Fútbol Europeo

article title

Apuntes de la 12ª Jornada en la Premier League

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

JAVIER MERCADAL | Corresponsal en Londres | Regresó la Premier League tras el -interminable- parón por compromisos internacionales y lo hizo como se fue, con el Chelsea tiranizando la competición y sumando su duodécimo partido consecutivo sin perder. Los ‘Blues‘ vencieron plácidamente al West Bromwich Albion en un encuentro en el que su dúo dinámico, Diego Costa y Cesc Fábregas, regresó tras su lesión. El delantero hispano-brasileño no faltó a su cita con el gol y, en el minuto 11, abrió la cuenta para los de Stamford Bridge. El ariete suma ya once dianas en la presente temporada y lidera el ataque de un equipo diseñado para ganar. A estas alturas del campeonato, la duda, más allá de si levantarán el trofeo o no, parece ser si el conjunto de José Mourinho conseguirá repetir el hito de los ‘Invencibles‘ que alcanzó el Arsenal en la temporada 2003/04.

De momento, solo Manchester City, tercer clasificado con 24 puntos, a ocho del líder, y Southampton, segundo con 25 puntos y un partido menos, el que debe disputar este lunes ante el Aston Villa, parecen estables a la estela del líder. Sin embargo, ninguno de ellos se vislumbra en posición de poder discutirle la primera posición a los londinenses. Los ‘Citizens‘ paliaron sus problemas de credibilidad internos, creados especialmente a raíz de su mal rendimiento en Liga de Campeones, con una victoria por 2-1 ante el Swansea City. Los de Manuel Pellegrini, gracias a los tantos de Jovetic (19′) y Yaya Touré (62′) lograron darle la vuelta al tanto inicial de Bony (9′). Una remontada sobre la que los celestes esperan cimentar su recuperación anímica y optar al lugar que, por presupuesto y prestigio, están obligados a ocupar. Además, en la cara amable de la jornada, cabe reseñar que el Newcastle logró su quinta victoria consecutiva, 1-0 contra el Queens Park Rangers. Tras su mal inicio de temporada, y pese a la guerra que la afición ‘geordie’ emprendió contra su entrenador, Alan Pardew, las ‘Urracas’ han llevado a cabo una reacción sorprendente y ya son quintos en la tabla.

No obstante, si de algo se habla a raíz de lo acaecido el fin de semana en las Islas es del mal momento por el que pasan dos de sus clubes más importantes; Arsenal y Liverpool. Después de pelear la pasada temporada por proclamarse campeones, los ‘Reds’ manteniendo el pulso hasta el último encuentro, ambos conjuntos, trasatlánticos en lo que a repercusión social se refiere, han protagonizado un sonoro naufragio durante el inicio liguero. La crisis es evidente y, por ello, son los destacados de la jornada.

Kieran Gibbs (Arsenal FC)

Por el nombre de ambos contendientes, más que por el momento de forma en el que se encuentran, el Arsenal – Manchester United que se disputó el sábado en el Emirates Stadium estaba marcado como el partido de la jornada. En él, duelo de máxima rivalidad, ambos conjuntos veían una oportunidad de auto reafirmarse ante las dudas planteadas por su inconsistencia en el inicio liguero. Al final la moneda cayó de lado visitante pese a que, seguramente, fue el conjunto que peor juego mostró sobre el tapete. Y es que, hasta el minuto 85, en el que consiguió el 0-2, los ‘Red Devils’ no habían realizado ningún disparo entre los tres palos del rival. Incluyendo, claro, la consecución del 0-1 previo, fruto de una desafortunada jugada que, en cierta forma, ilustra a la perfección la fatalidad que parece perseguir a los ‘Gunners’ a la hora de la verdad. Kieran Gibbs fue el protagonista de tan desafortunado lance. En el minuto 56, durante una contra de los visitantes, el lateral izquierdo chocó con Szczesny, al que lesionó teniendo que ser sustituido. Posteriormente, al intentar levantarse del suelo, el internacional inglés trató de despejar un centro de Valencia, introduciéndose el balón en su propia portería. Peor mala suerte, imposible.

La derrota, que además fue aderezada con una nueva lesión de Jack Wilshere, coloca al Arsenal en la octava posición, a unos excesivos 15 puntos de distancia del líder. Tantos que el debate sobre la idoneidad de la continuidad de Arsene Wenger al frente del club, que pareció momentáneamente zanjado con la consecución de la FA Cup el pasado curso, ha resurgido con fuerza. El cómico Pires Morgan, famoso por su visceralidad a la hora de hablar sobre el cuadro ‘gooner’, no dudó en llamar a la BBC radio para pedir la destitución del alsaciano, sumándose a algunas voces que en el estadio que resucitaron aquello del “enough is enough, Wenger out”. La herida, de nuevo, está abierta.

Brendan Rodgers (Liverpool FC)

Después de disputar, y perder por un inoportuno resbalón, la Premier League la pasada temporada, parecía por fin que, tras demasiados años de crisis, el gran Liverpool estaba de vuelta. Sin embargo, tras la salida de su máxima estrella, Luis Suárez, en dirección a Barcelona, y a pesar de la inversión realizada durante el verano, la estancia de los ‘Reds’ en la zona noble ha resultado fugaz. Con únicamente una victoria en cuatro partidos de Champions League, en la competición doméstica el conjunto de Brendan Rodgers no encuentra un mejor panorama. Duodécimo en la tabla, con 14 puntos en su casillero, los del Merseyside se encuentran cuatro puntos por encima de la zona de descenso. Una clasificación que refleja el mal juego desplegado por un conjunto diseñado, a priori, para dar guerra a los de arriba.

En su visita a Selhurst Park, el Liverpool cerró una semana negra que comenzó con la noticia de que Daniel Sturridge, su a priori gran referente ofensivo, deberá permanecer parado un mes más tras recaer de una lesión que apenas le ha permitido disputar un encuentro durante el presente curso. Mal augurio que se confirmó con una pobrísima actuación de sus compañeros frente al Crystal Palace, que terminó llevándose el duelo por 3-1 tras remontar un madrugador gol de Rickie Lambert (2′), punta titular este domingo, en parte, por la también lesión del cuestionado Mario Balotelli. Se trata de la tercera derrota consecutiva en Liga de los ‘Reds’ y la presión comienza a cernirse sobre la figura de Brendan Rodgers, que no encuentra soluciones a un cuadro carente de la chispa que le caracterizó durante la campaña 2013/14.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados