Fútbol alemán

article title

Aquellos maravillosos años del Fortuna Köln

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Era la temporada 1973-74 y en el fútbol europeo sucedían muchas cosas curiosas. En Inglaterra descendía el Manchester United y ganaba el Leeds United su 2º título de liga; en España, el FC Barcelona de Johan Cruyff ganaba la liga, y el neerlandés el Balón de Oro; En Italia la Lazio conquistaba su primer título liguero; en Alemania, el Bayern München se hacía con un nuevo título y la pareja Heynckes-Müller compartía el premio de Máximo Goleador de la temporada. Todo eso pasaba en algunas de las grandes ligas y, mientras tanto, en el fútbol germano, un club disfrutaba de su primera experiencia en la máxima categoría del fútbol alemán.

Ese club había nacido en la ciudad de Colonia, la 4ª más importante del país, el mismo año que el que es el club de fútbol más laureado de la ciudad, el 1.FC Köln. Y es que es duro vivir a la sombra de tus vecinos. No obstante, el Fortuna, nuestro club protagonista, a pesar de no contar con ningún título importante, pudo disfrutar de dos temporadas en las que se codeó con los grandes del país, en la década de los 70 y los 80. Solamente fueron dos temporadas, pero merecen ser recordadas, aunque el resultado final no tuviera un premio destacable. Una temporada en la máxima categoría y una final de DFB Pokal, eso es todo.

Fue una temporada complicada para el Fortuna en lo que a resultados se refiere. El equipo se topó con el Borussia Mönchengladbach y el Bayern München de Heynckes y Müller en los dos partidos iniciales del campeonato, partidos que supusieron derrotas para los novatos. No obstante, para suerte de los discípulos de Volker Kottmann, ni Jupp, ni Gerd vieron puerta en sendos partidos. No sumaron el primer punto hasta la 3ª jornada y la 1ª victoria no llegó hasta la visita a Essen. El conjunto cuyo nombre hace referencia a la diosa Fortuna no tuvo aquel año un jugador que sobresaliera sobre el resto. De hecho, los máximos goleadores del equipo fueron un defensa, Karl-Heinz Struth, y un delantero suplente, Rolf Kucharski, ambos con 9 goles.

Kottman dejó el puesto tras la última jornada de la 1ª vuelta, cuando el equipo ocupaba la 16ª plaza. El entrenador se despidió del cargo tras vencer al Kickers Offenbach por 2-1. El año nuevo comenzó con Jean Löring en el banquillo, con otras dos derrotas ante Gladbach y Bayern. A diferencia que en el inicio de la competición. Aunque encajaron cinco goles en cada partido, en esta ocasión pudo marcar cuatro goles (3 a los potros y 1 a los bávaros). Para más inri, Jupp Heynckes y Gerd “Torpedo” Müller marcaron un hat-trick en dichos partidos, resolviendo la sequía del primer duelo ante el Fortuna. Estas dos derrotas colocaron al conjunto de Colonia en los puestos de descenso y de allí ya les costó salir. Ambos derbis de la ciudad de Colonia fueron para el grande. Tras Löring llegó al banquillo Willi Holdorf, que dirigió al equipo durante 15 partidos a los 33 años.

El equipo retornó a la Segunda División y no volvió a aparecer en las portadas hasta la temporada 82-83, año en el que llegó a la final de la DFB Pokal. Estaba en la 2ª categoría y había sido emparejado en la 1ª ronda con el SC Freiburg, club de la misma categoría por aquel entonces. Los de la Selva Negra cayeron derrotados por dos goles de diferencia y el Fortuna avanzaba una eliminatoria más. El otro equipo de la ciudad pasaba tras deshacerse del Bayer Uerdingen. Para la siguente ronda el Fortuna Köln necesitó de un replay para eliminar al SSV Ulm 1846. Para octavos tocó el Eintracht Braunschweig y el resultado siguió siendo favorable para el conjunto del Südstadion.

El FC Koln ganó al Fortuna la DFB Pokal de 1983 | Getty

En cuartos tocó el hueso más duro. Fueron emparejados con el Borussia Mönchengladbach de Jupp Heynckes y un joven Lothar Matthäus. La eliminatoria acabó con empate en el campo de los potros, forzando el replay y llevándose la victoria luego en casa por 2-1. El Fortuna por fin derrotaba a Heynckes. Y llegó el día grande. El partido que significó el pase a la final. Había tocado el Borussia Dortmund. No hubo rival. El Fortuna goleó en su estadio por 5-0 al BVB y consiguió el pase a la final. El otro club de la ciudad, el 1.FC Köln, por su parte, vencía en la prórroga al Stuttgart y también pasaba a la final. Todo quedaba en la ciudad. Dos equipos de la ciudad de Colonia enfrentados en una final de la DFB Pokal disputada en la propia ciudad. El sueño del Fortuna acabó ahí. El título se lo llevó el equipo más laureado de la ciudad gracias a un solitario gol del que años después sería campeón del mundo con la selección alemana, Pierre Michael Littbarski. Aquella sería la última vez que el 1.FC Koln conquistara la copa alemana y también la última en la que el Fortuna Köln apareciera disputando un campeonato. Después de aquello, nada volvió a ser lo mismo.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados