Motociclismo

article title

Ángel Nieto: adiós al pionero del motociclismo en España

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Comenzó corriendo con motos arregladas a pulso y acabó convirtiendo a España en potencia mundial del motociclismo: Ángel Nieto, fallecido hoy a los 70 años, tiene ya su lugar en el panteón de los grandes pioneros del deporte español.

Con 13 títulos mundiales, una marca solo superada por los 15 del italiano Giacomo Agostini, Nieto instaló en España un deporte hasta entonces marginal y abrió el camino a estrellas mundiales como Alex Crivillé, Jorge Lorenzo, Marc Márquez o Dani Pedrosa.

“Lo único que funcionaba en este país era el fútbol y un poco el boxeo. El resto de deportes eran de minorías total”, recordó hace dos años en una entrevista con la revista “Jotdown”. “Es uno de mis mayores orgullos, ver lo que es ahora el motociclismo”.

Famoso por su resistencia a las caídas -contaba 17 huesos rotos- tropezó con la más inesperada: el 26 de julio se accidentó con un quad en la isla de Ibiza, salió disparado y quedó internado con un golpe en la cabeza que, después de una semana de lucha, terminó costándole la vida.

Fue un final tristemente irónico para una leyenda del motor que comenzó en Zamora, donde Nieto nació en un entorno humilde en 1947. La familia se trasladó pronto a Madrid y el joven Ángel comenzó a participar en carreras a los 13 años.

No existía el mundo de la moto en Madrid“, contó en la misma entrevista. “En los talleres arreglábamos motos, les poníamos un número, el tubo de escape que hacía un ruido de la Madonna, así creíamos que corríamos más, pero corríamos menos”.

A principios de los 60 se trasladó a Barcelona, donde se encontraban las escuderías. Su talento innato lo empujó a un ascenso meteórico: comenzó como mecánico, firmó su primer contrato en 1965 y dos años más tarde se consagró campeón de España.

El hito llegó en 1969: casi sin experiencia, ganó su primer Gran Premio y luego el título mundial en 50 centímetros cúbicos, el primero de un español. Comenzaban dos décadas en las que sumó sus “12 títulos + 1” -como contaba por su proverbial carácter supersticioso-, además de 90 grandes premios y 23 campeonatos de España.

“Ahora que el motociclismo está en todo su apogeo, que los pilotos españoles son famosos gracias a su presencia en televisión y al apoyo de grandes marcas y patrocinadores, no está de más recordar la época en la que Ángel recorría Europa de punta a punta en completa soledad“, resaltaba en 2005 el diario deportivo “Marca“.

Su lucha por el motociclismo en España dentro y fuera de las pistas ganó repercusión, patrocinadores, transmisiones en televisión. Su herencia puede expresarse en cifras: España cuenta hoy con otros 17 campeones mundiales en diferentes categorías, todos después de Nieto.

No lo he hecho yo, lo hemos hecho todos“, decía en “Jotdown”. Pero fue su aporte lo que le valió premios como la Gran Cruz al Mérito Civil, la Gran Cruz de la Real Orden al Mérito Deportivo y un museo en su honor en Madrid.

Su hijo Pablo y su sobrino Fonsi mantuvieron el apellido Nieto en las pistas tras su retiro. Ángel solo quedó vinculado a las motos gracias a su trabajo como comentarista en diversos medios, pero evitó volver a subirse a una.

Preguntado por esa decisión, respondió: “Desde que lo dejé, quiero recordar la moto como yo la veía. Nunca he vuelto a ir deprisa”. Ni siquiera así pudo evitar una última caída que terminó convirtiéndose en la más importante de su vida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados