Athletic

article title

Aritz Aduriz y la fuente de la eterna juventud

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Aritz Aduriz se ha convertido en el jugador más veterano en marcar un gol con la selección española a la edad de 35 años y 275 días. El delantero guipuzcoano está viviendo una segunda juventud en el Athletic de Bilbao y, cual Brad Pitt en El Curioso caso de Benjamin Button, parece rejuvenecer con el paso de los años bajo la atónita mirada de sus congéneres.

En la disciplina del Athletic desde los 19 años, Aduriz logró debutar en Primera División con ‘Los Leones’ en el año 2002. Sus números en el filial rojiblanco no fueron abrumadores y el conjunto vasco se pudo permitir el lujo de dejarlo marchar, por primera vez. Fichó por el Real Valladolid donde superó la decena de tantos e incluso pudo vengarse de su ex equipo en la Copa del Rey, donde les marcó un gol.

El Athletic lo recompró, por primera vez, con mucha más experiencia y descaro. Era el mercado de invierno del año 2006 y su segunda etapa duró tres campañas. Su impacto superó al de antaño pero aun así tampoco logró superar la decena de goles y emigró a Mallorca. Su oportunidad de triunfar en el club de su infancia parecía desvanecerse. En Son Moix estuvo dos años en los cuales superó los 10 goles y aceptó una oferta del Valencia. Tal vez la mejor oportunidad de su carrera, en un club doble finalista de Champions en dos ocasiones no más de 10 años atrás.

LEER MÁS: La valentía de Eusebio

Las cifras de su primera campaña en Mestalla no fueron negativas; 14 goles en 39 partidos, pero en su segundo año como ‘ché’ las críticas se cernieron sobre el ariete vasco y su salida parecía irrevocable. La situación de Fernando Llorente en Bilbao le abrió una puerta, la segunda de su vida, para volver a casa. El listón estaba altísimo; la temporada 2011/12 del Athletic de Bielsa fue prácticamente inmejorable -finales de Copa y Europa League- y Llorente había rozado los 30 goles. Para colmo, hasta el gigantón rubio de ojos azules era criticado; con lo que Llorente ha sido y ha dado por ese club, y los antecedentes de Aduriz en el Athletic no eran nada halagüeños. Difícil imaginar un escenario capaz de someter al ‘20’ a una presión mayor.

Lo que no sabían es que Aritz es Benjamin Button, es un vino francés de precio incalculable para quien el paso del tiempo no es inexorable. Cuatro temporadas completas desde su retorno en 2012; 18, 18, 26 y 36 tantos (10 en 13 partidos de la presente), tres hat-tricks, primer jugador en marcar 5 goles en un partido de Europa League y convocado con la selección española (ya lo convocó Del Bosque en 2010 pero su paso fue testimonial).

Y todo ello derrochando carisma, fútbol de calidad además de goles y humildad, sí, aun queda una raza no extinta de futbolista humilde. Nunca puso una mala cara cuando ha sido sustituido, sin quejarse cuando toda España y parte de Europa clamaba su convocatoria por ‘La Roja’ que parecía inalcanzable y un tipo que, inmediatamente después de hacer historia en Europa League, la primera frase que dice es: “Sin mi equipo no soy nadie”. Sin ego, no se quita la camiseta ni hace ruiditos raros tras marcar. Simplemente juega al fútbol, y cómo lo hace… Artiz Aduriz, el dueño de la fuente de la eterna juventud.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados