article title

Argelia amenazó a un Alemania que se medirá a Francia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alemania se enfrentaba a Argelia en octavos del mundial. Los alemanes parten siempre en el puesto y la figura de favorito. Los africanos desde la búsqueda de la sorpresa y buscando someter no sólo físicamente sino también psicológicamente a la tricampeona del mundo. Partido físico e igualado, mucho más en la práctica que en la teoría.

Argelia fue tácticamente muy superior en la primera media hora de partido sobre una Alemania que no tenía llegada en los laterales y que se veía muy frenada por el interior, con el siempre solidario en defensa Feghouli tapando cada diagonal que intentaban los germanos en área contraria y con Mostefa tapando los juegos de toque de Kroos y Lahm en medio del campo. Con un magnífico trabajo coral Argelia no dejó de generar peligro y de asustar a su contrario con un excelente trabajo, buscando la salida rápida.

La primera ocasión de peligro por parte de la Mannschaft fue en el cuarenta del primer tiempo, pudo poner el primero Mario Götze que tras un mal despeje del portero no consigue enganchar bien la pelota y se queda el marcador con empate a cero con una Alemania muy nerviosa, confundida y sin saber bien, dónde está y qué hace.

Se llegó al descanso con el marcador sin moverse un ápice, una Alemania contra las cuerdas y una Argelia que bien podría pasar a cuartos por proponer más futbol y meterse en el partido de lleno, algo que en ninguno de los 45 primeros minutos hicieron los alemanes. Aunque en el sprint final, los primeros tiraron más por calidad individual que por planteamiento.

Löw cambió a Götze por Schürrle a la vuelta del descanso buscando más creatividad y libertad por fuera. Empezó a surgir efecto, tuvieron los alemanes una ocasión con un cabezazo de Mustafi y varias paradas de Neuer que podrían hacer que pidieran su santificación y más tarde con un disparo de Lahm. Pero Argelia se cerraba bien, no rompía nunca filas y dejaba muy pocos espacios a su contrincante. Los africanos en calidad y esfuerzo supieron tomar ventaja de los errores defensivos de una Mannschaft muy lenta e imprecisa, más que lo visto en fase de grupos.

 

Pasada la hora de partido, la fatiga hizo mella en los africanos que cada vez dejaban más huecos sin tapar, y les costaba contener a Kroos con su dinamismo y la verticalidad de Schürrle. Özil seguía ausente. Sin embargo rozando los últimos veinte minutos de partido Mustafi se lesionaba y el técnico tuvo que optar por devolver a Lahm a su hábitat natural, el lateral derecho y poner a Khedira en el centro del campo. Allí empezó a ganar el partido. Los argelinos por medio de Slimani tuvieron un disparo que hizo que Neuer dejara de ser central para volver a ser portero. Más tarde volvían a asustar los africanos por medio de Brahimi. El momento “cómico” de la noche lo puso el resbalón de Thomas Müller en el saque de una falta en la frontal del área argelina. Pero todo esto fue en vano y llegamos a la pròrroga.

Tres minutos de la prórroga bastaron para que André Schürrle hiciera el 1-0 a pase de Müller. Así uno por debajo los zorros argelinos adelantaron líneas de nuevo, sacando fuerzas de dónde no las hay para buscar el empate. Entró entonces la dinámica del caos, del poder querer, del correr contra el reloj. Alemania intentando bloquear a una Argelia que buscaba un tanto que les permitieran llegar a los penaltis. Las esperanzan africanas acabaron en el 119 con un tanto de Özil, desaparecido todo el partido, perdiendo balones y sin embargo, sentenciando la eliminatoria, tras un caos de rechaces en el área argelina ante la ofensiva alemana.

Así pasan los alemanes a cuartos con la sensación que si quieren aspirar al título deben trabajar mucho más y plantear en el campo más que meras individualidades. Argelia por su parte, se despide de la cita mundialista con los deberes hechos, con la cabeza alta y pudiendo decir que tuvo durante una hora a Alemania contra las cuerdas. Ya en el descuento de la prórroga, recortaron distancias los zorros con gol de Djabou que les da el tanto de la dignidad y la recompensa por tanto esfuerzo.

.:: GOLES: Schürrle 92’, Özil 119‘, Djabou 122’.

.::Alemania: Neuer (7); Mustafi (4), Mertesacker (6), Boateng (6), Höwedes (4); Lahm (5); Schweinsteiger (6), Kroos (6), Özil (5), Götze (5); Müller (9)
Suplentes: Schürrle (8), Khedira (7), Kramer (SC)

.::Argelia: M’Bohli (8); Mandi (8), Belkalem (8), Halliche (7), Ghoulam (7); Lacen (7), Mostefa (8); Feghouli (7), Soudani (6), Taider (6); Slimani (8)
Suplentes: Brahimi (6), Bougherra (6), Djabou (7)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados