Se habla de:

Fórmula 1

article title

Fórmula 1: Antes de entrar, dejen salir

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La silly season de esta temporada está siendo una de las más movidas de los últimos años. Una gran cantidad de pilotos han sido puestos, aunque sea solo en rumores, en diferentes equipos. Hasta ahora solo ha habido palabras al aire y ninguna firma, al menos de puertas para afuera. Tal es la repercusión que hay algunos aficionados más interesados en los posibles cambios de asientos que en el actual campeonato, uno de los más emocionantes de los últimos tiempos. Por primera vez desde 2012 tenemos a dos escuderías luchando por el título, pero los amantes de la Fórmula 1, o un gran número de ellos, están más pendientes de lo que va a pasar en 2018.

Vettel a Mercedes, Alonso a Ferrari, Sainz a Red Bull, Verstappen a Ferrari, Hamilton retirado. Todos estos no son más que rumores que se han pronunciado a lo largo del año, pero ninguno parece que vaya a realizarse. Una vez llegados a mitad de la temporada, y tras analizar cómo está el mercado de la Fórmula 1, empiezo a plantearme si esta silly season puede ser la más movida en rumores pero la que menos cambios tenga.

A Fernando Alonso lo han colocado en todos lados, pero de momento sigue sin contrato para 2018. Del mismo modo Sebastian Vettel, que termina su vínculo con Ferrari a finales de la presente temporada y todavía no tiene asiento. Parece que todo está en el aire, pero puede que termine quedándose tal y como está.

Para que los rumores pasen a convertirse en realidad, se necesita una detonación inicial, un petardo que termine haciendo explotar toda la traca. Cada día empiezo a ver con más claridad que esta traca puede que no llegue a explotar. En Mercedes están muy contentos con sus dos pilotos y su intención es renovarlos, por lo que o Hamilton se retira o la opción de Brackley se cierra para el resto de pilotos. Si los alemanes no realizan movimientos, Vettel renovará con Ferrari, por lo que un cambio del tetracampeón tampoco se daría. Podemos seguir así con todos los equipos.

Una cosa está clara: antes de entrar, hay que dejar salir. Si todos renuevan no hay salidas, por lo que la parrilla permanecería igual para 2018. El principal interés de la silly season de este año no es la cantidad de movimientos posibles, es el nombre de los pilotos implicados: Vettel, Alonso, Hamilton, Ricciardo, Verstappen, Sainz, Bottas, Räikkönen. Son pilotos punteros y eso facilita que corran ríos de tinta sobre cambios, pero puede que todo se quede en nada.

Como dice el refranero español: “Perro ladrador, poco mordedor”. Se ha especulado mucho, pero puede que todo se quede en eso, especulaciones. Es lógico que todos quieren ver a Fernando Alonso pilotando un coche competitivo, pero la negativa de los equipos a cambiar de pilotos puede llevar a que tenga se quedar en McLaren alguna temporada más. La combinación Sebastian Vettel-Mercedes gusta a los de Brackley, ya que sería montar a piloto alemán en coche alemán, pero estando a gusto con sus actuales pilotos no va a producirse.

En Red Bull no quieren desprenderse de sus dos pilotos, que además tienen contrato para el año que viene. Es cierto que tanto Daniel como Max quieren un coche para ganar el mundial, pero tendrán que confiar en su escudería ya que no parece que Ferrari vaya a hacer un desembolso económico fuera de mercado para llevarse a cualquiera de los dos.

Nos queda el caso de Kimi Räikkönen. Es un compañero del agrado de Vettel, por lo que no es de extrañar que también renueve si el alemán permanece en Maranello. De marcharse el finlandés, no hay muchas posibilidades de ver a Alonso, Verstappen o Ricciardo como compañero de Sebastian. En Ferrari no quieren dos gallos en el mismo corral.

Analizando la situación equipo por equipo, llego a la conclusión de que la parrilla de 2018 puede parecerse bastante a la actual. Es normal que surja tanta rumorología, sobre todo cuando muchos pilotos punteros terminan contrato este año, pero cada día que pasa todo apunta a que va a haber pocos cambios en la parrilla. Como ya dije, antes de entrar, hay que dejar salir. Las salidas parece que no se van a producir, por lo que los pilotos que podían entrar van a tener que quedarse esperando, al menos, otro año más.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados