencia ofensiva comenzaría a dejar claro que la cita era de vital importancia, y por ello buscarían la meta rival a toda costa. La superioridad visitante era notable. Las llegadas y la posesión caían en favor de los de Manchester, ante un Arsenal que quería, pero no podía, y que cerraría el primer tiempo sin un sólo disparo a portería, lo que evidentemente facilitaría las cosas al City.

Los del Etihad Stadium se adelantaría en el marcador mediante un gol de David Silva, que pasaba por el área para recoger un balón suelto tras lanzamiento de Dzeko que se encontró con el poste. El objetivo de marcar se había conseguido, y a partir de ahí, mismo planteamiento, pero con la seguridad de tener ya un gol en su casillero.

El Arsenal no ofrecía sensación alguna, ni siquiera de peligro. Intentaba salir a la contra en contadas ocasiones, pero nunca finalizaban en lanzamiento contra la portería de un Joe Hart prácticamente ausente en los primeros 45 minutos.

Sin embargo, tras el descanso, los de Wenger tendrían la oportunidad de recapacitar, de resolver errores, y saltaron al césped con una versión mejorada, más activa, más presencial, y mejoraron notablemente. El Manchester City, consciente de la importancia del marcador, cedió protagonismo y los Gunners fueron cogiendo peso. Así, Flamini (en un más que meritorio partido) colocaría el empate 1-1 llegando desde segunda línea. Un gol que a la postre supondría un punto importante para su equipo teniendo en cuenta el potencial del rival.

El segundo tiempo fue más igualado. El Manchester City seguía llegando con peligro, pero era el Arsenal que, sin nada más que perder, buscó con más peligro la portería de Joe Hart, consiguiendo el perseguido premio del gol.

Ganar era importante para los de Pellegrini, pero no tropezar era vital. Lo consiguieron, sumaron un punto que, viendo la tabla, quizás sepa a poco, pero teniendo en cuenta que todavía tienen dos partidos aplazados por disputar, puede ser determinante en la recta final.

El gol de Flamini puso fin a una racha de 560 minutos sin encajar gol del Manchester City. Ambos conjuntos seguirán en puestos de Liga de Campeones, pero quizás con objetivos diferentes. El Arsenal parece descartado por el título, luchando por certificar la cuarta plaza de Liga de Campeones, mientras que el Manchester City sigue siendo claro candidato a acabar como campeón al final de temporada.

Buen partido de fútbol el vivido en el Emirates Stadium.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados