Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Arsenal, un equipo en crisis desde el mes de agosto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El rostro desencajado de Alexis Sánchez en el banco del Arsenal lo decía todo. Ni siquiera el regreso del delantero chileno parece ser suficiente para un equipo que sigue luciendo a la deriva en el comienzo de la nueva temporada.

Vamos a evitar el descenso“, cantaban irónicos los aficionados del conjunto “gunner” tras la humillante caída por 4-0 ante el Liverpool en Anfield Road por la tercera fecha de la Liga inglesa de fútbol.

El Arsenal acababa de mostrar su peor cara en un encuentro que su técnico, Arsene Wenger, no dudó en calificar de “desastroso” e “inaceptable”. Disputadas tres jornadas, el equipo londinense acumula ya dos derrotas en la Premier League. Pero sobre todo, es el pobrísimo rendimiento el que enciende las alarmas.

“No entiendo qué es lo que le dice Wenger a los jugadores. Es increíble lo que vimos contra el Liverpool. El Arsenal ha cometido errores muy básicos”, escribió el ex futbolista inglés Danny Murphy en una columna para la BBC.

Es el viejo Arsenal con los mismos problemas“, lanzó Murphy, que aventuró que el equipo de Wenger, al igual que en el curso pasado, no conseguirá terminar la temporada entre los cuatro mejores. Se quede o no Alexis Sánchez.

Los comentarios de la prensa también destrozaron hoy al equipo londinense. El diario “The Telegraph” calificó al Arsenal como “una verguenza”, una “parodia” y una “sombra de lo que debería ser el equipo”.

La conquista de la FA Cup al final de la temporada pasada y de la Community Shield en el inicio del actual curso habían devuelto algo de oxígeno a Wenger tras un año marcado por las dudas sobre su futuro. Pero los malos resultados en la Premier League vuelven a colocar al técnico francés bajo presión.

“No hemos estado al nivel físico, técnico y mental requerido para un partido así. Del primer al último minuto”, fue el crudo análisis de Wenger tras la caída. Sin embargo, el entrenador francés apenas pudo atinar respuesta cuando le preguntaron por los motivos de lo ocurrido. “De momento no puedo decir mucho al respecto”, balbuceó.

El técnico, eso sí, volvió a pedir paciencia y confianza a los aficionados. Una vez más. Todo un “déjà-vu” para muchos de los seguidores del Arsenal.

El problema es que el crédito de Wenger, que acaba de renovar por dos años más, está desde hace tiempo en niveles mínimos. La temporada pasada, el Arsenal se quedó fuera de la Liga de Campeones por primera vez en 20 años. Y la disputa este año de la Liga Europa contra equipos como el Bate Borisov, el Colonia y el Estrella Roja no parece muy estimulante.

El equipo parece necesitar más refuerzos, aunque Wenger confía en lo que dispone. “Creo que con estos jugadores es suficiente. Pero está claro que hoy no hemos estado al nivel necesario”, señaló el francés, cuestionado por haber sentado en el banquillo al delantero Alexandre Lacazette.

El millonario fichaje del club ingresó a media hora del final por un cansado Alexis Sánchez, cuando el Arsenal ya estaba tres goles abajo en el marcador. Tampoco vio acción Sead Kolasinac, quien supuestamente llegó al equipo para estabilizar a la endeble defensa desde el carril zurdo. Decisiones que los hinchas del Arsenal, cada vez menos pacientes, no terminan de comprender.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados