Fútbol Español

article title

Aquel Europeo sub 21 de 2013

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En junio del 2013, la selección española, campeona del mundo, se llevó su primer revolcón en competición oficial. Fue en la Copa Confederaciones, donde perdió 3-0 contra Brasil en la final. Unos días antes, la selección sub 21 se proclamaba campeona de Europa desplegando un fútbol fabuloso.

En ese equipo jugaba David de Gea de portero, mandaba Iñigo Martínez en la zaga, ordenaba al equipo Asier Illarramendi como único pivote defensivo, Isco y Thiago (mejor jugador del torneo) maravillaban con su magia y Morata se llevó la Bota de oro. Además estaban Bartra, Montoya, Koke, Rodrigo, Alberto Moreno, Álvaro Vázquez… Y Lopetegui como seleccionador. Eso demuestra que hay que ser optimistas de cara al futuro con la selección.

Pero ese torneo también supuso un cambio en la política de fichajes del Real Madrid. A Florentino empezó a gustarle la idea de españolizar la plantilla. La Roja estaba de moda tras enlazar dos Eurocopas y un Mundial y el presidente blanco pensó que si la camada que venía por detrás mantenía los resultados de los mayores, debía pescar en el río de los pezqueñines españoles.

Al Pichichi del torneo lo tenía en el filial, así que sólo hubo que darle un dorsal de la primera plantilla. Para los otros debía sacar el talonario. Y lo hizo para fichar a Isco e Illarra. Con Thiago hubo contactos pero pesó más el pacto no escrito de agresión con el Barça. De esos tres fichajes, el canterano se marchó dos años a la Juve pero ya está de vuelta. El malagueño ha tenido altibajos pero parece que Zidane puede recuperar su mejor versión. E Illarra volvió a la Real por mucho menos dinero pero con una Champions, una Copa, una Supercopa de Europa y un Mundial de clubes en su currículum.

LEER MÁS: La Quinta de Trondheim

El verano pasado fue la selección sub 19 la que ganó el Europeo de su categoría. Ahí despuntó Asensio y el Madrid lo fichó. También se hizo con los servicios de Vallejo, un central de futuro, cedido el año pasado al Zaragoza y esta temporada al Eintracht.

Con las presentaciones de Morata y Asensio de esta semana, queda claro que el Madrid ha dado un giro en su política de fichajes, apostando por la cantera y jugadores españoles jóvenes que muestran al mundo sus primeros trazos de calidad. Aquel Europeo sub 21 de 2013 acercó el club a lo que reclama la afición.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados