Fútbol inglés

article title

Andy Carroll: Fin del calvario, empieza la fiesta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hace justo cinco meses, el 7 de julio, Andy Carroll se lesionaba en Nueva Zelanda, donde el West Ham decidió viajar para preparar su temporada de Premier League. Una lesión del ligamento del tobillo que le dejaría fuera estos cinco meses; cinco meses de frustración para el ariete ex del Liverpool y Newcastle.

No es precisamente hoy cuando Andy ha regresado a los terrenos de juego. Ya volvió hace un mes (el 8 de noviembre), entrando en los últimos minutos del partido contra el Aston Villa para intentar rematar algún centro de última hora, ya que no conseguía el West Ham romper el empate a cero inicial (y no lo consiguió). Desde esos escasos minutos que le dio Sam Allardyce, Andy Carroll no se ha perdido ni un solo minuto en Premier. Ha sido titular ante el Everton, Newcastle, West Bromwich Albion y Swansea, pero hasta hoy (ante el Swansea) no había saciado su hambre de gol.

Y es que no hay mejor manera de volver a la senda del gol que con un doblete en un partido que empiezas perdiendo y tú solito remontas con tus remates de cabeza prodigiosos. Sí, así es como el señor Andy Carroll ha puesto en pie a todo el Boleyn Ground, que, con sus inconfundibles y peculiares pompas de jabón y numerosos cánticos, ha vuelto a hacer de una tarde más de Premier, una tarde mágica con su ambiente tan cálido y apasionante.

El punta inglés no se lo pensó dos veces cuando anotó el primero y, rápidamente, fue directo al banquillo a abrazarse con el entrenador (Allardyce) y todo el cuerpo médico que lo ha ayudado tanto en este calvario de lesiones que ha sufrido.

Muchos, ahora piensan que esto de que Carroll haya vuelto a marcar y a tener importancia en el once de Allardyce se puede llegar a convertir en un problema, ya que Sakho y Valencia también han demostrado estar en un gran estado de forma aportando mucho para que el West Ham se encuentre a día de hoy en posiciones europeas, algo impensable para cualquier aficionado ‘hammer’ a principio de temporada. Y yo creo que Allardyce estará pensando: “Bendito problema tener en mis filas a Carroll, Valencia y Sakho…”. Así que sigamos disfrutando de esta temporada tan mágica que está realizando el West Ham y no le quitemos el ojo a Carroll, porque es una bestia… Y anda suelto por Londres.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados